TENDENCIAS

Senderismo nocturno: una actividad que cada vez conquista a más personas en Uruguay

La gente llega con una idea y se sorprende con la experiencia que la lleva a recorrer sierras y quebradas de una manera muy distinta a cómo lo haría a la luz del día. 

Senderimos nocturno
Las recorridas nocturnas son en su mayoría por las sierras de Lavalleja o lugares de Maldonado.

La cosa empezó medio por accidente en 2015. Federico García lideraba una actividad de senderismo en Cerro Místico que concluía con la merienda. Pero estaba tan lindo el día que el grupo quiso quedarse un poco más. Aprovecharon, hicieron otra recorrida, se les hizo la noche… y así, sin querer, estaban inaugurando la primera experiencia de senderismo nocturno.

Federico había empezado con el senderismo “clásico” en 2010. “Era senderismo diurno de sierra. Fui evolucionando a otro tipo de experiencias; o sea, empecé con el senderismo de caminos y sierras, que también está buenísimo y le fui agregando alguna merienda o alguna cena”, recordó.

Se sumó el Templo Budista y fue en ese paseo que casualmente surgió lo de dar una vuelta en la noche. “Resultó tan interesante que empecé a investigar sobre el tema. Al año siguiente, en 2016, armé más específicamente el producto senderismo nocturno en Villa Serrana (Lavalleja). Fue el primero de todos”, contó.

A partir de allí fue agregando lugares, con o sin merienda, incorporando actividades, pero siempre con el senderismo nocturno de sierra como eje.

En principio lo hacía solo en verano, por un tema de clima, las noches de verano eran más favorables para hacer recorridas. Pero, de a poco, se fue animando a tantear el invierno y resultó que le gustó tanto como el verano. “Ahora es una actividad de todo el año”, dijo quien no abandonó las salidas diurnas, sino que las va intercalando según el mes o la época del año.

senderismo nocturno
Predominan las mujeres de todas las edades, pero también van hombres y niños con sus padres.

Auge de astrofotos ayudó a su crecimiento

Si hay algo que destaca especialmente en las recorridas nocturnas, es el cielo. En los últimos años se ha difundido mucho la astrofotografía. En Uruguay, por ejemplo, existe el proyecto Mirá Las Estrellas, de Fefo Bouvier. En sus salidas de senderismo nocturno, Federico García incorpora algo de información al respecto. “El aporte que doy, en caso de que el cielo esté despejado, es la orientación con las estrellas, que es interesante y la gente se cuelga. Son datos que por ahí no conocen y es un aporte simpático”, dijo. Agregó que el crecimiento de la astrofotografía lo ha ayudado a atraer gente al senderismo nocturno, sobre todo eliminando toda la parte del miedo a salir de noche o a la oscuridad, a los animales o al clima.

Jornada.

La actividad comienza alrededor de las cinco de la tarde, con una merienda casera y calentita. Enseguida comienza la caminata que, dependiendo de las distancias, puede durar entre cuatro o cinco horas.

“No siempre es caminando, sino que hacemos paradas, hacemos una pausa en algún mirador. La idea no es hacer un sendero de entrenamiento ni que tenga una dificultad alta o que sea de intensidad fuerte, sino que está pensado para que la gente viva la experiencia de caminar por la sierra de noche”, aclaró Federico.

Por ejemplo, hay muchos senderos que se hacen en quebradas, lo que permite estar protegidos del viento y del frío si es invierno. “El clima te puede jugar a favor o en contra. Por eso a veces hacemos la vuelta en una zorra que está armada para el paseo y le da el toque divertido a la experiencia. Siempre tenemos una sorpresa, en un caso fue volver en una zorra, otra vez fue compartir un cafecito o algo calentito antes de retornar al hogar”, detalló el senderista.

Añadió que se trata de “una caminata que va por el lado de la contemplación y de intentar conectar con el lugar. El mismo sendero que de día es de una manera, de noche es completamente distinto y eso es lo primero que sorprende a los participantes. A veces vienen con una expectativa y se van con una historia totalmente diferente y satisfechos”.

Senderismo nocturno
Las recorridas comienzan al atardecer, por lo general con una merienda calentita.

Desde Punta Ballena hasta Villa Serrana

“Tenemos nuestro corazoncito puesto en lugares que cuando empezamos no los conocía nadie o recién estaban arrancando. Nos dieron la chance de hacer alguna actividad ahí y con ellos seguimos desde el inicio”, contó Federico sobre las recorridas que organiza por Cerro Místico y el Templo Budista (Lavalleja) o al Parque Arqueológico Mina La Oriental, El Edén y Cerros Azules (Maldonado), entre otros. “Nos movemos por toda la Sierra de las Ánimas desde Punta Ballena hasta Villa Serrana, donde también hacemos senderismo nocturno”, agregó. Para fin de año piensa sumar un par de lugares más al senderismo nocturno, los que por ahora mantiene en reserva. Trata de tener tres actividades por mes, entre ellas una cabalgata y un sendero nocturno. Siempre son los fines de semana. Se lo encuentra en Instagram (@senderismonocturno, @depaseoxuruguay).

En persona.

En lo que a senderismo refiere, Federico actúa como único organizador, pero cuenta con la ayuda del personal de los establecimientos donde ofrece sus actividades. Arma el recorrido con todo incluido, salvo el traslado, que se cobra por separado y, por lo general, es lo más complicado de coordinar.

“Mover gente en Uruguay tiene un costo bastante elevado, entonces influye mucho en el precio de la actividad. Mi experiencia en los dos o tres últimos años es que, al darle a la persona la posibilidad de que vaya por sus propios medios, aunque el traslado esté disponible, llega igual. El precio es mucho más atractivo, eso hace cinco o seis años era impensable. Hoy en día los grupos se autogestionan mucho más las salidas”, apuntó.

En el senderismo nocturno, lo que más trata de cuidarse es la seguridad; de noche la sierra es toda igual y es muy fácil perderse. La gente debe sentir que el entorno es seguro y que cualquier problema posible tiene una solución pensada por anticipado. “El lugar que elegimos siempre está pensado para que vayan desde niños hasta mayores”, aclaró ya que cuenta con interesados de todas las edades.

“Mi público es más bien femenino, de adolescentes hasta veteranas. Según la actividad, hay hombres y niños también. Los niños vienen mucho a las cabalgatas y a algún sendero nocturno porque se anota la madre con los hijos. En ese caso tenemos una atención especial, aunque en general es una actividad tranquila y sin inconvenientes”, aseguró Federico.

Destacó que la gente le hace muy buenas devoluciones e incluso le sugiere ideas. ¿Vuelven? “Sí, hay un porcentaje que vuelve porque le gustó esa experiencia o porque quiere otra distinta. Les interesa conocer lugares en esa misma modalidad”, concluyó entusiasmado por lo mucho que ha logrado desde aquel “ratito más” en Cerro Místico.

Dejó las ocho horas para ser guía de la naturaleza

En 2010, Federico García tenía un trabajo de oficinista, de ocho horas. No era lo suyo; quería viajar, conocer lugares y eso fue lo que hizo. Hasta que un día empezó a llevar amigos a sus recorridas y esos amigos le fueron comentando la experiencia a otros. “El boca a boca comenzó a atraer personas y cuando quise acordar formaba grupos para ir a Sierra de las Ánimas, Piriápolis o lugares que en un principio eran bastante comunes y conocidos, y que después terminaron siendo espacios privados que fui conociendo y que se alejaron un poco de lo estándar que se manejaba en esa época”, recordó. Se capacitó como guía y fue parte de la última generación de guías de la naturaleza que se formó en Probides (Programa de Conservación de la Biodiversidad y Desarrollo Sustentable en los Humedales del Este), Rocha, allá por 2014. A eso le sumó cursos de primeros auxilios y de otras cosas necesarias para la actividad. “El trato con la gente se va dando con cada paseo, aprendiendo siempre a embocarle y a errarle también, porque se trata un poco de eso. Por suerte la devolución después es súper positiva”, contó orgulloso de sus grupos de senderismo.

senderismo nocturno
Federico dejó la seguridad de un trabajo de ocho horas para dedicarse a lo que realmente ama.

Próxima salida de senderismo en la noche

El 31 de octubre, Federico García organiza Atardecer en las Cascadas (Maldonado), una actividad con seis kilómetros de caminata y merienda de campo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error