TURISMO

Recorridos históricos y naturales: atractivos cerca de la frontera con Brasil

La parte más al este de Rocha tiene varios puntos de interés que merecer ser conocidos más allá del tradicional paseo de compras del Chuy

fuerte san miguel
Fuerte San Miguel

Compras, espeto corrido y que los niños crucen la Avenida Internacional para saltar de Uruguay a Brasil y viceversa. Así puede resumirse la experiencia de ir a Chuy, una escapada por el día que muchas veces se hace desde los balnearios de Rocha. “Nunca hemos necesitado explotar otras posibilidades de la zona”, reconoció Jefferson Muñiz, presidente del Comercial Regional del Chuy.

Pero este año es diferente. Ya lo fue diciembre de 2020 que, en comparación con el de 2019, registró un movimiento de solo el 30%.

Así que este verano, marcado por la pandemia por coronavirus, Comercial Regional del Chuy y Corporación Rochense de Turismo apuestan a traer visitantes a la frontera, pero no meramente a la comercial, sino a rincones cercanos que, en general, continúan escondidos para los uruguayos.

“La idea es cambiar el enfoque porque el Chuy siempre fue considerado un lugar de turismo de compras y solamente eso y no es así. Tenemos atractivos que compiten con cualquier punto turístico del país”, apuntó Muñiz.

Lugares históricos.

La Fortaleza de Santa Teresa no es el único rincón histórico que puede ser visitado cerca de la frontera con Brasil. Hay otros puntos menos conocidos que merecen ser explorados con atención. Uno de ellos es el Fuerte San Miguel, ubicado a poco más de siete kilómetros de la ciudad del Chuy (por la ruta 19) y a seis kilómetros de la Laguna Merín.

Construido por los españoles en 1734, tomado por los portugueses tres años después y recuperado por los primeros en 1763. Su restauración se realizó a partir de 1923 por el arqueólogo Horacio Arredondo y hoy es posible apreciar el foso que rodea el fortín junto al puente levadizo de la puerta principal. En su interior está el Museo de Historia Militar del Fuerte que alberga uniformes y prendas, premios, condecoraciones, armamento, utensilios y enseres del período colonial.

La construcción forma parte del Parque Nacional San Miguel que ocupa unas 1.500 hectáreas y forma parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas.

En las proximidades se encuentra un cementerio histórico y un museo criollo en el que se exhibe una diligencia de 1816 y una carreta de 1880. Además, hay un rancho de barro y paja y una reproducción de una pulpería tradicional.

El Fuerte San Miguel está abierto todos los días de 10 a 19 horas. Es obligatorio el uso de tapabocas durante la visita. Se realiza control de temperatura a la entrada y solicitud de datos personales.

La localidad de Velázquez también tiene una oferta histórica, según relataron a El País desde la Corporación Rochense de Turismo. Ubicado en el kilómetro 84 del tramo común de rutas 13 y 15 se encuentra este pequeño pueblo que fue declarado “capital histórica” del departamento en 2005. Se trata de un circuito autoguiado que incluye el sitio de la Batalla de India Muerta (1845), ruinas de la Estancia La Tuna y corral de piedra. También se puede observar la casa de Don Amalio Graña, la tercera finca que se construyó en el lugar y única de 1915 que permanece en pie; y el panteón del fundador don Luciano Velázquez. Al suroeste por la calle Gil Díaz se encuentra el Pozo del Estado, lugar que proveía de agua.

La Ruta del Arroz.

Desde Lascano se puede descubrir lo que se conoce como “la ruta del arroz”. Aquí hay un centro interpretativo para iniciar el trayecto que lleva por los molinos de Copar (permite visita guiada con coordinación) y Saman y chacras arroceras donde se puede conocer el proceso de riego, siembra y cosecha. “La producción produce un colorido bastante particular; de repente, hay campos amarillos y tiene magia”, se dijo a El País desde la Corporación Rochense de Turismo. Incluso se puede coordinar para participar de la siembra o de la cosecha.

Además de la zona arrocera, hay otros paisajes naturales para disfrutar de la merecida sensación de sosiego o un escenario para practicar senderismo, pesca deportiva o deportes náuticos. Por ejemplo, cerca de Velázquez, tomando un camino vecinal desde el kilómetro 99 de la ruta 15, está el Lago de India Muerta con un extenso monte de eucaliptos y área de camping. Es reconocido por muchos pescadores por ser un punto ideal para pescar tarariras en verano.

cerro rocha
Serranías de Rocha

Desde el Fuerte de San Miguel se puede continuar hasta el Cerro Picudo, una elevación de 100 metros de altura que, aunque no parezca mucho, permite ofrecer de un panorama de gran diversidad: la Laguna Merín, el arroyo San Miguel, el pueblo 18 de Julio, Chuy, la Fortaleza de Santa Teresa y los cultivos de arroz. La cima se alcanza fácilmente a pie.

El camino que lleva al Cerro Picudo nace en la ruta 19 y está bien señalizado. Hay que recorrer tres kilómetros para llegar a su base. Una opción es alquilar caballos para ese trayecto.

laguna en rocha
Maravillas naturales de Rocha

La Laguna Merín es imprescindible. A pesar de que su nombre significa “pequeña” en guaraní, es un espejo de agua de aproximadamente 4.5000 kilómetros cuadrados, con más de 120 kilómetros de costa en Uruguay, con playas de arenas limpias, condiciones ideales para los deportes de vela y abundancia de especies para los que prefieren la pesca deportiva. Este es uno de los puntos destacados para el avistamiento de aves.

Arqueología.

Desde el centro interpretativo de Lascano se puede coordinar una visita guiada por los cerritos de indios de la zona. Son elevaciones de tierra construidas por las poblaciones indígenas que habitaron la región desde hace 4.500 años y de las que todavía no se conoce su utilidad: una teoría es que son tumbas o un lugar donde guardaban las pertenencias. Solo en Rocha se han localizado, hasta el momento, más de 2.000 cerritos. La Corporación Rochense de Turismo y el Centro Universitario Regional del Este investigan sobre ellos.

Se los encuentra en el Bañado de India Muerta, en el Bañado de San Miguel, en el Estero de Pelotas, en el Bañado de Santa Teresa, en las márgenes de los ríos Cebollatí, San Luis, San Miguel y también en la Sierra de la Blanqueada, en la Sierra de Potrero Grande, en la Sierra de los Ajos y en la Sierra de Miguel, entre otras.

parques de agua
La rampa del Complejo Turítico Chuy tiene 18 metros y lanzamiento automático de gomones.

Parque de Aguas para aventureros.

El Parque de Aguas del Complejo Turístico Chuy es único en el este del país. Su principal atracción es la Rampa Mojada de 15 metros de alto. Está abierto por protocolo sanitario en dos turnos: de 9 a 13 horas y de 14:30 a 18:30. Cierra los jueves para la desinfección del lugar. La entrada por turno es de $ 390. Tiene toboganes de 45 metros de recorrido o juegos infantiles como Vértigo, un juego inspirado en la vida de los piratas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados