POLÍTICA EXTERIOR

Nin dijo que TLC con Chile es "progresista"

El canciller afirmó que sería “mala señal” no aprobarlo.

Frente: el Secretario de la coalición se reunió ayer con el canciller. Foto: F. Flores
Frente: el Secretario de la coalición se reunió ayer con el canciller. Foto: F. Flores

Tres horas estuvo reunido el canciller Rodolfo Nin Novoa con el Secretariado del Frente Amplio para defender el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Chile, el cual —dijo— si no se aprueba "es una mala señal". Ante los cuestionamientos internos aseguró que el acuerdo es parte de una agenda "progresista".

En un documento presentado la semana pasada, los comunistas y Casa Grande marcaron su negativa a la ratificación del tratado. Algunas de las objeciones fueron planteadas ayer en el Secretariado por el sector de Constanza Moreira, cuando el exlegislador Alberto Couriel pidió conocer los estudios de impacto sobre el acuerdo.

En la reunión, Nin Novoa se defendió de los cuestionamientos internos y dijo que su gestión está dentro del programa de gobierno, así como el TLC, al que definió como "progresista", dijeron a El País participantes del encuentro.

Para justificar estas afirmaciones se basó en el capítulo que hace referencia a las normas laborales "que protegen al trabajador y a la calidad del empleo". Otro aspecto que destacó fueron las normas para la igualdad de género que supone el TLC firmado entre el presidente Tabaré Vázquez y su par chilena Michelle Bachelet.

Nin Novoa dijo que el mencionado acuerdo se inscribe dentro de la política de "regionalismo abierto" que es parte del capítulo de inserción internacional del programa de gobierno de la coalición. En ese marco, aseguró que si el acuerdo no favoreciera el desarrollo nacional no se lo iba a apoyar.

Según dijo, este tipo de tratados comerciales no solo interesan a las multinacionales y a las grandes empresas, "le interesan a las Pymes. En este TLC está plasmado concretamente un apoyo específico para que las Pymes sean las beneficiadas. Lo mismo que las cuestiones de género, comercio y comercio electrónico, temas que se vienen en el mundo".

El canciller destacó que el tratado contempla un capítulo de normas regulatorias para facilitar el comercio entre ambos países, la "armonización de las normas aduaneras para que los productos que salgan de un país no sean trancados por la burocracia, que lo que hace es aumentar los costos".

Al finalizar el encuentro, el canciller señaló en rueda de prensa que sería una "muy mala señal" que el Parlamento no votase a favor de un Tratado de Libre Comercio con Chile firmado en 2016 y cuya ratificación está demorada en el Palacio Legislativo.

"No quiero presionar a nadie, pero sería una muy mala señal que un acuerdo de los dos presidentes para profundizar la relación comercial no se concrete", afirmó.

No convence.

El canciller no logró convencer ayer a algunos sectores del Frente Amplio que se oponen a dar su voto para ratificar el TLC con Chile. Es el caso del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP), que estuvo representado en la reunión por el diputado suplente Carlos Coitiño. "No era una reunión para tomar decisión, se dieron a conocer los fundamentos sobre el tema y en el caso nuestro no ha logrado convencernos que es correcto el acuerdo", afirmó a El País.

Por su parte, el astorismo defendió la gestión de Nin Novoa. En tanto, el Movimiento de Participación Popular (MPP) no brindó su posición sobre el acuerdo alcanzado con Chile, algo que definirá en los próximos días. Por su parte, los socialistas no fijaron posición sobre el tema, lo que harán el próximo 30 de octubre.

El canciller admitió que con Almagro "se ha excedido".

Uno de los puntos que enfrentó al canciller Rodolfo Nin Novoa con el oficialismo en su gestión fue Venezuela. Ayer, el tema no faltó al debate en el Secretariado.

Consultado por el asunto, Nin Novoa dijo que el gobierno del presidente Tabaré Vázquez está dispuesto a "ayudar" a resolver la crisis en ese país si se le solicita ayuda. Para el canciller, la única salida es el "diálogo" y que "las partes se acerquen y bajen la violencia".

Pero si de lo contrario no hay un pedido, no se ingresará a opinar sobre asuntos internos de otros países, dejó en claro el canciller en su comparecencia en la sede del Frente Amplio.

En la oportunidad, Nin Novoa también opinó de la gestión de su antecesor Luis Almagro como secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA). Fuentes que participaron de la reunión indicaron a El País que Nin Novoa sostuvo que con algunos de sus comentarios, Almagro "se excede" del cargo que posee y no ayuda al diálogo.

Desde la coalición se fustiga el accionar de Almagro, a tal punto que a pedido de las bases su caso fue remitido al Tribunal de Conducta Política. El organismo encargado de velar por la ética entiende que no tiene potestades para juzgar al excanciller debido que está desempeñando un cargo a nivel internacional.

El caso todavía no fue abordado por el Plenario del Frente Amplio que debe adoptar una resolución sobre el tema.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)