Publicidad

Recibió una caja de chocolates por su cumpleaños, comió uno y cayó muerta en Río de Janeiro

Según sus allegados, la mujer, que residía en Río de Janeiro, ya había recibido amenazas por redes sociales, al parecer, por la expareja de su esposo.

Compartir esta noticia
Caja de chocolates.
La víctima fue identificada como Lindaci Viegas Batista de Carvalho.
Foto: Unsplash, imagen meramente ilustrativa

Juan Pablo Contreras Ríos, EL TIEMPO (GDA)
Una caja de chocolates y un ramo de flores serían la clave para que autoridades en Brasil esclarecieran la muerte de una mujer de 54 años, quien falleció en extrañas condiciones luego de recibir un regalo de cumpleaños.

Según relatan medios internacionales, la víctima estaba en una peluquería cuando recibió un paquete anónimo que habría sido enviado por la fecha especial. Sin embargo, la mujer llamó a su pareja para preguntarle si él había encomendado el paquete, y él en tono de broma le dijo que sí lo había enviado.

La tragedia llegó cuando la mujer se comió uno de los dulces, salió del establecimiento comercial y comenzó a torcer sus brazos y a sentir un malestar general. Testigos de los hechos cuentan que por el lugar iba pasando un patrullero de Policía que trasladó a la víctima hasta un centro asistencial, pero en el parte médico se detalla que la mujer llegó sin vida al lugar.

La mujer había cumplido 54 años hacía pocos días.
La mujer había cumplido 54 años hacía pocos días.
Foto: redes sociales, EL TIEMPO (GDA)

La víctima fue identificada como Lindaci Viegas Batista de Carvalho y según sus allegados, la mujer, que residía en Río de Janeiro, ya había recibido amenazas por redes sociales, al parecer, por la expareja de su esposo.

“Tenemos pruebas de sus amenazas, una foto en la que sostiene una pistola con un mensaje amenazador para mi hermana. Aparte de los mensajes en el celular de mi cuñado, dijo que no pararía hasta que Lindaci estuviera muerta. Recibió mensajes diciendo que quería su cabeza, que se ahogaría con su propia sangre”, sostuvo la hermana de la víctima en medios internacionales.

Dentro de las declaraciones entregadas a las autoridades se recogió el testimonio de su esposo, quien negó haber enviado los chocolates y dijo que solo había contestado en broma. Dentro de las versiones también se indagó al funcionario que llevó el pedido, quien dijo que se lo había entregado un joven.

Las autoridades intentan establecer si el hombre al que se refiere el encargado del paquete es el hijo de la principal sospechosa y si habría utilizado la estrategia de usar al menor para que no pudiera ser procesado por su edad.

Asimismo, la Policía de Río de Janeiro arrestó a Susane Martins da Silva, principal sospechosa del crimen, quien rompió en llanto cuando fue capturada. Se dice que la mujer habló de “historias inconexas” y que nunca negó su participación en el envío de los chocolates.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

BrasilRio de JaneiroGDA

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad