REVIEW

El Galaxy Note 10+ de Samsung es la evolución de los teléfonos grandes

No es una revolución: el móvil más grande de Samsung trae mejoras y algún detalle

Samsung Galaxy Note 10
Galaxy Note 10+

El Galaxy Note 10+, todavía sin fecha de comercialización en Uruguay, es un teléfono de pantalla (muy) grande formidable con un alto rendimiento y una muy buena duración de batería. Trae algunos trucos nuevos en la cámara y en el lápiz óptico que cada uno determinará si son útiles o si valen la inversión de más de US$ 1.000. En general, el modelo premium de la phablet de por sí premium de Samsung es uno de los mejores smartphones en el mercado, pero no está exento de algunos detalles.

A los que no le gustan los cambios, notarán algo enseguida. El botón de encendido del Samsung Galaxy Note 10+ ya no está en el borde lateral derecho sino que está en el izquierdo (buena noticia para los zurdos). Pero eso no es lo más llamativo. Lo es que solo sirve para encender, no para apagar, puesto que si se lo deja presionado, activa a Bixby, el asistente virtual. Para apagar el teléfono hay que recorrer un camino poco intuitivo: ir al menú, buscar el icono de apagado y apagar. En el lado derecho ahora no hay nada.

Hecho este descargo, hablaremos de los pros y contras en cuatro apartados fundamentales: la pantalla, la batería, la cámara y el S-Pen.

La pantalla.

Samsung se las arregló para colocar una pantalla de 6,8 pulgadas –esto es muy grande dado que la medida estándar parece haberse establecido en torno a las 6 pulgadas– en un diseño más delgado y liviano que el Galaxy Note 9, que tenía una pantalla de 6,4 pulgadas. Esto se debe a que es una pantalla prácticamente sin biseles con una perforación en el centro de la parte superior para la cámara frontal, dando un paso más hacia ese futuro en el que se espera que un teléfono sea pura pantalla. Si no se lo imagina, aquí tiene el porcentaje: la pantalla cubre el 90,7% de la parte delantera.

Del punto de vista técnico, el Note 10+ trae la primera pantalla de celular con certificación HDR+ (Dynamic OLED). A los ojos, es un espectáculo. Son los colores intensos, los negros súper profundos y los ángulos de visión amplios que se esperan de Samsung. Ideal para jugar y para mirar videos (porque, además, ofrece una capacidad gráfica de punta y gran almacenamiento).

La batería.

Con una batería de 4,300 mAh, el Note 10+ tiene la batería más grande de la línea hasta la fecha. Esto es 300 mAh más que el Galaxy Note 9 y 200 mAh más que el Galaxy S10+.

Esta es una mejora bienvenida, ya que garantiza que el Note 10+ puede ofrecer una vida útil de todo el día. Pero, si a usted es de la vieja escuela y prefiere que su teléfono tenga un puerto para auriculares, la de cal es que Samsung eliminó el puerto de auriculares para que esto suceda (aunque en este momento esto ya se siente más inevitable que controvertido). La otra de arena es que se incluye auriculares AKG en la caja que usan USB-C.

En materia de carga, esta pasó de 10% a 50% –una medida mucho más tranquilizadora para los dependientes– en solo 20 minutos. Un tiempo muy bueno. Y llegó al total en 57 minutos.

Samsung Galaxy Note 10
Galaxy Note 10+

Las cámaras.

Una de las adiciones más bienvenidas es una tercera cámara ultra gran angular de 16 MP junto con la cámara principal de 12 MP y la cámara de telefoto 2x de 12 MP. Esto le da al Note 10+ más flexibilidad que los actuales teléfonos de Apple (por ahora). La calidad general de la imagen es sólida en todas las condiciones. Algunos analistas han dicho que el Note 10+ los decepcionó en condiciones con poca luz, pero no ha sido el caso con mis pruebas tanto en interiores como en exteriores. El modo nocturno se toma su tiempo para capturar pero el resultado fue más que digno.

El Note 10+ cuenta, además, con una cámara con tecnología ToF (Time of Flight) o cámara de tiempo de vuelo, que incluye un sensor que emite haces de luz infrarroja que mide la profundidad de cada elemento de la imagen.
El apartado de las cámaras incluye dos novedades. Una es el Live Focus Video, que se beneficia al máximo del sensor ToF, ya que permite ajustar el bokeh y la profundidad de campo en medio de una grabación. Esto es bueno, pero tampoco es algo que se vaya a usar todos los días (a menos que esté de viaje). La otra es el Zoom-in Audio que aísla los ruidos durante un video sin necesidad de activar ningún modo especial o cambiar la configuración. El resultado es muy bueno.

Por otro lado, la cámara frontal es excelente, con buenos colores y enfoque automático para asegurarse de que sus selfis sean nítidas.

El lápiz óptico.

El S-Pen es parte inseparable de la línea Note con funciones muy útiles para los usuarios que aprovechan los aspectos de productividad. Tomar notas rápidas en la pantalla de bloqueo es algo que podría hacerse regularmente. De lo que no hay duda es que el S-Pen tiene una precisión y sensibilidad increíbles. Es fácil para escribir. Lo que es más dudoso es la utilidad de los gestos en el aire. Estos permiten controlar aplicaciones desde la distancia (al estilo de una varita mágica). Por ejemplo, dentro de YouTube, si se desliza el lápiz hacia arriba, se sube el volumen; si se desliza hacia la derecha, se pasa al siguiente video. Estas funciones se limitan a solo unas pocas aplicaciones (cámara, galería, internet y poco más).

Por ejemplo, cambiar los modos de la cámara fue fácil, ya que con solo subir y bajar el S-Pen se cambia de la cámara trasera a la frontal y viceversa. Sin embargo, acercarse y alejarse resultó complicado.

Es una novedad, sí, pero cuesta agarrarle la mano y, la verdad, no ofrece ninguna razón para suplantarlo por el dedo. Hay casos en los que los gestos podrían ser más útiles como controlar la cámara mientras está colocada en un trípode o controlar la galería mientras el teléfono está conectado a un televisor. No es algo que se haga todos los días.

Conclusión: ¿vale la pena?

El Galaxy Note 10 Plus se ve como el teléfono de pantalla grande a vencer por la competencia. Aunque el precio es bastante elevado, ofrece una muy buena pantalla, un alto rendimiento y una batería de larga duración. Y es un móvil con una cámara muy capaz con un modo nocturno convincente y efectos novedosos de video. No trae ninguna revolución –hace tiempo que no se ven en la industria– pero sí evoluciones en potencia, memoria, cámara y autonomía. Y olvídese de guardarlo en un bolsillo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error