DEUDA DE ANCAP

Confusión sobre si los pagos a Pdvsa debieron salir del país

Vázquez y Ferreri habían dicho que se quedarían para que cobrasen los exportadores.

En julio el gobierno aún confiaba en que Venezuela cumpliría. Foto: Gobierno de Venezuela

  •  
JUAN PABLO CORREA25 ene 2016

El envío de dinero a China que Ancap había pagado a Petróleos de Venezuela (Pdvsa) para cancelar con quitas sus deudas, amenaza con convertirse en un gran dolor de cabeza para el gobierno. Es que hay quienes habían interpretado que los recursos quedarían en un fideicomiso en la filial local del banco venezolano Bandes que estaba destinado a pagar a exportadores uruguayos de alimentos que ya hicieron algunos envíos al país que gobierna Nicolás Maduro.

Muchos actores involucrados en la operación así lo entendieron. Tres senadores opositores, — José Amorín, Álvaro Delgado y Pablo Mieres— dijeron a El País que votaron la autorización para que el Ministerio de Economía le prestara US$267 millones a Ancap para pagarle a Pdvsa, en el entendido de que los fondos quedarían en un fideicomiso y se usarían para pagar a los exportadores uruguayos de varios productos agropecuarios (lácteos, arroz, soja y pollos) por sus embarques a Venezuela. Ese país atravesaba y aún sufre una situación de agudo desabastecimiento. Luego el oficialismo votó la condonación de esos US$267 millones como forma de capitalizar a Ancap.

Amorín dijo a El País que "me quedó claro" y "por eso lo votamos" que el dinero tendría ese destino.

Pero no son solo los opositores los que lo interpretaron de esa forma. El subsecretario de Economía y Finanzas, Pablo Ferreri, dijo textualmente en julio de 2015 en la comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes: "tal como está establecido en el cuarto párrafo de la exposición de motivos del proyecto de ley, con el dinero que utilizará Ancap para cancelar la deuda con PDVSA se creará un fideicomiso, un Fondo de Compensación Comercial, que será estructurado y llevado adelante por la Corporación Venezolana de Exportación, Corpovex" (...) dicho fideicomiso se estructurará en Bandes Uruguay, por lo que los fondos estarán en el país, y los exportadores exportarían contra ese fideicomiso". "Por lo tanto, con esa estructura no habría riesgo en cuanto a la cobranza", enfatizó.

Y el propio presidente Tabaré Vázquez dijo algo similar. El 6 de julio del año pasado explicó que los fondos en cuestión "quedarán depositados a través de un fideicomiso de Venezuela en la sucursal uruguaya del banco Bandes, como garantía de cobro inmediato ante la venta de cada producto".

Ayer El País intentó sin éxito comunicarse con Ferreri. El cuarto párrafo de la exposición de motivos del proyecto de ley que envió el gobierno el pasado 15 de julio a la que había hecho referencia el subsecretario (que estuvo a cargo de la cartera de Economía en lo que va de enero) dice así: "Asimismo, se acordó un cronograma de exportaciones a partir de la oferta exportable del Uruguay para los meses entre junio y diciembre de 2015, en el sector alimentario (rubros, pollo, arroz, leche en polvo, soja y queso). Para ello, la Corporación Venezolana de Exportación (Corpovex) se comprometió a la creación de un Fondo de Compensación Comercial (Fideicomiso) en Bandes Uruguay, a los efectos de canalizar los pagos de las cuentas a los exportadores antes referidos". Si bien el texto no establece con contundencia que el dinero no podía salir, deja claro que se trata no solamente de resolverle un problema financiero a Ancap sino también de permitir la venta de productos uruguayos y el cobro de esas exportaciones.

En julio pasado el diputado blanco Jorge Gandini le preguntó a Ferreri si había un memorándum de entendimiento entre Uruguay y Venezuela por el tema. Ferreri dijo que haría gestiones para que llegara a los legisladores.

La semana pasada fue confirmado el persistente rumor de que el dinero que cuatro empresas lácteas (Conaprole, Claldy, Pili y Calcar) esperan con ansiedad para cobrar las exportaciones ya hechas a Venezuela, había sido enviado a China. Y lo confirmó el propio vicepresidente de la República, Raúl Sendic (también ex presidente de Ancap) que señaló que los fondos fueron para China a pedido de PDVSA. Sendic dijo también que se les pidió a los exportadores que fueron "cuidadosos" y que mandasen mercadería solamente cuando tuviesen la certeza de cobrar.

De los fondos que salieron solamente "regresaron" US$50 millones el año pasado y luego de que el propio presidente Vázquez se lo pidiera expresamente por teléfono a su colega venezolano Nicolás Maduro. Pili y Conaprole cobraron algo entonces de lo que se les adeudaba pero Claldy y Calcar no han recibido nada. Los productores de Calcar dejaron claro este mes en la comisión de Ganadería de la cámara baja que, en gran medida, la viabilidad de la cooperativa depende de que se cobre a Venezuela por los quesos enviados.

Críticas.

A la oposición no le pasó desapercibido lo que lo ocurrido implica para las posibilidades de cobro de los exportadores. Daniel Radío, diputado del Partido Independiente, dijo a El País que "ahora resulta que la plata no está en el Bandes sino en un banco chino y Sendic ahora sale a decir que Venezuela ponía las condiciones". "Es una burla. ¿Nos mintieron? Me gustaría saber si nos mintieron o Sendic está equivocado. ¿Cuando Ancap deposita la plata en el banco chino lo hace por él mismo o consulta con Economía? Esto es una tomadura de pelo. Quiero creer que no nos mintieron. Alguien se tiene que hacer cargo. ¿Quién dio la orden? Economía tiene que dar explicaciones, aunque esto parece ser una más de Ancap. Es un escándalo", sostuvo.

El senador blanco Álvaro Delgado comentó a El País que "obviamente el gobierno estuvo omiso en la coordinación" porque el dinero salió de Uruguay y "le faltó contundencia en los términos de la negociación". "Pensamos que tenía todo atado y no lo tenía. El problema con Venezuela no era el precio que pagaba sino el cobro. El gobierno se apuró a hacer anuncios. Venezuela necesitaba fondos frescos y tiene comprometido parte de su flujo de fondos con China. Pero el espíritu de lo que se votó en el Parlamento era fundamentalmente darle una válvula de descompresión a quienes tenían mercaderías stockeadas", dijo.

Visiones.

Pedro Bordaberry

El senador Pedro Bordaberry escribió en "El Telescopio" que "Ancap mandó el dinero a una cuenta venezolana ¡en China! Sí, parece broma pero no lo es. Ahora tiene que pedirle a los venezolanos que lo manden de vuelta para pagar las exportaciones de leche, queso, etcétera. Esto hace volar las sospechas", sostuvo.

Jorge Gandini

El diputado blanco Jorge Gandini dijo que a él le quedó claro que el acuerdo con Venezuela no era "petróleo por alimentos" y que incluso el oficialismo no quiso votar un aditivo blanco al proyecto de ley que autorizó a Economía a prestarle a Ancap que apuntaba a dar garantías de cobro a los exportadores.

Tabaré Vázquez

El presidente Tabaré Vázquez vinculó el acuerdo con Venezuela por la deuda de Ancap y el pago a los exportadores. Los fondos que Economía prestó a Ancap "quedarán depositados en la sucursal uruguaya del banco Bandes como garantía de cobro inmediato ante la venta de cada producto", dijo.

Pablo Mieres

El senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, sí interpretó que el dinero del fideicomiso debía ir a pagar a los exportadores uruguayos. "Vergonzosa tomadura de pelo a nuestros productores. Votamos ley por garantía de cobro y nos trampearon", escribió en Twitter. "Hay que definir responsabilidades", agregó.

Venezuela debe US$10: a empresa

Las deudas con Venezuela no fueron contraídas solamente con empresas del sector alimenticio. Le debe a laboratorios, fábricas de pintura, y a las empresas Urutransfor y Funsa un total de alrededor de US$75 millones. A la empresa Fármaco- Uruguaya le debe casi US$10 millones por la venta de medicamentos oncológicos y suero. Este grupo de empresas ha hecho gestiones a través de la Unión de Exportadores.

El dinero sigue sin aparecer

Hasta el viernes ni las empresas Calcar y Claldy habían recibido pagos de Venezuela pese a que el embajador de ese país Julio Chirino señaló que estaba muy próxima la llegada de más fondos . Claldy apuesta aún a poder enviar sus quesos a Venezuela porque el precio en México, a donde está enviando ahora sus productos, el precio equivale a menos de la mitad de los algo más de US$5 por kilo que Uruguay había pactado con Venezuela.

Gandini nunca vio garantías

El diputado blanco Jorge Gandini dijo que las empresas lácteas uruguayas habían dejado de exportar a Venezuela por la falta de pagos y que volvieron a producir con ese destino cuando el presidente Tabaré Vázquez acordó con su colega Nicolás Maduro que se reanudasen los embarques por alrededor de US$300 millones. Pero sostuvo que hubo compromisos "de palabra" en cuanto a los pagos que nunca estuvieron totalmente garantizados.

Maduro consulta a empresas

El presidente Nicolás Maduro de Venezuela debe lidiar con una economía en contracción, una elevada inflación, desabastecimiento y un precio muy deprimido del petróleo, que es casi el único producto de exportación del país. El parlamento, controlado por la oposición, no quiere darle a Maduro poderes especiales para lidiar con la economía. Maduro dice que va a recibir sugerencias de los empresarios sobre cómo enfrentar la situación.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.