Publicidad

Paraíso a noventa minutos de Montevideo que ofrece un día en contacto con la naturaleza: Las Ánimas, Casa de Campo

El establecimiento recreará el próximo fin de semana tres platos clásicos del restaurante El Águila; durante el año está abierto de viernes a domingo de 12 a 18 horas

Compartir esta noticia
Las Ánimas, Casa de Campo
Las Ánimas, Casa de Campo.

A 90 minutos de Montevideo hay un paraíso escondido: Las Ánimas, Casa de Campo. Ubicada en el departamento de Maldonado, en la zona de Nueva Carrara, el establecimiento tienta con una propuesta que trasciende a su apuesta gastronómica e invita a dejar el estrés de la ciudad, olvidarse del reloj y disfrutar del contacto con la naturaleza.

“Tenemos excelente gastronomía en un entorno inigualable, un lugar pensado para disfrutar en familia o con amigos y pasar un día de campo con actividades al aire libre”, puntualizó Adriana Vieira da Cunha, su directora, al tiempo que agregó: “Este es el sitio ideal para desconectarse de la rutina de todos los días”.

Anclada en medio de la sierras, la casa de campo se inauguró en plena pandemia (antiguamente funcionó allí el Parador Nativa). Las Ánimas está a 35 kilómetros de Piriápolis y a 60 de Punta del Este.

El trayecto por ruta 60 asegura un viaje panorámico donde las sierras cobran protagonismo. A la altura del km 19.300, se toma el Camino Mattos Moglia, ruta que fue inaugurada en enero de este año y está en muy buenas condiciones. Salvando las distancias, especialmente de altura, Uruguay esconde una pequeña Toscana las sierras. Son 16 hectáreas enclavadas en un valle, donde además se brinda toda la estructura edilicia que se necesita para no perder confort.

Las Ánimas, Casa de Campo, cordero al pincho.
Las Ánimas, Casa de Campo, cordero al pincho.

Un día campestre. Las Ánimas ofrece almuerzos y meriendas que se disfrutan sin el apuro del reloj. Durante las nochecitas de verano también hubo sunsets musicalizados y cenas a la luz de las estrellas.

“No tenemos prisa, acá nuestras visitas vienen a disfrutar, no habrá nadie apurándolos para que se libere la mesa, el ritmo lo impone cada cliente”, remarcó Vieira da Cunha y aseguró que cuando uno se sienta en una mesa, seguramente se quedará ahí todo el día. Almorzará, saldrá a caminar, volverá.

“El concepto de casa de campo es que brindamos una experiencia, que va más allá de la propuesta gastronómica y permite otras actividades, subrayó. La comida es una (buena) excusa para pasar el día en un lugar diferente.

Caminatas, paseos en bicicleta o lecturas a la sombra de las coronillas. Uno puede almorzar en el restaurante (que tiene capacidad de hasta para 180 comensales), instalarse en el deck para el postre y llevarse el café a la zona de camastros o hamacas. Vale aprovechar la siesta bajo los árboles o salir a recorrer el campo, aprovechando el aire puro de las sierras. Jugar al ajedrez o usar el Xenga gigante que es una de la atracciones de la casa.

las ánimas.jpeg

No faltan las actividades deportivas dirigidas al público que busca desafíos y lugares por descubrir, que en el establecimiento están a cargo de un equipo de expertos.

“Trabajamos con un grupo de guarda parques con quienes hacemos interpretación del monte nativo. Hay caminatas de una hora o de dos, según la intensidad elegida, para recorrer el campo”, señaló la empresaria.

El paisaje invita a disfrutar el lugar, se puede caminar hasta el arroyo, cruzar el monte o incluso visitar la planta de refrescos y cervezas que está en el predio del establecimiento.

Otra área vinculada al deporte son los quioscos armados y pensados para deportistas. Han recibido desde eventos de running como encuentro de motociclistas de marcas de motos.

“También hay un grupo que viene a entrenar acá previo al cruce de Los Andes”, detalló Vieira da Cunha.Según contó hace dos años que los deportistas acampan en el predio y se quedan durante tres días. Mientras entrenan y recorren senderos del campo, ellos les brindan el servicio de catering.

Las celebraciones sociales como bodas, cumpleaños o lanzamientos empresariales, son otros de los servicios de la casa de campo. El lugar es un set natural para cualquier álbum de bodas.

Las Ánimas, bodas.jpg
Beneficio

Los socios de Club El País tienen un descuento de 20% en la oferta gastronómica de Las Ánimas todos los días.

Aquí más información.

De El Águila a las sierras

El equipo de cocina de Las Ánimas, es liderado por Juan Leal Mussini, chef que trabajó desde muy joven en El Águila, el mítico restaurante capitalino marcó la historia y hasta 1994 fue un referente ineludible de la gastronomía uruguaya.

“Uno dice así y parece que Juan es una persona de 190 años, sin embargo él tiene 54; es el último chef vivo que trabajó en El Águila”, detalló Vieira da Cunha.

En honor a ese reducto gastronómico que lo vio crecer profesionalmente, este sábado 23 y el domingo 24, Leal recreará a recrear en la cocina de Las Ánimas, tres platos icónicos de la gastronomía uruguaya. Una pascualina El Águila será la entrada, Arroz El Águila oficiará de plato principal y un omelette surprise será el paso dulce de un menú de tres pasos que se regará con vino Carmenere Varietal y Sauvignon Blanc de Misiones de Rengo.

“Para muchos será recordar a través de los sabores y para otros tantos, conocer y entregarse al deleite”, adelantó la empresaria.

Más allá de este acontecimiento puntual, durante este año Las Ánimasestará abierto durante todo el año, de viernes a domingos entre las 12.00 y las 18.00 horas. El paseo a las sierras es un imperdible que requiere reserva previa (especialmente porque pueden estar agendados eventos).

Por consultas: 099 264 627 o vía mail a: [email protected]

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

viajesgastronomía

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad