NUTRICIÓN

¿Puedo tener déficit de vitamina D por el encierro durante la cuarentena?

La vitamina D cumple un rol importante en el sistema inmune y solo se obtiene de tres maneras: una de ellas es exponiéndose a la luz solar.

Tomar sol. Foto: Archivo
Tomar sol. Foto: Archivo

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La cuarentena por la pandemia del coronavirus está haciendo que, en general, pasemos muy poco tiempo al aire libre. Hay muchos uruguayos que por estos días cumplen dos semanas de aislamiento, ya sea voluntario o porque tienen algún síntoma y quieren proteger a los otros y a sí mismos.

Excepto aquellas personas que viven en casas con patio o apartamentos con balcones en los que da el sol, gran parte de la población puede llegar a pasar días enteros sin exponerse a su luz, la cual ayuda a metabolizar la vitamina D en el organismo.

¿Puede suceder que por estar muchos días encerrados presentemos déficit de vitamina D? Si tenemos balcón o patio, ¿cuánto tiempo mínimo es recomendable exponerse al sol por día? ¿Ayuda la vitamina D a tener las defensas altas? Para responder a estas y otras preguntas El País habló con la nutricionista Luciana Lasus.

Lo primero que hay que saber es que existen tres maneras de obtener vitamina D: a través de la piel gracias a la luz solar, a través de los alimentos que se consumen y una tercera opción es a través de suplementos. Lasus señaló, entonces, que si una persona no sale de su hogar por muchos días puede suceder que sintetice menos vitamina D, pero eso es algo que no solo depende de tomar o no sol.

Las funciones de la vitamina D.

La nutricionista explicó que se cual sea la fuente de la vitamina D, una vez en nuestro cuerpo, esta es activada en procesos metabólicos para que se transforme en una vitamina “utilizable” en el organismo. Las funciones que cumple la vitamina D son muy importantes.

Por un lado, explicó que colabora en la absorción del calcio: “Regula el equilibrio de calcio y de fósforo, que es la base para una buena mineralización ósea”. Por ese motivo, la vitamina D es esencial para mantener los huesos fuertes.

Por otro lado, hay distintas funciones que también son importantes pero menos conocidas como, por ejemplo, “la modulación del crecimiento celular, neuromuscular, la función inmune y la modulación de la inflamación. En ese sentido también tiene una incidencia indirecta, pero no poco importante, en lo que es la regulación del peso”, sostuvo la profesional, quien agregó que en lo que también influye el nivel de vitamina D es en el humor, “específicamente en la depresión y la ansiedad”.

Días de encierro en casa.

¿Qué hacer ante el hecho de que al no salir de casa podemos estar sintetizando menos vitamina D por la falta de luz solar en la piel? Lo que recomienda la nutricionista es tomar unos 15 minutos de sol al día, aunque sea por una ventana o un balcón. Eso sí: que sea con protector solar y en horarios adecuados. “Eso puede ayudar considerablemente a la síntesis de vitamina D desde la piel, sin dudas”, sostuvo.

De cualquier manera, recordó que no hay que excederse en el tiempo de exposición al sol, ya que eso puede traer consecuencias negativas para la salud, como envejecimiento de la piel o cáncer de piel.

Para contrarrestar la falta de sol, hay alimentos que naturalmente son fuente de vitamina D y deben ser tenidos en cuenta (ver recuadro). La alimentación sana y variada es clave.

Los problemas por un déficit de vitamina D.

Las consecuencias que puede traer un déficit de vitamina D en nuestra salud son variadas y están relacionadas con la pérdida de densidad ósea, lo que puede llevar a casos de osteoporosis y fracturas y a otras enfermedades como raquitismo.

La deficiencia puede deberse a distinto motivos: que el organismo no absorba bien los nutrientes, que no recibe suficiente luz solar, que su hígado o riñones no funcionan bien, o a raíz de una alimentación incompleta. Lasus puso el ejemplo de pacientes con dietas ovo vegetarianas o en quienes son intolerantes a la lactosa. En esos casos “hay que reemplazar los alimentos que no consumen para poder sostener el tipo de alimentación”.

La vitamina D cumple un rol importante en la respuesta inmune del organismo. La profesional explicó que, en primer lugar, “la vitamina D se une a células que participan de todo lo que son las defensas, favoreciendo su acción y, por ende, en forma indirecta ayudando a todo lo que es inmunidad al organismo”, detalló.

En segundo lugar, “aumenta el efecto antimicrobiano de los organelos que se dedican a proteger a las células, los hacen actuar más, los ayudan a fagocitar y les ayudan a inhibir la producción de sustancias que se forman cuando las células se inflaman”.

Lasus añadió: “Hoy por hoy sabemos que todo lo que son enfermedades neurodegenerativas y enfermedades de cáncer tienen un vinculo a células inflamadas. Entonces, si tenemos nutrientes que ayudan a reducir la inflamación estaríamos también de esa manera previniendo enfermedades”.

La importancia de una dieta variada.

Como mencionamos, hay tres formas de obtener vitamina D: a través de la piel, de la dieta y de suplementos.

En relación a lo que comemos,  Lasus explicó que hay determinados alimentos que son fuente de esta vitamina como, por ejemplo, el salmón o el atún, el hígado de vaca, quesos, la yema de los huevos y algunos hongos. La profesional señaló que es importante mantener una dieta variada que incluya mucha fruta y verdura y que también tenga granos integrales, buenos aceites, lácteos, carnes magras, lentejas, garbanzos, porotos, semillas, frutos secos.

La nutricionista sostuvo que también hay otros alimentos fortificados que son buenos para mantener los niveles de la vitamina D, como, por ejemplo, las leches fortificadas.

¿Qué sucede si hay exceso de vitamina D?

No solo el déficit de vitamina D puede perjudicar la salud, sino que presentar niveles demasiado altos también tiene consecuencias negativas. Por este motivo, a la hora de tomar suplementos hay que tener un seguimiento de un profesional.

Un exceso de vitamina D en el organismo puede, por ejemplo, dañar los riñones o elevar el nivel de calcio en la sangre, algo que puede causar confusión, desorientación y problemas del ritmo cardíaco.

La mayoría de los casos de toxicidad de vitamina D ocurren cuando alguien toma demasiados suplementos de vitamina D. El exceso de exposición al sol no causa intoxicación por vitamina D porque el cuerpo limita la cantidad que produce. Lasus detalló que en estos casos “no se genera toxicidad, pero la persona puede tener otros problemas”, que pueden llevar al cáncer de piel.

Análisis de niveles de vitamina D

La nutricionista explicó que actualmente los profesionales analizan los niveles de vitamina D ya que “se está viendo un déficit poblacional” de la misma, que puede no estar relacionado con menos ingesta de ciertos alimentos, “sino por un poco de menos exposición al sol sin protector”.

Pero aclaró que los indicadores en sangre “no necesariamente reflejan la cantidad de vitamina que hay, por ejemplo, en los huesos, porque la que aporta lo que comemos y la que producimos desde la piel no es la que se usa finalmente en el organismo; entonces la que se mide en sangre no siempre es un reflejo tan fiel de la realidad”.

Su experiencia en el consultorio le indica que la mayoría de las personas que tienen sobrepeso presentan un déficit importante de vitamina D, “especialmente mujeres y adolescentes”, agregó. Y dijo que ese déficit se vincula, no solo al sobrepeso, sino al cansancio y al desgano.

“Cuando logramos mejorar esos niveles, que aunque no sean fieles sí son indicadores de que está en menos cantidad de lo recomendable, esos aspectos mejoran significativamente”, detalló.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados