CASO POLÉMICO

Los plazos legales impedirían aborto

La impedida de interrumpir embarazo impugnó decisión; ahora debe decidir un Tribunal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ahora debe decidir un Tribunal. Foto: Pixabay

La mujer a la que la Justicia le impidió llevar adelante un procedimiento de interrupción voluntaria del embarazo impugnó la decisión, pero aunque en segunda instancia el Tribunal de Apelaciones le dé la razón, los plazos legales establecidos para tomar la resolución harían que no pudiese abortar. Ello se debe a que el fallo se emitiría después de las 12 semanas de gestación, plazo establecido por la ley para abortar legalmente.

Daniel Benavídez, abogado defensor de la mujer, indicó a El País que la apelación fue presentada el miércoles y que ayer se sumó el recurso presentado por la mutualista CAMS de Mercedes, a la que la jueza le adjudica no haber cumplido cabalmente con el protocolo para practicar el aborto.

El representante del hombre que promocionó un recurso de amparo para impedir el aborto dispone ahora de tres días hábiles para contestar la apelación, los que se cumplen el viernes de la semana que viene, día en que será enviado a un Tribunal de Apelaciones de Montevideo por ómnibus, el que dispone de otros tres días hábiles para fallar. Según la jueza Pura Concepción Book, el sábado 3 de marzo se cumplen las doce semanas de embarazo, por lo que el fallo del Tribunal se conocería después de cumplido el plazo en el que la mujer podría abortar.

No obstante, la defensa de la embarazada, dice que ese plazo se cumple el 8 o 9 de marzo, siendo el primero de ellos el último día del plazo para que el Tribunal se expida, por lo que aunque su sentencia fuese favorable para la mujer, esta por la vía de los hechos no podría interrumpir el embarazo.

"El caso fue interpuesto el lunes de la semana pasada, llamó a audiencia el miércoles y no se pudo realizar la notificación a la parte actora, está-bamos todos los convocados menos el actor, por lo que la audiencia se celebró el jueves. La jueza se tomó los tres días para resolver por la complejidad del caso y es así que este martes tuvimos la sentencia que fue recurrida por el recurso de apelación por nuestra parte el día miércoles, al otro día" informó Benavídez a El País.

Dijo que se sienten "agraviados por la sentencia, no compartimos la opiniones ideológicas, jurídicas ni el sustento normativo que tiene la doctora por lo cual presentamos la apelación", agregó el abogado.

Sostuvo que la mujer está siendo tratada por sicólogos. "Mi defendida está muy compungida por la situación, dolida por lo que está pasando y con tratamiento sicológico por la dolencia de lo que se está tratando. Tiene una normativa que la respalda, que se llegó a los requisitos que la normativa solicita y ahora una norma jurídica vigente se está poniendo en tela de juicio en un proceso judicial" advirtió Benavídez.

A partir de conocida la situación, la mujer y su abogado han recibido apoyo de varios profesionales y diversas instituciones.

"Hemos recibido apoyo de particulares, de colegas y de instituciones pro derecho de las mujeres y de la medicina", dijo el jurista quien cuestionó que la Justicia no tuviese en cuenta la documentación aportada por la mutualista donde se atiende la mujer.

"Mi clienta siguió todos los pasos que hay que seguir, se adjuntó por parte de la institución médica el registro de este protocolo certificado notarialmente y ese es otro de los agravios, que no se tuvo realmente en cuenta. Nosotros somos operarios del derecho y se les adjuntaron estos registros y certificados notarialmente que existieron. La opinión fue esa y por eso estamos apelando, queremos una segunda consideración más allá de que sea eficaz o no, porque tenemos un límite de dos semanas para que la señora pueda realizarlo (N. de R: el aborto). Antes del 3 de marzo debe estar resuelto, tenemos que darle celeridad a esto y en lo posible que tengamos una decisión eficaz, sea a favor o en contra. Estamos pidiendo que se reconsidere esto, pero que nos den los tiempos para hacerlo" sostuvo Benavídez.

Apoyo.

La coordinadora de aborto legal emitió un comunicado cuestionando la decisión de la jueza Book. Entre sus argumentos se destacan las siguientes afirmaciones:

"En nuestro país y en la normativa internacional no hay una sola disposición que refiera al derecho del no nacido como sujeto de derecho".

"El genitor no tiene ningún derecho en esta situación y por tanto carece de legitimación procesal para solicitar amparo. El concebido no ha nacido viable y vivido 24 horas naturales, por lo que no es persona ni su progenitor ejerce la patria potestad todavía".

