NASA

En su cumpleaños 60, la NASA quiere volver a la Luna

Ante la prensa, el jefe de la agencia espacial aseguró que quieren regresar “rápido” a visitar el satélite terrestre.

La Luna fue una de las grandes ambiciones de la agencia espacial estadounidense. Foto: NASA
La Luna fue una de las grandes ambiciones de la agencia espacial estadounidense. Foto: NASA

El jefe de la agencia espacial estadounidense, Jim Bridenstine, quiso dejar claro un mensaje el jueves durante una reunión con la prensa: la NASA aprieta el acelerador para volver rápido a la Luna, gracias al sector privado, un objetivo trazado por Donald Trump.

“Es importante regresar a la Luna lo antes posible”, dijo Bridenstine en la sede de la NASA en Washington. Para los astronautas, el plan es un retorno en 2028.

Antes de eso, la NASA quiere ya tener allí un módulo de aterrizaje en 2024, y acaba de lanzar una licitación al sector privado, cuyas propuestas deben presentarse antes del 25 de marzo para una primera selección en mayo, un calendario ajustado para una agencia cuya historia está llena de proyectos que tienen años de retraso por haber excedido su presupuesto en miles de millones.

“Esta vez, cuando volvamos a la Luna, nos quedaremos allí”, dijo el administrador de la NASA. “No dejaremos banderas y huellas, entraremos en casa y no volveremos durante 50 años”.

“Podremos hacer viajes de ida y vuelta con humanos”, agregó, al reiterar que la política oficial de Estados Unidos, desde la firma de una directiva de Trump en diciembre de 2017, es el regreso a la Luna (antes que a Marte, tal vez para la década de 2030).

La NASA planea poner en la órbita lunar una pequeña estación para 2026, que servirá como lugar de tránsito para los viajes Tierra-Luna, pero que no estará diseñada para una presencia permanente, como es el caso de la Estación Espacial Internacional (EEI), en la órbita terrestre.

Como también es el caso de la EEI, la NASA quiere que otros países participen en cualquiera de los elementos de “arquitectura” previstos: módulos de la futura estación lunar, vehículos que se utilizarán para descender a la superficie lunar, o para volver a la estación.

“Queremos hacer competir a los proveedores en cuanto a costos e innovación”, afirmó Bridenstine.

1969: este año se cumplen 50 años de la llegada al satélite. Foto: AFP
1969: este año se cumplen 50 años de la llegada al satélite. Foto: AFP

Un libro.

A medio camino entre el 60 aniversario de la Nasa y los 50 años, en junio, de la llegada del hombre a la Luna, el libro “The NASA Archives. 60 Years in Space” (Taschen) propone un viaje por el espacio y el tiempo a través de 400 fotografías, en un “homenaje visual al impulso imparable del ser humano por viajar más allá de la Tierra”.

El libro reproduce conversaciones entre los astronautas y el control en Tierra, como aquel: “Houston, hemos tenido un problema”, de Jim Lovell en el Apolo 13 (y no “Houston, tenemos un problema”, como se recuerda popularmente), o el “discurso de la Luna” (1962), del presidente John F. Kennedy para convencer a los estadounidenses de apoyar el programa Apolo.

Pero, sobre todo, es un viaje fotográfico desde la creación de la Nasa (1958), “como una respuesta de emergencia” al lanzamiento del satélite soviético Sputnik 1.

Revisitando las imágenes más famosas de la historia de la NASA

El libro editado por Taschen, es un reconocimiento a la historia de la agencia espacial estadounidense. En sus páginas recoge algunas imágenes de gran tamaño y alta resolución que muestran la fragilidad del ser humano mientras camina por la “magnífica desolación” de la Luna, como la calificó Buzz Aldrin, al pisar el satélite justo detrás de Neil Armstrong el 20 de julio de 1969.

Y cómo aquellos logros se seguían con una mezcla de emoción e incredulidad, con una imagen de Central Station en Nueva York abarrotada de personas frente a una pantalla gigante que transmite el despegue de John Glenn (1962), el primero en orbitar la Tierra en tres ocasiones.

Recuerdos en blanco y negro que contrastan con el inmenso azul de la Tierra que sirve de marco a los paseos espaciales , el día a día de los astronautas en la Estación Espacial Internacional o el febril trabajo de los miles de empleados de la Nasa, cuyos nombres nunca pasarán a la historia.

“En el tiempo de una vida la Nasa ha hecho algunas de la mayores exploraciones concebibles, indagando en nuestra relación fundamental con el inmenso e increíble Universo”, escribe Bizony en el libro, que incluye ensayos del que fuera historiador jefe de la Nasa Roger Launius, y del escritor y periodista científico Andrew Chaikin.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)