Publicidad

El eje de la Tierra se inclinó casi un metro: por qué sucede y qué efectos puede tener para el planeta

Según datos recogidos por la NASA, este leve desbalance se viene generando desde 1993. Los cambios de rotación a lo largo de miles de años podrían tener un impacto significativo en el clima.

Compartir esta noticia
Las estaciones se producen debido a la inclinación del eje de rotación de la Tierra.
La Tierra
Foto: Archivo

El Tiempo/GDA
La comunidad científica ha mostrado gran preocupación por la inclinación del eje del planeta Tierra, pues aseguran que esto puede afectar la extracción del agua subterránea que es utilizada de forma frecuente para el consumo humano, agricultura, industria, entre otros.

La NASA indica que este "pequeño movimiento" se está ocasionando desde 1993 y es una consecuencia del exceso de extracción de agua subterránea, ya que se han sacado alrededor de 2150 gigatoneladas de líquido.

El Instituto Mexicano de Tecnología del Agua dice que la extracción excesiva de agua subterránea induce una caída en el nivel freático y, por ende, una disminución en la contribución de agua del acuífero a los ríos y océanos, lo anterior afecta significativamente el estilo de vida de la humanidad y la vida silvestre del mundo entero.

De igual manera, la inclinación del eje central del planeta Tierra también puede tener un impacto en los efectos del clima o generar climas extremos, como sequías, inundaciones o lluvias muy fuertes. Por otro lado, durante las diferentes épocas del año, diferentes lugares de la Tierra reciben los rayos directos del sol debido a la "leve inclinación", esto afecta los diferentes cultivos y la salud de la piel de las personas.

La Universidad de Zúrich realizó un estudio y confirmó que son más de 9,6 billones de toneladas de hielo glaciar lo que se ha derretido desde 1961, hasta el 2016, esto ha provocado un aumento de nivel del mar de 27 milímetros.

¿Por qué se desplazó el eje de la Tierra?

Un estudio publicado en la revista Geophysical Research Letters, Ki-Weon Seo, el director de la investigación, ha señalado que el desplazamiento de masas y el aumento del nivel del mar son causados por la extracción de aguas subterráneas.

De acuerdo con diario El Confidencial, este fenómeno sería uno de los sorprendentes efectos del antropoceno, la era geológica en la que nos encontraríamos y que es definida principalmente por el impacto de las grandes obras de ingeniería y el resto de la actividad humana en el planeta.

Según el investigador, el polo de rotación de la Tierra cambia considerablemente, y la redistribución de las aguas subterráneas es el factor que más influye en este fenómeno. La lógica detrás de esto es la siguiente: la forma en que el agua se distribuye afecta a la masa, de manera similar a cómo se agrega peso a un trompo.

¿Cuáles son las consecuencias de los cambios en la rotación de la Tierra?

Los cambios en la rotación de la Tierra causados por el bombeo de agua subterránea son graduales y no se notarán de inmediato. Sin embargo, a lo largo de miles de años, podrían tener un impacto significativo en el clima, según Surendra Adhikari, investigador del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

A las variaciones orbitales, que describen las consecuencias que generan los movimientos de la Tierra en el clima, se les conocen en el entorno científico como los ciclos de Milankovic.

Milankovic, nacido en el extinto Imperio Astrohúngaro, fue un geofísico, astrónomo y matemático que destacó por su teoría de las edades del hielo.

"Milankovic predijo que los períodos glaciales ocurren durante épocas de baja insolación estival en latitudes altas del hemisferio norte, lo que permitiría que las capas de hielo permanecieran año tras año sin derretirse", explica un artículo publicado en la página para el entendimiento del cambio climático que ha diseñado la prestigiosa Universidad de California con sede en Berkeley.

Desde la irrupción de los postulados de Milankovic, publicados en la segunda década del siglo XX, se han encontrado varias evidencias que reafirman su teoría.

Al respecto, la NASA expone: "La forma de la órbita de la Tierra cambia de elíptica (alta excentricidad) a casi circular (baja excentricidad) en un ciclo que dura entre 90.000 y 100.000 años. Cuando la órbita es muy elíptica, la cantidad de insolación recibida en el perihelio sería del orden de un 20 a un 30 por ciento mayor que en el afelio, lo que daría como resultado un clima sustancialmente diferente al que experimentamos hoy".

A la fecha, según expertos consultados por el diario norteamericano The New York Times, "El eje de la Tierra no se ha movido lo suficiente como para afectar a las estaciones".

Sin embargo, destaca el medio mencionado, las variaciones en el giro del planeta resultan trascendentales para los sistemas de navegación por satélite que se emplean en los aviones y las aplicaciones de mapas, entre otros.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

planeta TierraGDA

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad