DÍA DEL PATRIMONIO: PARA AMANTES DE LOS TRENES

El patrimonio en miniatura colosal

Una maqueta de 16 metros de largo representará el sistema ferrovial en la sede de ADAU.

La exposición muestra como es la vida cotidiana en el mundo ferroviario.
La muestra incluye más de 40 locomotoras. Foto: Fernando Ponzetto
El control permite generar luces, sonidos y humo en cada locomotora. Foto: Fernando Ponzetto
La muestra incluye 40 locomotoras y unos 400 vagones. Foto: Fernando Ponzetto
Demoraron tres días en el armado de módulos. Foto: Fernando Ponzetto
Los ferrocarriles son manejados por sus creadores a través de un control digital. Foto: Fernando Ponzetto

Una maqueta de 16 metros de largo y tres de ancho que representa con sorprendente realismo un sistema ferroviario a escala, es lo que podrá observarse a partir de hoy en la exposición organizada por el grupo de Ferroaficionados en el marco del Día del Patrimonio. Será en la sede de la Asociación de Despachantes de Aduanas (ADAU) ubicada en Zabala 1427 entre Rincón y 25 de Mayo. La entrada es libre y gratuita; se podrá visitar hoy de 11:00 a 17:00 horas y mañana de 11:00 a 16:00.

El año pasado hubo cerca de 5.000 visitantes, cifra que esperan superar en esta edición.

La muestra, que simula una gran ciudad, incluye más de 40 locomotoras eléctricas con un total de 400 vagones que se mueven por las vías férreas, rodeadas por un entorno de edificios, industrias, puentes, parques y personas. Hay instalaciones ferroviarias como talleres, playas de maniobra y depósitos. Los elementos, representados 87 veces más pequeños que en la vida real, intentan mostrar situaciones cotidianas como el embotellamiento en el ingreso a una estación o el ingreso de un hombre a un edificio.

Los ferrocarriles son manejados por sus creadores a través de un control digital que permiten asimismo generar efectos de sonido, luces y humo en cada locomotora.

El montaje de toda la exposición requirió cerca de cuatro días y trabajaron en el armado unas cinco personas. "Cada parte de la maqueta se llama módulo y todos son compatibles entre sí, es decir que cualquier módulo se puede unir con cualquier otro. Eso permite que el tamaño, la forma de la maqueta y la posición de las vías pueda adaptarse dependiendo del lugar que disponemos para armarla", explicó a El País Luis Hernández, uno de los organizadores del evento.

Un "hobby".

Cada integrante del grupo de Ferroviarios es dueño de uno o más módulos de la maqueta, que fue creada con sus propias manos. "Lo que se hizo fue una normativa técnica en la que se establece que todos los módulos que se construyen tienen que tener determinadas características para que sean todos compatibles", explicó Hernández. "Lo que tratamos es que no sea incoherente: que las estructuras, los edificios y los autos correspondan a una época determinada: no vas a poner una cachila junto con un auto último modelo", agregó.

El hobby del ferromodelismo es uno de los más complejos, contó Hernández, porque implica aprender desde carpintería, pintura, electrónica, hasta modelar plástico.

En el caso de Hernández, sus cuatro módulos de 1,20 metros por 60 centímetros le llevó tres años de trabajo.

El Grupo Ferroaficionados, integrado por 10 personas, nació en septiembre del 2005 con el objetivo de difundir y promover este hobby, redactar las normas para la construcción de la maqueta modular y realizar exhibiciones con ellas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)