SALE A EXPLICAR SUS ACCIONES

Iglesia pide perdón por abusos

Investigaron tres casos; un sacerdote fue expulsado, otro suspendido y el tercero absuelto.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tróccoli explicó el alcance de los documentos "Perdón y Compromiso". Foto: F. Ponzetto.

En un momento de extrema sensibilidad a nivel mundial respecto al tema de los abusos sexuales por parte de sacerdotes católicos, la Iglesia uruguaya salió a dar señales de que quiere actuar con transparencia y evitar encubrimientos, pidió perdón por los abusos realizados en Uruguay por clérigos y religiosos, y habilitó el teléfono 095 382 465 para recibir denuncias de lunes a viernes de 14:30 a 18:30 horas.

Una investigación publicada el domingo 3 por la sección Qué Pasa de El País reveló que hasta el momento el protocolo se activó para analizar tres denuncias: dos en Montevideo y una en Maldonado.

Milton Tróccoli, portavoz de la Conferencia Episcopal del Uruguay, dijo ayer a El País que en el caso de Maldonado "la persona no siguió con la denuncia". En uno de los casos de Montevideo, un sacerdote fue encontrado culpable y ya no ejerce. En el otro caso la investigación continúa y, transitoriamente, la persona está apartada del ministerio sacerdotal. Ambos casos están prescriptos para la Justicia porque los hechos denunciados ocurrieron hace más de veinte años.

La conferencia de los obispos examinó durante los últimos cuatro años el tema de las denuncias sobre abusos sexuales a menores por parte de sacerdotes, elaboró un protocolo e invitó a expertos de la Iglesia de Chile para que la asesorasen. Pero ahora, según admitieron ayer los obispos, "frente a las resonancias generadas por el film Spotlight que ha llevado a varios medios de comunicación a realizar investigaciones sobre este asunto", se decidió habilitar el teléfono y colgar el protocolo en el sitio web "iglesiacatolica.org.uy". La película aborda los numerosos abusos de sacerdotes católicos en la ciudad de Boston, Estados Unidos. En Uruguay llegó con el título En primera plana.

El programa Santo y Seña de Canal 4, emitió anoche una investigación sobre el tema en la que exhibió imágenes de un sacerdote vestido de mujer que estuvo en Uruguay y ahora es investigado en Italia, y abordó varios casos de presunto abuso de menores por parte de sacerdotes.

Perdón.

Los obispos emitieron ayer un documento titulado "Perdón y Compromiso" con el que dieron el inédito paso de pedir perdón por los abusos.

"Pedimos perdón a las personas que han sufrido abusos por parte de algunos clérigos y religiosos en nuestro país. Sentimos dolor y vergüenza ya que son personas que habiendo prometido servir a Dios y al prójimo, cometieron actos aberrantes. (...) Frente a las denuncias de casos de personas dañadas, reiteramos nuestra firme disposición a recibirlas, escucharlas y acompañarlas, investigando y procediendo con rigor de acuerdo al protocolo antes mencionado. También manifestamos nuestra total disponibilidad para colaborar con la justicia", dice el comunicado.

Los obispos también se comprometen "a seguir examinando con cuidado las motivaciones y aptitudes de los futuros sacerdotes", y a buscar "la adecuada formación para la prevención de quienes colaboran en las comunidades, instituciones u obras sociales eclesiales".

"Parecía importante dar un paso más. Para nosotros una víctima ya es mucho, si es por uno que hay que pedir perdón, pedimos, y si son más, con más razón todavía", señaló Tróccoli. El portavoz dijo que el protocolo deja atrás una práctica extendida en el pasado en la Iglesia, que consistía en simplemente trasladar de lugar a los sacerdotes involucrados en abusos.

Las denuncias deben ser verosímiles, no pueden ser anónimas y deben ser investigadas siguiendo una serie de etapas, explicó Tróccoli. Aunque no quiso ser categórico sobre lo que puede haber ocurrido hace muchos años, aseguró que hay hoy una voluntad de transparencia. "No sabemos mucho cómo se actuó antes, pero si no se procedió con diligencia queremos que eso sea corregido", enfatizó.

En la Iglesia existe la percepción de que alguna denuncia recibida tuvo un componente extorsivo y fue realizada por una persona que quería dinero para no echar luz sobre abusos, y luego no siguió adelante.

El protocolo.

El protocolo tiene 36 puntos y uno de ellos aclara que "la Iglesia respeta en todos sus términos el Orden Público sustancial y procesal del Estado Uruguayo y nada exime al clérigo, si fuera del caso, de responder por sus actos ante la justicia civil". Además el obispo de la diócesis en la que la Iglesia haya investigado un caso comunicará a la Justicia civil todos aquellos hechos relacionados al protocolo (abuso sexual de menores por parte de clérigos) respecto de los cuales haya sido condenado el clérigo investigado.

Cuando del abuso hubiese resultado el embarazo de una menor de 18 años, la Iglesia se compromete a darle a ella ayuda espiritual y psicológica, y pedirá al padre reconocer al niño y asumir los deberes que señala la ley.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)