ASSE ordena una investigación tras ola de denuncias

Auditoría para la Colonia Etchepare

Materia fecal en el comedor y pacientes que se la meten en la boca. Mesas de luz con cajones repletos de cucarachas. Baños que no tienen agua caliente. Perros, gatos y ratas. En este contexto viven los pacientes de las colonias Etchepare y la Santí Carlos Rossi.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Otra paciente de la colonia contrajo el virus BK. Foto: Nicolás Pereyra.

Las denuncias, muchas de ellas publicadas hace unos meses por El País y documentadas con imágenes el miércoles en el programa de televisión Santo y Seña de canal 4, dejaron entre la espalda y la pared a la división de salud mental de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), que no pudo más que ordenar investigaciones para cada una de las múltiples acusaciones.

"Estamos decretando investigaciones administrativas para analizar cada punto de las denuncias que presentó el programa de televisión", dijo el director de Salud Mental de ASSE, Horacio Porciúncula, a El País.

Algunas de las acusaciones las desmintió de pleno, por ejemplo la que señaló que un paciente se llegó a ahorcar dentro de los predios de las columnas. "Eso no es verdad", advirtió el funcionario.

El programa mostró testimonios de pacientes, familiares y funcionarios de las colonias. La publicidad del mismo llevó a que el pasado martes ASSE decidiera sacar de su cargo al hoy exdirector de la Etchepare y la Santín Carlos Rossi, Osvaldo do Campo. En la tarde del miércoles el propio Porciúncula dijo que su lugar iba a ser ocupado, de manera interina, por el psiquiatra Federico Sacchi, y advirtió que de todos modos Do Campo estaba de licencia. Pero ayer, en declaraciones a El País, Porciúncula confirmó que el exdirector no volverá al cargo.

En tanto, como número dos de las colonias se nombró a la pareja de Do Campo, Macarena Santoro, que antes se desempeñaba como adjunta a la dirección del centro psiquiátrico. En las colonias también trabaja la hermana de la actual subdirectora, la enfermera Pilar Santoro.

El destino de Do Campo todavía no se sabe, pero es posible que se le dé otro cargo dentro de ASSE (ver aparte).

Investigación.

"Vamos a hacer una auditoría contable y administrativa", dijo Porciúncula. Y prosiguió: "La finalidad no es solo esclarecer los acontecimientos pasados, sino también fortalecer procedimientos futuros y dejarlos bien en claro".

La auditoría la van a hacer, en parte, los mismos funcionarios de ASSE. Sin embargo, Porciúncula dijo que, para dar mayores garantías, "algunos de los aspectos" esperan que los pueda analizar "la propia Justicia".

El jerarca del área de Salud Mental de ASSE, reconoció que algunas de las imágenes que se vieron por televisión "pueden resultar impactantes". Y explicó: "Hay una parte de los pacientes de las colonias, aproximadamente 80 personas, que tienen problemas neurológicos muy complejos, retardos mentales graves, demencias. Constituyen el 10% de la población de las colonias. Cuando uno ve eso a través de los medios, genera angustia y preocupación. Eso debe haber sentido la población y a nosotros nos genera lo mismo".

Sobre pacientes que estaban desnudos dentro de las colonias, Porciúncula sostuvo que "hay aproximadamente entre 10 y 12 que tienen una tendencia a sacarse la ropa por su propia patología; son personas que tienen una alteración profunda que los lleva a tener esa actitud, se desvisten rápidamente, las propias imágenes muestran que no se sostienen sobre sus piernas, son trastornos neurológicos graves que muchos de ellos los tienen de nacimiento".

"Generó impacto en pacientes".

El informe de la televisión "generó un gran impacto en algunos de los pacientes" de las colonias Etchepare y Santín Carlos Rossi, reconoció el director de Salud Mental de ASSE, Horacio Porciúncula. El jerarca, según dijo, se mantuvo en constante comunicación con las colonias, para saber el estado de los pacientes, que quedaron conmocionados por la exposición.

EL DIRECTOR EN LA MIRA.

Soltarle la mano a Do campo.

A la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) le costó soltarle la mano a Osvaldo do Campo, el hoy exdirector de las colonias Etchepare y Santín Carlos Rossi. Cuando en la tarde del miércoles el director de Salud Mental, Horacio Porciúncula, anunció que este sería relevado, aclaró varias veces que de todos modos se encontraba de licencia y que no se descartaba su regreso al cargo. Ayer, en tanto, en declaraciones a El País, Porciúncula dijo que luego de lo que se vio en el programa de televisión Santo y Seña, ya está claro que Do Campo no va a volver a su puesto.

También reconoció que en un principio se pensó que, para darle una solución laboral a Do Campo, este podría hacerse cargo de una casa de medio camino, que atendería a pacientes en la zona de Santa Lucía, donde reside. Pero esto también ya se descartó. "En algún momento se habló la posibilidad de que en el lugar en que él vive, donde ya ha trabajado mucho con cuidadoras, podría tener en un futuro una inserción laboran en el caso que se le pueda adjudicar" una de estas casas, reconoció Porciúncula.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)