Publicidad

Los beneficios de tomar agua tibia con miel, de aumentar energías a reforzar el sistema inmunológico

Un remedio casero que te dará mas energía para empezar tu jornada con más ánimo y mejores defensas

Compartir esta noticia
Miel
Cocinero con tarro de miel.
Foto: Freepik.

Redacción El País
Las propiedades benéficas de la miel no se discuten. Este alimento de origen 100% natural tiene efectos cicatrizantes, regenerador de células de tejidos lesionados, sanador de heridas y además se le atribuyen propiedades antibióticas, es un buen antiséptico.

La miel concentra en su composición elementos antioxidantes, como ser: flavonoides, fenoles, enzimas y ácidos orgánicos similares, que son capaces de reducir el riesto de ataques cardíacos, embolias y algunos tipos de cáncer.

Para incorporarla a nuestra alimentación, puede tomarse diariamente —de preferencia en el desayuno— un vaso de agua tibia con una cucharada de miel. Este remedio casero tendrá diuréticos y antibacterianos, ayudará a limpiar las vías urinarias y reducir el riesgo de padecer infecciones como la cistitis. Además aportará vitaminas y minerales, lo que aumentará la presencia de anticuerpos y evitará el ataque de los virus.

Miel. Foto: Pixabay

Cinco beneficios de tomar agua con miel en el desayuno

  • Aumenta la energía:
    La miel es una fuente natural de carbohidratos, lo que proporciona energía rápida al cuerpo. Combinada con agua, puede ayudar a despertar y revitalizar el cuerpo, especialmente después de un ayuno nocturno.
  • Mejora la digestión:
    El agua con miel puede ayudar a aliviar la acidez estomacal y la indigestión leve. La miel tiene propiedades antibacterianas que pueden ayudar a combatir infecciones estomacales leves, y el agua ayuda a hidratar el sistema digestivo.
  • Refuerza el sistema inmunológico:
    La miel es conocida por sus propiedades antibacterianas y antioxidantes. Tomar agua con miel regularmente puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico y proteger el cuerpo contra enfermedades.
  • Promueve la salud de la piel:
    La miel es un humectante natural y puede ayudar a mantener la piel hidratada y suave. Beber agua con miel regularmente puede ayudar a mejorar la apariencia de la piel y prevenir problemas como el acné.
  • Ayuda a controlar el peso:
    Aunque la miel es alta en calorías, se ha sugerido que puede ayudar a controlar el apetito y reducir los antojos de alimentos dulces cuando se consume en moderación. Beber agua con miel puede ayudar a mantener los niveles de azúcar en sangre estables y evitar picos de insulina.

Este alimento debe consumirse con moderación, ya que es alto en azúcares naturales. Es importante consultar con un profesional antes de incorporar agua con miel a tu rutina diaria.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad