MUERTAS NO SUEÑAN - ESPECIAL VIOLENCIA DE GÉNERO

Una nueva víctima en el interior

Nelly Goyeneche eleva a ocho las víctimas por femicido en el año 2018. Murió defendiendo a su familia.

Marcha "Ni una menos" en contra del feminicidio. Foto: G.Pérez.
Foto: Gerardo Pérez | archivo El País.

En muchos hogares del Uruguay esta decimotercera semana del año del 2018 es un tiempo de disfrute por Semana de Turismo, Semana Santa o Semana de la Cerveza. Sin embargo, para las familias de Nelly Goyeneche (41) y del policía Juan Carlos Oviedo (25) será recordada como una semana de tragedia.

Un nuevo femicidio volvió a suceder en Uruguay y en este caso cobró la vida de una mujer y de un policía que intentó protegerla.

Una vez más el escenario fue el interior del país — de los ocho que se han registrado solo uno ocurrió en Montevideo—, más específicamente en la localidad de Quebracho, a 56 kilómetros de la capital departamental Paysandú. Allí, Martín Bentancur llegó a la casa de su expareja decidido a matarla. Sin embargo, se encontró con la resistencia de la familia de su objetivo y acabó con la vida de Nelly Goyeneche Pintos, su exsuegra, y Juan Oviedo, un policía que fue alertado de lo que sucedía e intentó proteger a las mujeres que estaban siendo atacadas.

#muertasnosueñan

Nelly Goyeneche trabajaba como auxiliar en la escuela N°74 de Quebracho, por lo que era muy conocida y querida en su pueblo. Tenía cinco hijos, de entre 19 y 24 años, y también varios nietos.

Según contó Shirley Guillermo, más conocida como "Chona" a El País, Nelly pertenecía a una familia muy conocida y muy querida por todo el pueblo. "Ina", como la llamaba Chona, "era una señora buenísima, divertida, alegre, se daba con todo el mundo, todo el pueblo la quería".

Además, destacó que el hecho sangriento tomó a todos por sorpresa porque nunca imaginaron que algo así pudiera suceder.

Amalia Pintos, tía de Nelly, contó que su sobrina era "excelente persona, amiga, compañera, divertida". Resaltó que tenía una sonrisa para todo, era una luchadora y siempre estaba dispuesta a ayudar a los demás. Además, "era muy querida en el pueblo y en su trabajo" y "amaba estar con los niños en la escuela".

En tanto, Noemí Santana, prima de Nelly, también resaltó que "era una mujer luchadora y siempre con una sonrisa en el rostro".

A pesar de la tristeza, Noemí sostuvo: "Me consuela mucho saber que perdió la vida defendiendo su familia. Le puso el pecho a las balas por los hijos, nietos y yerno. Fue una luchadora hasta lo último".

Cifras.

El asesinato de Nelly suma el departamento de Paysandú, a Montevideo, Rivera, Cerro Largo, Treinta y Tres, Tacuarembó, Salto y Rocha, donde ocurrieron femicidios en 2018. Los ocho asesinatos en menos de tres meses dejaron sin madre a al menos 25 hijos. Mientras que en los primeros 86 días del año se cometió un femicidio cada 10,7 jornadas.

PRODUCCIÓN: DANIEL ROJAS

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos

º