Publicidad

Jugaba con su perro en el patio de su casa y el animal desenterró una antigua bomba sin detonar

El hallazgo del explosivo, de menos de un metro de largo y alrededor de cinco kilos, desencadenó un operativo de seguridad en las inmediaciones de Jacksonville, Florida.

Compartir esta noticia
Su perro desenterró una bomba sin detonar
Su perro desenterró una bomba sin detonar.
Foto: Captura de video.

La Nación/GDA
Un sorprendente hallazgo tuvo lugar en el patio trasero de una residencia en Jacksonville, Florida, donde un perro desenterró un objeto inusual que provocó la llegada del escuadrón antiexplosivos. El descubrimiento fue realizado por Matthew Sims mientras jugaba con su mascota, Baby, en el jardín de su hogar.

El artefacto en cuestión resultó ser una bomba militar sin detonar, lo que desencadenó un operativo de seguridad en la zona. Según relata Sims, al principio no logró identificarlo debido a su estado de deterioro y oxidación. Sin embargo, al extraerlo parcialmente del suelo, reconoció de inmediato su posible peligro. “En ese momento me entró el pánico. ‘¿Estará activo?’, me pregunté. Lo primero que pensé fue en dejarlo caer”, recordó.

El explosivo, que mide menos de un metro de largo y pesa alrededor de cinco kilos, llevaba enterrado por un extenso período de tiempo debido a su estado de descomposición, según indicó el informe policial, reportó CNN.

Debido al riesgo que representaba, un escuadrón antiexplosivos se dirigió a la casa, mientras los residentes del área eran evacuados. “No sentí miedo, solo curiosidad. Había visto situaciones similares antes y confiaba en que las autoridades manejarían el momento adecuadamente”, comentó Carla Smith, vecina del lugar.

El suceso, que atrajo la atención de los medios locales, concluyó con el retiro del explosivo de manera segura. “Fue interesante de ver. Las autoridades hicieron lo suyo y salieron de aquí en minutos”, expresó la mujer.

Detonaron tres bombas “ocultas” de la Segunda Guerra Mundial en Florida

En febrero, tres bombas de la Segunda Guerra Mundial que yacían en las aguas de la turística Bahía de Choctawhatchee, en la península de Florida, fueron detonadas por la Marina de Estados Unidos en una operación controlada cerca de una popular playa de arena milenaria, que fue nombrada como una de las mejores del país. Este procedimiento formó parte de una medida de precaución para garantizar la seguridad pública, según informó la Oficina del Sheriff del Condado de Okaloosa.

El descubrimiento ocurrió a comienzos de año, cuando la Base de la Fuerza Aérea de Eglin, que se ubica en la misma zona, reportó el hallazgo de estos artefactos bélicos que datan aproximadamente de hace 80 años. Se detalló, también, que dos de los dispositivos tenían un peso de unos 113 kilogramos y uno más grande llega casi a la media tonelada.

Estos instrumentos, diseñados para destrucción en tiempos de guerra, son considerados reliquias por parte de los historiadores. Sin embargo, existe un riesgo marginal de que el material detonante en su interior se vuelva más inestable a medida que se deteriora el contenedor metálico, por lo que se tomó la decisión de hacer el control adecuado.

¿Por qué hay bombas de la Segunda Guerra Mundial en Florida?

La zona donde se unen los estados de Florida y Alabama era utilizada como campo de bombardeo, según los historiadores consultados por Miami Herald. Además, indicaron que algunas de las bombas que se usaron en la época fueron diseñadas intencionalmente para ser inertes, mientras que otras no lograron explotar debido a un mal funcionamiento.

A través de un comunicado, la oficina del sheriff local destacó la labor del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU., que encontró las bombas en dos ubicaciones distintas: el 15 de enero se informó de las dos bombas de 113 kilogramos cerca de la Marina Two Georges en Shalimar, Florida, y el 29 de enero reportaron la bomba de 454 kilogramos durante una investigación rutinaria cerca del antiguo Campo de Tiro de la Bahía.

Tras estos hallazgos, otros dispositivos similares fueron identificados días después por un equipo de construcción que hacía excavaciones cerca del Aeropuerto Regional de Brooksville-Tampa Bay, en un lugar que anteriormente se utilizó como campo de armas, según una publicación de Facebook de la Oficina del Sheriff del Condado de Hernando.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad