Publicidad

Apenas dos latas de refresco semanales son suficientes para aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Un nuevo estudio concluye que incluso si se realiza actividad física regularmente, este consumo es perjudicial.

Compartir esta noticia
Refrescos enlatados.jpg
Foto: Pexels.

Redacción El País
Un reciente estudio de la Universidad de Harvard, que analizó datos de 100.000 participantes encontró que el consumo de bebidas gaseosas enlatadas tenían una incidencia nociva para la salud cardiovascular.

En el estudio se tuvieron en cuenta los refrescos comunes y azucarados. Las conclusiones más importantes fueron las siguientes:

  • Quienes bebían bebidas azucaradas más de dos veces por semana tenían un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular.
  • La actividad física reduce a la mitad el riesgo, pero no lo elimina por completo.
  • Las bebidas endulzadas artificialmente no se asociaron con un mayor riesgo, pero el agua sigue siendo la mejor opción.

Más allá de este estudio en particular, otras investigaciones han hallado que:

  • La ingesta diaria de refrescos puede duplicar las probabilidades de padecer cáncer de colon.
  • Las bebidas azucaradas suprimen la saciedad y promueven la obesidad y la diabetes tipo 2, factores de riesgo del cáncer de colon.

Por otra parte, la ciencia viene advirtiendo que las llamadas "bebidas energizantes" también constituyen un riesgo para la salud, entre otras cosas porque:

  • Contienen 50-60 gramos de azúcar por lata, excediendo la cantidad diaria recomendada.
  • Pueden generar alteraciones en el ritmo cardíaco, ansiedad, insomnio y deshidratación.
  • Incluso las versiones sin azúcar tienen riesgos por la cafeína y la guaraná.

Las recomendaciones de nutricionistas y otros expertos:

  • Limitar el consumo de bebidas azucaradas, incluso las "dietéticas".
  • Optar por agua como bebida principal.
  • Ser consciente de los riesgos de las bebidas energéticas.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

nutrición

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad