Publicidad

Desintoxicar el cuerpo, refrescarse, mejorar la circulación y otros beneficios de consumir sandía

Esta fruta es ideal para el verano y aporta múltiples nutrientes que potencian las funciones del cuerpo, además de que tiene un sabor dulce e irresistible.

Compartir esta noticia
Sandía
Sandía.
Foto: Freepik.

El Tiempo/GDA
Probablemente no exista una fruta tan vistosa, jugosa y alegre como la sandía, considerada como la fruta más grande de todas y en promedio es de las más pesadas que existen. Su color verde externo y su piel manchada la han hecho ser catalogada como un vegetal hermano de la auyama y el pepino.

Su dulce sabor y su 94% de contenido de agua la han convertido en la fruta tropical por excelencia. Además tiene proteínas, fibra, tiamina, hidratos de carbono, grasas y vitaminas como A, B1, B2, C y E, todo esto sin olvidar su rico contenido de sodio, potasio, hierro o calcio.

Expertos como los que trabajan en el departamento de fitonutrimentos de la Universidad de Maryland aseguran que es excelente para limpiar el riñón y tratar problemas de salud como reumatismo, presión arterial y hasta gases intestinales. Aunque su mejor virtud es la reconstrucción celular y antioxidante, que mejora las defensas del cuerpo.

De acuerdo con un estudio del Journal of Agricultural Food and Chemistry, mencionado por National Geographic, consumir sandía después de hacer ejercicio "ayuda a reducir la frecuencia cardíaca de los atletas, así como el dolor muscular". Esto es gracias a que contiene L-citrulina, un aminoácido esencial que ayuda a relajar la circulación.

Lo recomendable es comerla muy fresca, y se aconseja consultar al médico antes de consumirla si sufre de problemas hepáticos, de vesícula, dispepsia o cólicos y dilatación del estómago (guayabo).

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

nutrición

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad