SALUD Y BIENESTAR

Cómo deben prepararse los sordos ante la presencia de la COVID-19

Es clave que la persona sorda tenga un intérprete o mediador a quien recurrir en caso de emergencia.

Ximena Romero
Ximena Romero trabaja como mediadora en OAISU y en la Unidad de Salud para personas Sordas.

Anotar en un papel el teléfono de un intérprete, pedir ayuda a un vecino o realizar una videollamada son algunos de los consejos que desde OAISU les dan a las personas sordas para el momento en que se sientan enfermos.

En tiempos de la COVID-19 estas recomendaciones no son menores ya que es sabido que toda la atención médica ha sido rediseñada apuntando a la pandemia. Por eso, para las personas con alguna discapacidad física estar preparados es fundamental.

Ximena Romero es sorda y trabaja tanto para OAISU como para la Unidad de Salud para personas Sordas (USS) de la Intendencia de Montevideo. La primera es una organización dedicada a realizar actividades infantiles y para promotores de la salud que tienen que ver con las personas sordas; mientras que la segunda funciona dentro de la Policlínica Luisa Tiraparé (Uruguay 1936) asistiendo a pacientes sordos los lunes y jueves. En esta última, Ximena comparte la tarea de mediadora junto con Luis Lavega.

No es lo mismo ser intérprete que mediador. El mediador es sordo, lo que hace que la comunicación sea más directa porque, además de conocer la lengua de señas, comparten una forma de sentir. Ximena contó que en la comunicación con los profesionales de la salud antes estaba solo el intérprete y la comunicación no era tan fluida.

“El sordo conoce a la comunidad. Hay diferentes niveles, gente que sabe muy bien la lengua de señas y gente que no. El intérprete generalmente sabe lo que le enseñan en los centro de formación, la lengua estándar, mientras que el mediador puede interpretar los gestos. Además, la lengua va cambiando entre los que son más veteranos o los que son jóvenes”, explicó Ximena a El País con Laura, su pareja, como intérprete.

Agregó que entre sordos hay mayor confianza y empatía porque “están de igual a igual”. También influye si la persona es del interior del país, donde el contacto entre las personas sin audición es mucho menor.

Atención en Policlínica Luisa Tiraparé

Los lunes y los jueves la comunidad sorda tiene un espacio reservado para atenderse en la Unidad de Salud para personas Sordas (USS) que funciona en la Policlínica Luisa Tiraparé (Uruguay 1936, esquina Fernández Crespo). Allí encuentran atención, prevención, promoción y educación para la salud en el primer nivel de atención. Los beneficiarios son los usuarios de ASSE. Ximena Romero y Luis Lavega son los mediadores con los que cuenta esta policlínica para que los sordos no tengan problema a la hora de comunicarse con los profesionales de la salud.

Coronavirus

La emergencia sanitaria motivó que desde OAISU se realizaran videos en lengua de señas para ayudar a las personas sordas en esta nueva situación. Hay desde recomendaciones de cómo estar preparados si llega el momento en que se sienten enfermos y deben llamar a un médico, pasando por explicaciones de qué es la COVID-19 y las medidas preventivas emitidas por el Ministerio de Salud Pública, hasta una explicación para los niños.

“Hay mucha gente sorda que trabaja haciendo changas o en la calle vendiendo y ahora se está quedando en su casa, entonces no tiene nada para alimentarse. Desde la USS y de OAISU estamos preocupados por organizar canastas y dar una información mucho más clara. Entonces hacemos videollamadas y les avisamos de forma personalizada de qué trata este tema”, detalló Ximena.

También hay muchas personas que no tienen familia y están deprimidas, nerviosas o ansiosas porque les falta el contacto con el otro. “Se les puede hacer una videollamada y entablar una conversación. También se lo ayuda si necesita hacer algún trámite”, agregó la mediadora.

Laura, pareja de Ximena, acotó que hay muchas personas sordas que, en su entorno, son las únicas que manejan el lenguaje de señas, lo cual es un problema. “No hay una comunicación fluida y eso fomenta que la persona se sienta separada, angustiada”, dijo.

Hasta la llegada del coronavirus, la USS se ocupaba de hacer visitas, conversar y distraer a las personas sordas. “Ahora ese contacto, de golpe, se paró y están desesperados. No tienen tarjetas, no tienen dinero, no tienen comunicación… entonces el aislamiento es mucho mayor. En ese caso se les hacen videollamadas para decirles que se queden tranquilos, que piensen en positivo, que todos están pasando por esa situación”, informó Ximena.

Se trata de adaptarse a una nueva realidad que a veces olvida que no todos estamos en igualdad de condiciones. En el caso de los sordos, hoy es básico identificar su situación, darles la asistencia necesaria y prepararlos para vivir en pandemia.

Asociación de Sordos del Uruguay recurre a dibujos

La Asociación de Sordos del Uruguay (ASUR) resolvió apoyarse en el material que elabora su presidente para ayudar a la comunidad sorda a manejar el COVID-19. Rodrigo González, en su calidad de licenciado en Artes Plásticas y Visuales, diseñó una serie de ilustraciones que se comparten en las redes sociales de ASUR. Por ejemplo, ¿qué hacer con una persona sorda si estás con tapabocas? Como no puede leernos los labios, lo que se recomienda hacer es usar un tapabocas transparente, escribir en papel o en el celular lo que le queremos decir o recurrir a la lengua de señas. Otra de las imágenes creadas por González es la que enseña a decir la consigna #Quedateencasa en lenguaje de señas. Tanto en su Facebook (rodrigonzalezuy) como en su Instagram (@rodrigonzalez87) también hay chistes referidos a la pandemia que invitan a reflexionar, además de otras comunicaciones de interés para los sordos.

sordos
Cómo comunicarse con una persona sorda si se usa tapabocas.
sordos
La consigna del momento en lenguaje de señas.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados