EL PERSONAJE

Federico Dalmaud: "Quiero que TV Ciudad sea el mejor canal del planeta"

Es el director más joven de un canal de televisión. A un año de asumir en TV Ciudad lucha y gana contra el “ninguneo” a lo público y apuesta a la calidad y el entretenimiento.

Federico Dalmaud
Foto: Leonardo Mainé

Tiene pinta de bonachón, y, según dice, nunca se agarró a las piñas con nadie. Pero ese carácter afable y manso puede llegar a confundir. Federico Dalmaud no solo es —según sus propias palabras— muy competitivo. Además es un experto en taekwondo: los ocho años que dedicó a esa disciplina marcial le dieron un cinturón negro y, piensa, la capacidad de autocontrol y disciplina, algo que hoy aprovecha como director de TV Ciudad.

Con 35 años recién cumplidos, hace algo más de un año que está en ese puesto. En una sociedad en la que la queja de que no se le dan oportunidades a los jóvenes es frecuente, el cargo de Dalmaud refuta esas diatribas. A pesar de que aún tenía 33 años cuando sucedió a Andrés Rodríguez como director del canal, Dalmaud ya tenía 15 años de experiencia en radio y televisión encima. No se cuece en el primer hervor, pero aún así dudó: “Sí, lo hablé mucho con mi esposa y llegué a pensar si iba a poder con toda esa responsabilidad. TV Ciudad es un canal de televisión pero también es una institución pública, con más de 100 empleados y con gente que tiene historia y trayectoria. Cada decisión que tomo tiene repercusiones. Cuando era productor general en Canal 10, era otra cosa. Si uno le erraba a un tape, bueno, se pedía disculpas y no era tan grave. Pero agarré, porque siempre voy hacia delante”, afirma ahora.

Siempre tuvo ese empuje, aparentemente. Apenas cumplidos los 18 años, se apersonó en radio El Espectador para pedir una pasantía en el programa 13 a 0, conducido por el “Profe” Ricardo Piñeyrúa. Había cursado dos años de periodismo deportivo en el Instituto Profesional de Enseñanza Periodística (IPEP) y Piñeyrúa le dijo que sí, que podía ir a la radio y, básicamente, mirar cómo se hacía un programa. Hasta que un día, Piñeyrúa le dijo que no habría un lugar para él, que era inútil que siguiera yendo. Pero Dalmaud ya había pensado en esa conversación y tenía pronta una propuesta. “Sabía que los fines de semana había un bache que no estaba cubierto por ningún productor. Ahí había un programa que lo conducía Fernando Tetes, y le pregunté si quería que fuera. Fui durante dos sábados y enseguida creamos una sección nueva. Casi que de inmediato el ‘Profe’ me dijo que quería que me quedara como integrante de producción los fines de semana. Ahí empecé, y desde entonces no he parado”.

No pasó mucho tiempo antes que también incursionara en la pantalla como asistente de producción. “Mi primer trabajo en televisión fue, justamente, en TV Ciudad”, recuerda, “en un programa que se llamaba El fin del juego, también conducido por el ‘Profe’ Piñeyrúa”. En paralelo, además, empezó a incursionar en el periodismo más allá del deportivo, en programas como En Perspectiva. En total, estuvo vinculado 14 años a esa radio.

Pero fue en Canal 10 que se hizo un nombre como productor televisivo, en programas como Hola vecinos y La culpa es nuestra, entre muchos otros. También fue productor periodístico del programa Telemental, que iba por La Tele. Dalmaud, más allá de sus años en la radio, vibra particularmente con la televisión: “Me gustaría consumir aún más televisión de la que miro”, dice mientras habla con Domingo y relojea intermitentemente dos pantallas que tiene en su oficina.

Además, tiene ambiciones. Quiere que TV Ciudad sea el mejor canal “del planeta”, comenta sin rubor. “Una de las razones por la que estamos acá es para cambiar el prejuicio que dice que la televisión pública es aburrida y barata. Fue una de las razones por las que Daniel Martínez me nombró a mí, y a Andrés antes. Esa lógica, la que dice eso de la televisión pública, siempre existió y queremos cambiarla. Hoy ponés TV Ciudad y hay una apuesta a caras conocidas y al entretenimiento, con programas como Después vemos y la series Merlí y la uruguaya Todos detrás de Momo”.

—Hablabas de caras conocidas. ¿Te molesta que te hayan sacado a Mariano López, que estaba hasta hace poco en TV Ciudad y ahora volvió a La Tele?

—(Sonríe con picardía) No, para nada. Me gusta el juego. Y soy muy competitivo.

Lo que sí le molesta, agrega, es el ninguneo al trabajo que tanto su antecesor como él realizaron y realizan. “Y muchas veces es un ninguneo que se hace desde el propio sector público. Cuando vas a golpear la puerta y decir: ‘Tengo productos muy buenos y podemos vender publicidad (porque hace cuatro años que empezamos a poder vender publicidad). Poné plata que esto va a redundar en un mejor producto audiovisual’. Ahí te piden los números, y tenés que responderles que la única empresa que hace esas mediciones en Uruguay no nos mide, porque la televisión digital abierta, que es lo que somos, tiene —según esa misma empresa— tiene muy poca penetración en los hogares”.

La batalla por darle mayor presencia a TV Ciudad también incluye dar pelea para que el canal tenga mayor destaque en la plataforma Antel Vera. “Nos gustaría tenerlo, sí. Antel Vera, que es una plataforma muy importante y poderosa, debería ser un socio de manera más frecuente. Hemos tenido acuerdos puntuales, pero me gustaría que hubiera más sinergia y pienso que siendo tanto TV Ciudad como Antel del sector público, podría darse. Tenemos un móvil que es uno de los mejores que hay en el país, y cubrimos eventos a lo largo de la toda la ciudad. Nosotros contamos todo lo que pasa en la ciudad, y hay un montón de eventos que nosotros cubrimos que están ahí, a disposición, y que podrían tener mayor destaque”.

—Hay quienes discuten la pertinencia de que la Intendencia de Montevideo tenga un canal de televisión.

—La Intendencia tiene un Departamento de Cultura, una Orquesta Filarmónica y otras cosas relacionadas a la cultura. Y la televisión forma parte de las industrias culturales, eso no se puede negar. Nosotros somos un servicio público.

Sin mediciones de audiencia, Dalmaud tiene que basarse en lo que le comentan directamente sobre tal o cual apuesta, lo que pueda llegar a salir en los medios y, claro, en las redes sociales. Y en ese sentido, transmite confianza en lo que se ha hecho hasta ahora, en particular respecto a apuestas como la transmisión de los festivales de convivencia, como Montevideo Rock y Montevideo Tropical, que fueron muy elogiados en redes sociales, tanto la cobertura televisiva como la que se hizo en esas mismas redes. Para este año, la experiencia acumulada en la primera transmisión será aprovechada para hacer una cobertura que será básicamente idéntica, con algunos agregados y “chirimbolos”, como dice él y agrega: “Todo se va a poder ver por Vera para quien no tiene la señal de TV Ciudad en sus paquetes de cable, pero si no, se puede ver como si fuera un canal de televisión abierta. Solo hace falta una antena de televisión digital, que son muy baratas”.

Además, ya se está frotando las manos por lo que será el año que viene. Un año electoral es, para cualquier medio de comunicación, uno especial y que condiciona la grilla de programación. “Pero también vamos a tener más énfasis en el deporte y habrá una nueva serie documental de Aldo Garay (director de películas como El círculo y El hombre nuevo, y de series como Memoria Tropical), que estará centrada en la comunicación política en tiempos electorales después de la dictadura, por ejemplo”, enumera.

—¿Cómo ha sido liderar un equipo como el de TV Ciudad teniendo menos de 40 años?

—Lleva tiempo. Lo que aprendí de todos los cursos de liderazgo que hice durante mis años en Canal 10, fue a intentar ponerme en el lugar del otro, y tratar de que el otro se ponga en mi lugar, que entienda por qué se tomó tal o cual decisión. Eso, y tratar de limpiarme de todos los prejuicios que tuviera antes de comenzar a dialogar. A veces, tenés que contar hasta 100 para lograr eso.

Identidad política

“Nunca me lo habían preguntado en una nota”, dice cuando lo interrogan por su filiación política. “Soy de izquierda”, responde y aclara que no pertenece a ningún sector, que nunca militó en ningún partido y que cuando lo convocaron a TV Ciudad como coordinador general primero y director después, nunca le preguntaron por sus opiniones políticas, ni él lo habló, ni siquiera informalmente, con alguien. “Creo que estoy donde estoy porque consideran que soy el más indicado para el perfil de canal que se busca. Si querés hacer un mejor canal, tenés que traer a alguien que respire televisión”. Esa orientación política no es una herencia familiar. Su padre es del Partido Nacional y su madre simpatiza con el Partido Colorado. “En casa no se hablaba mucho de eso. Mis padres fueron muy presentes, pero también trabajaban mucho. Cuando estábamos juntos, no hablábamos de esos temas. Mi despertar político fue en la época de la crisis de 2002”.
—¿Por oposición a lo que vos entendías eran errores o malas políticas de los partidos tradicionales?
—No, porque no me considero un opositor. Siempre fui trazando mi propio camino. Se fue dando de esa manera.

Sus cosas

Una serie. "Los Expedientes Secretos X marcó parte de mi adolescencia”, dice Dalmaud sobre la creación de Chris Carter y protagonizada por Gillian Anderson y David Duchovny. “Fantaseaba con escenarios diversos, vida en otros planetas”, recuerda ahora sobre la serie que en Uruguay iba por La Tele.
Un conductor. “Trabajé con muchos y a todos les tengo un excelente aprecio y apuesto siempre a ellos. Pero al que le tengo mayor admiración por su desempeño cuando se prende la luz roja es a Humberto De Vargas. Si le pedís que estire una hora te estira. Si necesitás cortar, corta en el momento exacto”.
Una película. “Sin dudas Un despertar glorioso (2010, con Harrison Ford, Rachel McAdams y Diane Keaton). Es sublime y resume con precisión lo que sucede en el devenir de la puesta al aire de un magazine matinal”, comenta Dalmaud sobre una de las películas que mejor retrata a su propio mundo, el televisivo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos