ESPACIO

Perseverance: un paso más cerca de la llegada de un humano a Marte

El robot Perseverance de la NASA inició un viaje de casi siete meses y cerca de 480 millones de kilómetros hacia el planeta rojo

perseverance nasa
El cohete Atlas V de United Launch Alliance despegó según lo previsto.

El rover Perseverance de la NASA se lanzó ayer sobre un cohete Atlas V de United Launch Alliance desde Cabo Cañaveral (Florida) iniciando un viaje de casi siete meses a Marte y cerca de 480 millones de kilómetros.

Si todo sale bien, el 18 de febrero de 2021 Perseverance será el quinto rover en hacer esta travesía desde 1997.

Después de su aterrizaje dentro del cráter Jezero –un accidente geográfico que se forma cuando los ríos depositan sedimentos en su desembocadura– hará cosas que ningún robot marciano ha hecho nunca: buscar signos de vida, recolectar muestras para el futuro regreso a la Tierra y desplegar un helicóptero en miniatura, entre otras.

Las gemelas Viking buscaron signos de vida hasta principios de la década de 1980 y arrojaron resultados intrigantes pero ambiguos. Esta situación hizo que la NASA quisiera comprobar la habitabilidad pasada y presente de Marte con una serie de exploradores robóticos como los rovers Spirit, Opportunity y Curiosity (operativo hace ocho años).

Esas misiones reunieron muchas pruebas de que la superficie marciana, que ahora está fría, seca y desolada, pudo haber sido habitable en el pasado. Por ejemplo, Curiosity descubrió que hace miles de millones de años, su sitio de aterrizaje, el cráter Gale, albergaba un sistema de lago y arroyo.

Perseverance tendrá como objetivo analizar el suelo de Jezero: caracterizará la geología del cráter en detalle, mapeando la composición de rocas que preservan un registro de los días cálidos y húmedos. Tal trabajo podría identificar moléculas orgánicas que contienen carbono, incluidas, quizás, algunas que fueron producidas por microbios marcianos hace mucho tiempo. El rover incluso podría encontrar estructuras en la roca que fueron creadas por organismos nativos, características similares a las esteras microbianas aquí en la Tierra conocidas como estromatolitos.

Pero las observaciones in situ de Perseverance por sí solas pueden no ser suficientes para confirmar la existencia de la vida en el planeta rojo, dada la complejidad de la tarea y el alto nivel de evidencia que los científicos necesitan para un descubrimiento tan histórico. Pero acerca a la humanidad.

perseverance nasa
Ingenuity es autónomo; será el primero en sobrevolar otro planeta.

También probará una variedad de tecnologías que pueden allanar el camino para los ambiciosos esfuerzos de exploración en el futuro que planean SpaceX, Blue Origin y la NASA. Por ejemplo, Perseverance lleva un instrumento que es capaz de generar oxígeno a partir de la delgada atmósfera dominada por dióxido de carbono. Tal equipo, si se amplía, podría ayudar a los astronautas a explorar la superficie marciana, un objetivo que se quiere lograr en la década de 2030.

El rover también lleva un instrumento que penetra en el suelo que podrá detectar hielo de agua subterránea, otro recurso que los pioneros humanos podrían explotar.

La prueba indiscutible de una vida pasada en Marte, si de verdad la hubo, no se confirmará probablemente antes del análisis de esas muestras en la próxima década.

Sea que la humanidad instale una colonia o bases permanentes, el obstáculo más importante para una presencia humana duradera en Marte será convencer a los países y a sus dirigentes de que acepten un nivel de riesgo superior al de la Luna o la Estación Espacial Internacional.

Nave entró en modo seguro horas después del despegue.

La nave Mars 2020, que transporta un nuevo vehículo de la NASA, experimentó horas después del despegue problemas técnicos y pasó a mantener operativos solamente sus sistemas esenciales.

“Los datos indican que la nave espacial ingresó en un estado conocido como modo seguro, probablemente porque parte de la nave espacial se encontraba un poco más fría que lo esperado mientras (...) se encontraba en la sombra de la Tierra”, dijo la NASA, que agregó que la misión estaba evaluando completamente el estado del artefacto. Cuando una nave entra en modo seguro, apaga todos los sistemas excepto los esenciales hasta que recibe nuevos comandos del control de la misión.

Matt Wallace, subdirector de proyectos de la misión, sostuvo que el hecho de que la nave espacial hubiera entrado en modo seguro no era demasiado preocupante. “Eso está perfectamente bien, la nave espacial está feliz allí”, dijo.

La nave espacial también experimentó un retraso al establecer su enlace de comunicaciones con el Laboratorio de Propulsión a Chorro, su control de misión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados