SALUD

Cómo reconocer los síntomas del Alzheimer y consejos para acompañar al paciente

El Alzheimer es el tipo de demencia más común en el mundo; se estima que en Uruguay hay más de 54.000 casos diagnosticados.

Alzheimer. Foto: Archivo El País
Alzheimer. Foto: Archivo El País

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Por el momento no existe cura para la demencia, enfermedad que afecta a más de 50 millones de personas en el mundo. Pero los expertos aseguran que mantenerse activo, tener una buena alimentación y participar de actividades sociales puede ayudar a reducir los riesgos de padecerla.

El tipo de demencia más común en los adultos mayores es el Alzheimer, un trastorno progresivo e irreversible que produce un deterioro gradual de la memoria, de la capacidad de aprender, razonar, formar juicios, comunicarse y llevar a cabo las actividades de la vida diaria. Por lo general suele aparecer luego de los 65 años, pero hay casos precoces que llegan ente los 40 y 50 años.

Con el objetivo de sensibilizar a la sociedad sobre este mal, el 21 de septiembre se conmemora un nuevo Día Mundial del Alzheimer, como se hace desde 1994, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Alzheimer’s Disease International (ADI) establecieron la fecha.
En el marco de esta jornada, especialistas del tema informan a la población sobre las consecuencias sociales y sanitarias de la demencia y recuerdan que un diagnóstico temprano significa que la persona podrá vivir mejor durante más tiempo.

Solo uno de cada 10 individuos que viven con demencia, en países de bajos y medianos ingresos recibe un diagnóstico. Los médicos insisten en que si este diagnóstico llega temprano en el curso de la enfermedad, ayuda a emponderar a la persona y a sus familias a estar mejor equipados para lidiar con la progresión de la condición.

Hay más de 54.000 casos de Alzheimer en Uruguay.

Hay más de 54.000 casos de Alzheimer diagnosticados en Uruguay. El neurólogo y psiquiatra especialista en demencia, Roberto Ventura, explicó a El País que si bien esta enfermedad suele presentarse en personas de más de 65 años, puede haber casos precoces que aparecen a partir de los 40 años. “Cuanto más precoz sea, más agresiva es y evoluciona rápidamente”, señaló.

Tener en cuenta a la familia.

Ventura resaltó que ante este mal que no tiene cura ni manera de ser detenido, es importante que la familia del enfermo sea tenida en cuenta por el personal de salud que atiende el caso.

“Distintas asociaciones se han formado en todo el mundo debido a que el sistema de salud no contempla un espacio asistencial para la familia. Si uno como profesional quiere abordar el problema, este no termina en el propio paciente a quien ni siquiera le podemos explicar cómo debe tomar su medicación. Tenemos que abordar el binomio paciente-familia y saber cómo son las características de la vivienda en la que habita para contemplar los consejos y advertencias necesarias para un mayor cuidado”, dijo el médico.

En las personas con Alzheimer, el síntoma cognitivo más común es el trastorno de la memoria, pero no es el único y, a veces, tampoco es el más importante.

Alzheimer. Foto: Archivo El País
Foto: Archivo El País

“Los síntomas comportamentales más comunes son los delirios como, por ejemplo, pensar que su casa no es su casa y debido a eso solicita ir a su verdadera casa. Los profesionales que se dedican a ver, diagnosticar y seguir la evolución de los pacientes son los vinculados con la salud mental (neurólogos, psiquiatras, neuropsicólogos, geriatras y psicólogos). Y tenemos que apuntar a que todos los profesionales puedan abordar este complejo tema”, agregó.

Consejos para los familiares.

La Asociación Uruguaya de Alzheimer y Similares (Audas) brinda recomendaciones para una mejor convivencia con una persona con Alzheimer. Por ejemplo, es positivo establecer rutinas dentro de un ambiente normal: organizarse evita la toma constante de decisiones y dará seguridad. Hay que procurar que el trato sea igual a como era antes que enfermara.

También se aconseja conservar la independencia de la persona el mayor tiempo posible: eso ayudará a mantener su autoestima y disminuir la carga que recae sobre los familiares.

Es importante mantener la dignidad del individuo: tiene sus sentimientos y hay que respetarlos evitando en expresiones o hechos, situaciones que le puedan molestar. Hay que procurar no discutir delante de la persona acerca de su condición actual.

La familia debe simplificar las tareas al enfermo: por ejemplo, conviene elegir tareas sencillas para que las pueda realizar y se aconseja hacer las cosas juntos, ayudarlo cuando la tarea es más difícil. Lo que no se recomienda es ofrecerle muchas posibilidades de elegir tareas. La clave no es quitarle actividades a la persona, sino ayudar a que estas sean más sencillas.

En cuanto a la seguridad, se recomienda tomar precauciones en el hogar como, por ejemplo: retirar lo que pueda ser peligroso para alguien que tiene olvidos o confusiones, hacer cambios de manera gradual, tener especial cuidado con electrodomésticos y estufas. Es prudente ocultar facturas, documentos, tarjetas de crédito, ya que la persona puede moverlos y luego no acordarse donde los puso.

Contacto.

La Asociación Uruguaya de Alzheimer y Similares (Audas) está en Magallanes 1320 (Montevideo), su teléfono es 2400 8797 y su correo electrónico [email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)