INNOVACIÓN

Agroplant, la mayor empresa de semillas de papa sin tierra de la región

La compañía argentina, ubicada a 25 kilómetros de la ciudad de Córdoba, prevé producir este año unos 800.000 minitubérculos

Aeroponia. La técnica admite entre 60 y 70 plantas por metro cuadrado. Foto: Gentileza Agroplant.
Aeroponia. Admite entre 60 y 70 plantas por metro cuadrado. Foto: Gentileza Agroplant.

Agroplant es la mayor empresa de América Latina de producción de minitubérculos de papa por el método de aeroponia (sin tierra). Nació formalmente en 2003 pero fue creada mucho antes, cuando su fundador, Carlos Martino era alumno secundario en Misiones y lo deslumbraba la biotecnología vegetal.

Instalada en Montecristo, a unos 25 kilómetros de la ciudad de Córdoba, fue pionera en contar con un laboratorio de tejido in vitro para proveer las microplantas que son llevadas a los invernáculos.Hace unos cuatro años avanzó en la investigación del método de cultivo por aeroponia. Martino contó que es un desarrollo que existe en el mundo para distintas especies y que el Centro Internacional de la Papa en Perú también lo realiza, pero en bajo volumen, en superficies de unos 10 metros cuadrados.

«Lo que hicimos fue instrumentar modelos experimentales; cinco ‘camas’ (mesadas) de 15 metros de largo para producción masiva; entendimos que era la vía para dar el salto que buscábamos», dijo.

Este año producirán unos 800.000 minitubérculos y proyectan dos millones a fines de 2019. La aeroponia elimina el estrato, los mini tubérculos no se producen en tierra sino en el aire; en «camas» cerradas con plásticos que adentro llevan los sistemas de riego y se asperjan los nutrientes necesarios. La densidad es de 60 o 70 plantas por metro cuadrado; las raíces y las papas están en el aire.

Agroplant. La empresa cuenta con cinco mesadas de 15 metros de largo para cultivar. Foto: Gentileza Agroplant.
Agroplant. Tiene 5 mesadas de 15 metros de largo para cultivar. Foto: Gentileza Agroplant.

«Lo revolucionario de la técnica es que elimina el sustrato que había que esterilizar y termina con los tóxicos; además, logra una eficiente circulación del agua. Es un método amigable con el medioambiente con una tasa de producción mucho mayor que el sistema convencional», describe Martino. En gran escala, existen pocas empresas de este tipo en el mundo. Desde sus orígenes, Agroplant tiene un perfil que es de investigación y desarrollo. Por ahora, por una cuestión de costos, no exporta. Produce una variedad estándar, Spunta, la más consumida en Argentina.

Hace dos años firmó un convenio con un semillero francés e importó cuatro variedades y desarrolla ensayos para producir papas de consumo (no de industria) de mejor calidad.

Martino era alumno de una escuela agrotécnica en Misiones, donde se realizaba anualmente una feria de ciencias. De la lectura de un artículo sobre biotecnología vegetal se le ocurrió avanzar en ese camino para la muestra.

«Con mi mamá de la mano fuimos a la Facultad de Agronomía de Córdoba y les conté mi idea; quería replicar la micro propagación de papas en Misiones, en la escuela. Nos dieron un poco de todo lo que usaban. Un poco así surgió lo que después sería la empresa. Al año siguiente fui a vivir a Córdoba y me dieron un espacio en la facultad para estar en medio de los investigadores. Después empecé la carrera y, más tarde, Agroplant», recordó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)