"La Ley 18.987 garantiza el derecho de las mujeres a decidir con autonomía, el único consentimiento que la ley exige es de la mujer".

"La resolución judicial es claramente errónea y arbitraria en su interpretación de los derechos humanos, en tanto universales, indivisibles e interdependientes".

"Es una decisión claramente permeada por concepciones personalísimas sobre el embarazo y las obligaciones de las mujeres, lo cual la convierte en una objeción de conciencia, prohibida a los Magistrados judiciales y fiscales".

La mujer asegura que comenzó los trámites en tiempo y forma.

La mujer que quiere abortar dijo que con el hombre que concibió y presentó el recurso de amparo "no había un vínculo amoroso ni compromiso emocional" y que "en ningún momento" ni ella ni él habían planeado ser padres. La mujer le dijo a Telenoche de canal 4 que si bien el hombre le dio a entender durante enero que prefería que diera a luz también le señaló que respetaría su decisión y que ella le transmitió que se inclinaba por interrumpir el embarazo.

"Me siento más que vulnerada, ultrajada. Es como que tu vida, tu decisión, lo que a vos te pase, lo que vos sentís, como vos estés, a nadie le importa y tenés que ver de afuera cómo otras personas, a las que solo le importa sacar un rédito de tres cámaras, deciden por tu vida", dijo la mujer.

También señaló que comenzó todos los trámites para interrumpir el embarazo como lo marca la ley. "Está el trámite tal cual es la ley, con todos los pasos, con todo el equipo multidisciplinario, con todas las fechas, con todas las firmas, me hicieron todos los análisis, todo tal cual lo piden. Entonces ahora dicen que las cosas no se hicieron, que no se hicieron en tiempo y forma y todo se hizo como se hace siempre y se hizo desde que está esto legal", explicó.

La mujer tiene 24 años y trabaja. Tiene a su cargo un hijo de 5 años. Su relación con el hombre se desarrolló durante seis meses pero no era "formal" más allá de que se veían todos los días, según explicó. "Ya sé lo que es ser madre. Tuve un hijo concebido por mi propia decisión", señaló. "Yo a él le transmití la parte de que era una posibilidad muy grande que yo lo abortara y tenía que pensar, meditar, ver todas las partes, los signos , los porqués. Pero que la determinación mía iba hacia ese lado", agregó la mujer en la entrevista. "Ya las proyecciones de vida y la vida de los dos no iban hacia este lado" (hacia que la mujer diese a luz), dijo. Sostuvo también que "nunca pensamos que había un riesgo latente" porque ella estaba tomando anticonceptivos.

DATOS DE LA JUEZA.

Católica y de bajo perfil.

Quienes conocen a la jueza de Mercedes, Soriano, Pura Concepción Book, recuerdan que su familia llegó a la ciudad del área rural del departamento. Tiene bien impregnados los conceptos de familia y fuertes creencias religiosas. Se le reconoce como devota del Padre Pío, a tal punto que su único hijo lleva ese nombre.

Es considerada una buena vecina, de muy bajo perfil que formó familia con otro mercedario que llegó a ser fotógrafo del diario Crónicas.

Fuentes consultadas por El País, establecieron que está al frente del Juzgado Letrado de segundo turno, des-de hace, por lo menos 15 años, algo que no es común dada la rotación de magistrados en todo el territorio. Estuvo trabajando en casos que acapararon la atención de la opinión pública de todo el país, como la polémica situación de los niños Héctor y José que fueron dados en adopción por INAU a una familia de Montevideo. Al tiempo, los menores debieron retornar con su abuela que dio una larga batalla en la sede judicial.

Hay quienes consideran que la jueza Pura Book se muestra por momentos como una persona dubitativa e influenciable.

El abogado defensor de la mujer que es obligada a continuar con su embarazo, señaló que entre las particularidades de la resolución, la jueza Book, nombró un defensor de oficio para el "concebido hijo", según consta en el propio fallo de la magistrada.

En la sentencia la jueza dejó sentada su posición respecto del fondo de la cuestión al sostener que "los derechos humanos importan todos, estén en el estado que estén, incluso los concebidos no nacidos, porque son individuos de la especie humana. Desde la concepción existe una persona en toda su realidad e individualidad que necesita ser alimentado, y respetado en su derecho a la vida y a su integridad".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)