CAMBIOS POLÉMICOS

Analizan paro en Aduanas en rechazo a reestructura

El sindicato denuncia que daña la carrera administrativa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Otra vez: el TCA hizo caer el año pasado las modificaciones. Foto: F. Ponzetto

La Asociación de Funcionarios Aduaneros analizará hoy la posibilidad de realizar paros en rechazo a la presentación esta semana de un Plan de Reestructura de la repartición al que considera básicamente igual a uno que el Tribunal de lo Contencioso Administrativo dejó sin efecto el año pasado, por entender que afectaba la carrera de los funcionarios.

Roberto Valdivieso, presidente del sindicato, dijo a El País que el proyecto presentado el lunes por la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) al Ministerio de Economía y Finanzas "es más de lo mismo" y que el gremio "va a realizar absolutamente todo lo que esté al alcance" para revertir la situación. "Ya cometieron el error y fueron observados", advirtió el sindicalista. "No nos gusta llegar (al paro) pero creo que no va a haber otro camino", señaló Valdivieso.

El sindicato entiende que la reestructura permite que 83 personas ocupen cargos de confianza con remuneraciones que van de $100.000 a $ 180.000, perjudicando la carrera de otros funcionarios. "Acá es un despilfarro, no se respeta la carrera administrativa. Una funcionaria que hace dos años tiene a su cargo la administración de la aduana de Artigas cobra $100.000 por mes y hace dos años que está en la aduana. Un grado 12 en Rivera que empezó hasta 35 años, hizo todos los concursos de oposición y méritos, gana 30 y pocos mil pesos y no tiene ninguna responsabilidad. Eso no está bien", ejemplificó Valdivieso.

El proyecto de reestructura fue presentado luego de que venciera el plazo de 180 días que un decreto del gobierno había establecido para que se abriera un diálogo entre la dirección y el sindicato. Se realizaron reuniones pero no hubo acuerdo. Valdivieso dijo que si no se firmase la reestructura que el sindicato rechaza se generaría una situación de vacío legal.

Según Valdivieso, durante los tres años que estuvo vigente la reestructura que la decisión del TCA hizo caer, se gastaron US$4 millones anuales en remuneraciones a personal de confianza y además se contrató a consultores y empresas que generaron un gasto adicional de US$1 millón. "No se escuchó la voz de los trabajadores que en definitiva son los que conocen en la materia", sostuvo.

La DNA tiene 833 funcionarios y más de 600 están afiliados al gremio. "Cuando en 2013 presentamos el recurso éramos 900 en la DNA y firmaron más de 600", recordó Valdivieso.

La anterior reestructura quedó sin efecto en julio del año pasado. Básicamente suponía el ingreso de personal, algunos incrementos salariales y la posibilidad de que se destituyera personal jerárquico que no cumpliera con el 70% de las metas establecidas en su área de responsabilidad. A la reestructura se habían destinado fondos de un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo.

El TCA había entendido en su decisión que la reestructura violaba el derecho a la carrera de los funcionarios. El director de Aduanas, Enrique Canon, dijo el año pasado que en el nuevo decreto que se elaboraría "en tiempo récord" se tomarían en cuenta las objeciones del tribunal. Canon señaló en una conferencia de prensa realizada el 1 de agosto que la anulación del decreto por parte del tribunal, hacía caer la reestructura, el nuevo reglamento orgánico y provocaba la caída de beneficios salariales para 546 funcionarios (lo que implicaba una rebaja en sus remuneraciones de entre $3.500 y $12.500).

El artículo 3 del decreto del año pasado del presidente Tabaré Vázquez autorizaba a la DNA a encomendar en forma "transitoria y revocable" la dirección de las distintas jefaturas hasta que quede firme la nueva estructura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)