MEDIOAMBIENTE

Un uruguayo caminó 15.000 kilómetros limpiando playas y rescatando animales

Mathías Ferreira dedica su vida a juntar la basura y rescatar animales de las costas de Brasil y Uruguay y quiere generar consciencia sobre el consumo y los desechos.

Mathías Ferreira
Mathías Ferreira limpiando las playas.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Era agosto de 2020 cuando el uruguayo Mathías Ferreira decidió comenzar una caminata por la costa de Brasil y Uruguay para juntar basura y rescatar animales. En total recorrió 15.000 kilómetros a pie desde Balneário Camboriú, Brasil, hasta Colonia del Sacramento, Uruguay, y luego de regreso hasta San Luis, en el Estado brasileño de Maranhão.

Actualmente sigue organizando colectas de basura en las playas y está preparando un libro y un documental sobre educación ambiental.

Defendiendo al medioambiente.

Mathías nació en el departamento de Cerro Largo, pero cuando tenía 19 años se fue a vivir a Brasil. “Al comienzo juntaba basura y la vendía para sobrevivir, así que siempre tuve esa necesidad de recurrir a la basura”, relató.

Dos años más tarde empezó a trabajar en un bar sobre la playa, donde a diario se encontraba con animales muertos y mucha basura.

Con el inicio de la pandemia por covid-19 se quedó sin trabajo. Desde entonces dedica su vida a cuidar el medioambiente, caminando y limpiando las playas. Mientras lo hace, usa una máscara de gas para causar “impacto social”. Y junta la basura en un saco de tela, para no generar contaminación con el plástico.

Pero no se trata solo de basura, sino que también rescata pingüinos, lobos de mar y otros animales. Si los encuentra muertos, los entierra en la playa. “Me empecé a preocupar mucho por ellos y eso me fue incentivando a querer hacer algo por nuestra naturaleza”, contó.

Allí surgió un concepto que lo acompaña en cada caminata: la ‘Re-evolución’. En este sentido, explicó: “Es hora de volver a evolucionar, de parar un poco y pensar en las actitudes que tenemos día a día con nuestra basura y nuestro consumismo”.

Si bien hace las caminatas solo, cuenta con la ayuda de personas y empresas. “Hay gente que sin conocerme me abre las puertas de su casa”, aseguró. Actualmente una organización le brinda un apoyo económico mensual que le alcanza para sustentar sus gastos “en la primera semana del mes”. Después, va pidiendo “de puerta en puerta”.

Agregó que pronto terminará su acuerdo con dicha organización, por lo que se quedará sin patrocinador.

Una vez, durante el trayecto que hizo desde Balneário Camboriú hasta San Luis, estaba limpiando la playa Carro Quebrado en el Estado Espíritu Santo de Brasil, y se perdió. “Hay un punto en el que hay un río y no tenés salida, entonces cayó la noche y tuve que cargar la basura por varios kilómetros”, relató. Cuando por fin encontró la casa de un hombre, este salió con dos perros grandes y una escopeta. “Primero me tiré al piso, pero después le mostré lo que hacía y fui bien recibido, me brindó un café y una cama para dormir”.

Mathías Ferreira
Mathías Ferreira.

Un trabajo ambiental con impacto.

“Caminando y limpiando las playas me siento más libre, más feliz, más liviano”, sostuvo Mathías. Y agregó: “Sé que estoy haciendo el bien y la idea es llevar ese mensaje de luz y de ‘re-evolución’ a las personas”.

Se ha juntado con ONGs para organizar eventos y charlas, y también se ha reunido con políticos, como con Xexéu Tripoli, concejal de San Pablo, Brasil, para “dejar ideas e incentivar a las personas a que sigan luchando por nuestro medioambiente”.

Según Mathías, para solucionar el problema de la basura es necesario “darle valor a nuestros residuos”. En este sentido, afirmó: “Cuando tengamos un incentivo por parte del gobierno por estar descartando adecuadamente los residuos, ahí vamos a tomar iniciativa como sociedad”. De hecho, añadió que “en Europa se hace, y si ahí funciona, ¿por qué en un país chico como es Uruguay no se puede hacer?”.

En cuanto a sus proyectos, está escribiendo un libro de educación ambiental donde un delfín se ve obligado a salir del mar por un derrame de petróleo y sale a caminar junto a Mathías para concientizar a los humanos sobre el cuidado del medioambiente. Mientras recorren la costa de Uruguay y de Brasil, se encuentran con otros animales que les cuentan sobre los problemas ambientales que suceden en esas regiones. A su vez, está haciendo un documental breve para presentar en escuelas, liceos y universidades con el objetivo de “inspirar a las personas a tener una ‘re-evolución’ de conciencia”.

En un futuro le gustaría “volver a Uruguay y entrar en la política, trabajando en el Ministerio de Ambiente”.

Difunde sus proyectos y jornadas de limpieza de playas en su cuenta de Instagram: @a_revolucao.br. “Precisamos apoyo y seguidores para continuar este trabajo por el litoral de Brasil y Uruguay”, afirmó.

Mathías Ferreira
Río contaminado en la ciudad de Maceió, en Brasil.

Los desechos más comunes y las playas más sucias.

Lo que más ha encontrado Mathías en las playas fueron objetos antiguos: un tubo de pasta dental Colgate de 1964, latas de cerveza y de refresco de 1981, un sachet de leche de 1971 o 1972. Todo intacto.

También se ha encontrado con varios problemas ambientales: “El que más me impactó fue en la ciudad de Maceió, en Brasil, donde hay un río que constantemente está largando basura al mar”. Hizo una denuncia en un diario de Brasil y, según dijo, hoy en día “están tomando iniciativa en ese río”.

En Uruguay, las playas más sucias que ha visto hasta ahora están en Costa Esmeralda, en el departamento de Rocha: “Está lleno de botellas, es una locura”. Además, añadió que el departamento de Colonia y el de Montevideo están muy sucios por la actividad portuaria. “Los barcos acostumbran a desechar la basura antes de llegar al puerto porque sino les cobran impuestos”, aseguró.

Ha recibido mucho apoyo, pero “siempre hay algún comentario negativo en la vuelta”, dijo. No obstante, eso lo incentiva a “seguir creando esta conciencia para dar un paso al costado y salir del sistema en el que nos insertaron desde chicos”.

Su idea es conseguir nuevos patrocinadores y realizar nuevamente la caminata de limpieza por la costa de Brasil y Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados