NOMBRES DEL DOMINGO

Jaime Lorente, la historia detrás de Denver de La casa de papel

Es uno de los protagonistas de dos de las series españolas más vistas de Netflix. También es un apasionado del teatro y la poesía. 

Jaime Lorente, Denver de La casa de papel
Jaime Lorente, Denver de La casa de papel.

Detrás de una de las máscaras de Salvador Dalí con las que la banda del Profesor hace sus atracos en La casa de papel está Denver, un chico duro y sensible en partes iguales, capaz de tirarle un tiro a una mujer en la pierna solo para salvarle la vida. Detrás de Denver está Jaime Lorente, actor, 28 años, nacido en Murcia, España. Detrás de Jaime Lorente hay una escuela de formación en arte dramático, teatros, directores, escenarios y obras, sueños, miedos, poemas, libros, ansiedades y pasiones. Hay, también, más de 14 millones de seguidores en Instagram y dos de las series españolas más populares de Netflix que lo convirtieron, de un momento a otro y sin buscarlo, en una persona conocida internacionalmente: la ya mencionada La casa de papel, que acaba de estrenar su cuarta temporada, y Élite, la serie de trama adolescente que ha generado polémica y atrapado a varias generaciones.

Nadie lo había preparado para todo lo que vino después de que Netflix decidiera incluir en sus contenidos a La casa de papel, una producción de Antena Tres, productora española. Él sabía que algo podía pasar pero nunca le habían explicado que a partir de entonces ya nada sería como antes, que lo reconocerían en Tailandia y en Nueva York, que fanáticos de todo el mundo le escribirían mensajes por Instagram y que un día no podría contestarlos más, porque son miles y porque muchos son mensajes fuera de lugar; no sabía, Jaime, que algún día tendría una vecina que le sacaría fotos en su intimidad para vendérselas a revistas españolas. Tampoco sabía que llegaría el momento en el que pudiera publicar sus poemas y el año pasado publicó A propósito de tu boca, un libro que reúne mucha de su poesía.

La vida dejó de ser la misma para Jaime Lorente cuando su cara llegó a las pantallas de muchos países del mundo. Y aunque le cueste llevar la exposición, también agradece todo lo que le ha pasado.

Pasión española

Nació en 1991 en Murcia, España, y la pasión por la actuación viene desde niño. Tenía clases de teatro mientras estaba en el colegio con dos profesores que, ha dicho, le enseñaron lo que era el amor por las tablas y se lo “inyectaron en las venas”.

“Yo era muy feliz. Me di cuenta de que podía faltar a clase pero no me saltaba un ensayo, iba con unas ganas de la hostia. Salió el bachillerato de Artes Escénicas en Murcia, hice las pruebas de la Escuela Superior de Arte Dramático para mayores de 19, aprobé, accedí a las pruebas de interpretación… y ahí arrancó todo”, dijo el actor en una entrevista con la revista Shangay, de España.

Tuvo la posibilidad de irse a vivir a Madrid ni bien terminó la secundaria y en los primeros años de la escuela de actuación pero decidió quedarse en su ciudad: sabía que en Madrid podían surgir trabajos que lo llevaran a dejar de estudiar y para él la formación de un artista siempre había sido importante.

En Murcia puso en escena Equus, la obra de Peter Shaffer sobre un joven que siente atracción por los caballos. Un día después de que el espectáculo bajó de cartel Jaime se estaba yendo a Madrid. Ese mismo día un amigo que formaba parte de La Joven, una compañía de teatro madrileña, le consiguió una prueba; audicionó y lo contrataron. Por entonces Jaime estaba “obsesionado” con sentir que no estaba perdiendo el tiempo y el teatro y la actuación ocupaban todos sus días.

La temporada 4 de La Casa de papel. Foto: Netflix
La temporada 4 de La Casa de papel. Foto: Netflix

Hasta que en 2011 llegó El secreto de Puente Viejo, una producción de Antena Tres que sería también su primera vez frente a cámara. “Yo no tenía la motivación de trabajar en tele ni nada parecido: amaba el teatro y no me había puesto delante de una cámara nunca. Pero como una ficción diaria no se aprende en ningún sitio, nunca habría podido hacer el trabajo que hice en La casa de papel sin la preparación y la enseñanza que tuve en Puente Viejo, porque habría estado más perdido que una aguja en un pajar”, contó en la misma entrevista.

En 2016 le llegó la invitación para participar del casting para La casa de papel, una producción que se la jugaba como pocas españolas en sus contenidos, sus mensajes y sus formas. Lo leyó, audicionó y quedó. Cuando la serie se estaba terminando de emitir en España y cada uno de los artistas ya estaban inmersos en nuevos proyectos, llegó Netflix y la convirtió en un fenómeno que cruzó todas las fronteras y los hizo reunirse en dos ocasiones más para grabar nuevas temporadas. Y habrá otra.

Después vino Élite, una historia que cuenta los conflictos de un grupo de adolescentes tras la muerte de una de ellas. Allí Jaime interpreta a Nano, hermano mayor de Samuel. En esta producción volvió a compartir elenco con María Pedraza, su pareja en la vida real y con Miguel Herrán, ambos actores de La casa de papel. “La gente ve obvio que Netflix nos cogió a Miguel Herrán, María Pedraza y a mí por el éxito de La casa de papel y el posible tirón, pero la verdad es que cuando empezamos los ensayos de Élite, La casa de papel no estaba ni colgada en Netflix. La vida te da sorpresas”.

Jaime intenta mantener lo público separado de su vida privada aunque sea cada vez más difícil. El año pasado estrenó ¿A quién te llevarías a una isla desierta?, película de Netflix que protagoniza junto a Pedraza y aunque no recibió muy buenas críticas, otra vez volvió a estar en el centro del streaming. “Este año (por 2019) ha sido el más bonito y difícil a la vez de toda mi vida. Hay una lucha entre sacar todo lo positivo que me está pasando y controlar lo negativo que a veces no es fácil. Yo vengo del teatro, hasta el punto de que es incomparable mi experiencia sobre las tablas que ante una cámara, que es muy poca”.

Cuando puede se refugia en la escritura y escribe poemas. También escribe versos que después rapea en videos caseros subidos a su Instagram. A pesar de ser actor cree que los sentimientos se dicen más fácil con la palabra escrita que con la palabra hablada.

Una amor fuera de pantalla
Jaime Lorente y María Pedraza, pareja en la vida real

A María Pedraza, actriz y bailarina la conoció grabando La casa de papel; allí ella interpreta a una de las rehenes del atraco a la Fábrica Nacional de la Moneda. Actualmente es su pareja y están pasando la cuarentena juntos en España. También compartieron elenco en Élite y en ¿A quién te llevarías a una isla desierta? “María es ‘el sitio’ más bonito que tengo, sin duda", dijo. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados