Nueva subsecretaria fue directora de Educación Primaria; es votante del MPP

Designan a Moraes como dos del MEC y gana Netto

El MPP había pedido el cargo y lo consiguió. Lo reclamó de inmediato, cuando renunció el exsubsecretario de Educación, Fernando Filgueira. Pero el presidente Tabaré Vázquez no estaba convencido.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Moraes ya fue directora general de Primaria y de Formación en Educación. Foto: D. Borrelli

Y se tomó su tiempo: viajó, visitó Francia y Japón, volvió, y una semana después aceptó. El puesto es para Edith Moraes, que aunque no es parte del MPP, si es votante y militante de este sector del Frente Amplio.

La noticia cayó más que bien. En Primaria la conocen y están contentos. La directora general de Secundaria, Celsa Puente, también expresó ayer con una gran sonrisa su aceptación. Con el presidente del Codicen, Wilson Netto, que pertenece al MPP, también se lleva de maravillas. Y el desenlace de todo este torbellino en el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) es, sin dudas, una victoria para él, que tenía una relación más que tirante con Filgueira, el experto que quería cambiar de raíz el "ADN de la educación".

La ministra María Julia Muñoz dijo ayer en rueda de prensa que se elegía a Moraes por su "vasta experiencia en temas educativos". Pero también hay otras razones. Semanas atrás El País le preguntó a Muñoz quién iba a asumir la Subsecretaría, y esta se limitó a responder: "A mí me gustaría que fuera una mujer". La jerarca quería todas mujeres en el equipo que gobierna el MEC y lo logró.

Es un viejo afán de la ministra, que al asumir el cargo también se preocupó porque los consejos de Educación Primaria y Secundaria estuvieran dirigidos por mujeres. "La elegimos porque es una mujer…", dijo Muñoz, hizo una pausa, sonrió y siguió: "…muy inteligente y muy reconocida dentro del ámbito de los educadores, tanto de magisterio como de enseñanza secundaria".

Consultada sobre las primeras tareas que tendrá la nueva jerarca en el MEC, advirtió que junto a ella se pretenden definir las prioridades de los gastos luego de que se apruebe el nuevo Presupuesto, con el fin de conseguir "los mayores logros a nivel educativo".

Se espera que hoy Moraes renuncie al Instituto Nacional de Evaluación Educativa.

Quién es.

Moraes es una mujer de perfil bajo. Tanto en el MEC como en la ANEP coinciden en que es "una excelente profesional", su perfil es más bien técnico que político. Gusta de trabajar en equipo, y todos están de acuerdo también que "no será un palo en la rueda" de nadie. El gobierno aspira con este nombramiento a mejorar la relación entre el MEC y el presidente del Codicen.

En mayo, Moraes había asumido en el consejo directivo de Ineed, en sustitución de Andrés Peri, quien se alejó del cargo tras una propuesta de Netto que fue votada por todo el Codicen, y que advertía que el funcionario no podía ser "juez y parte", ya que este también se desempeñaba (y aún se desempeña) como director de la división de Investigación, Evaluación y Estadística de la ANEP. Casualidad o no, Peri era un hombre cercano al exsubsecretario Filgueira.

Moraes es egresada de los Institutos Normales de Magisterio y se desempeñó en las aulas por muchos años. Es también licenciada en Ciencias de la Educación y master en Educación. Dentro de Primaria hizo todo el camino: fue maestra, directora, inspectora, y en 2005, con el primer gobierno del Frente Amplio, fue nombrada como directora general del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP). Se mantuvo en el cargo los cinco años y cuando el expresidente José Mujica recibió la banda presidencial, pasó a otro cargo de jerarquía, como directora general del Consejo de Formación en Educación (CFE).

La interrogante aún está planteada, en cuanto a quién marcará el ritmo de la reforma de la educación.

Netto está abocado a visitar diferentes centros del país —mañana va a Rivera—, haciendo hincapié en su plan de territorialidad. Para el presidente de la ANEP, es importante generar una mayor sinergía entre los centros de las diferentes regiones del país, y ve en eso el cambio del "ADN de la educación".

Este era uno de los choques que tenía con Filgueira, que entendía como un verdadero "cambio de ADN" una transformaciones de fondo, como la generación de un marco curricular común al menos hasta los 14 años (es decir desde educación inicial hasta segundo de liceo).

Vázquez se propuso que al final del período los liceales tengan un 75% de aprobación y que el 100% esté dentro del sistema. Días atrás, el renunciante Filgueira dijo que no estaban dadas las condiciones políticas para hacer un cambio profundo. Fuentes consultadas por El País indicaron que el de Moraes podría no ser el último cambio en el gobierno de la educación.

¿Cómo se eligió el subsecretario?

Fernando Filgueira renunció a la subsecretaría del Ministerio de Educación y Cultura (MEC) y comenzó la danza de nombres. Primero se habló de Miguel Brechner, el presidente del Plan Ceibal, luego también sonó el de la directora general de Secundaria, Celsa Puente. Después sonó con fuerza el nombre de Alejandro Maiche, licenciado en psicología y muy cercano a Brechner.

Cuando el presidente Tabaré Vázquez llegó a Uruguay de su viaje por Francia y Japón, según contaron fuentes del MEC a El País, se le pusieron sobre la mesa una serie de nombres, estaba el de Maiche, que había sido sugerido por Brechner, y también, a pedido del MPP, el de Edith Moraes. La ministra María Julia Muñoz se volcaba más por este último por dos razones: primero porque su currículum es más grueso en lo que se refiere a la gobernanza de la Educación, y segundo porque ella quería a una mujer en el cargo.

Vázquez, que ya había trabajado con Moraes en todo su primer gobierno cuando esta era presidenta del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), la eligió. Con esto se sacó un problema de encima, que es el de las diferencias constantes que existían entre el Ministerio y la ANEP sobre la forma en que se debía instrumentar el "cambio de ADN" de la educación. Ahora Wilson Netto, miembro del MPP, es el que manda. Con esta distribución de poderes, el gobierno de la educación se parece mucho al del período pasado. El FA pretende instrumentar cambios, y para esto confía en los mismos actores de la anterior administración.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)