INN CONTENT PARA CANASTASUY

La Chorizada Solidaria, para que no falte un plato a un uruguayo

Este sábado, comprando un ticket por un chorizo al pan y una bebida se donará una canasta de alimentos

CanastasUY

La situación derivada de la pandemia de coronavirus es muy dura, pero un simple gesto puede ayudar a quienes más lo sufren: CanastasUY, la red de contención surgida para atender a familias afectadas por la emergencia sanitaria y económica, anuncia una nueva iniciativa, la Chorizada Solidaria.

Y ese gesto que hoy se pide puede resumirse en pocas palabras: un ticket por un chorizo al pan y una bebida equivale a una canasta, con la cual se alimenta una familia de cinco o seis personas durante tres díasEl sábado 11 de julio, la Chorizada Solidaria ofrecerá en “puntos solidarios” de todo el país un choripán y una bebida por 250 pesos, que permitirán entregar una canasta con alimentos a una familia.

Esta acción, que será la chorizada más grande del mundo, tiene como objetivo “crear conciencia en la sociedad de que la emergencia económica continúa, por lo tanto los uruguayos debemos seguir siendo soloidarios con quienes nos necesitan”, comentó Santiago Oitaben, uno de los responsables del plan. “Esta crisis sanitaria provocó 100.000 nuevos pobres en el país y es necesario atender también ese problema”, enfatizó.

CanastasUY es una sociedad civil nacida este año con el objetivo de atender las consecuencias económicas de la emergencia sanitaria en un punto determinado del departamento de Canelones, Colonia Nicolich, pero pronto comenzó a expandirse a otros barrios, otras ciudades, otros departamentos, como una inmensa red fraternal. Hoy está entregando 5.000 canastas con alimentos por semana, 20.000 al mes, a ONGs de todo el país, a través de una red de mil voluntarios que gestionan donaciones, arman las canastas y las distribuyen. “Que no falte un plato” es su lema.

La Chorizada Solidaria representa una iniciativa puntual, que abarcará 18 departamentos. Solo queda afuera Treinta y Tres, por su situación actual, pero un 5% de lo recaudado en el resto del país irá a ese departamento.
Los tickets se compran por adelantado en cualquier local de RedPagos o TaTa, así como a través de la web www.canastas.uy. El costo, está dicho, es de $250.

Por todo el país 

 Todo el procedimiento está cuidadosamente planificado. Los chorizos serán preparados por voluntarios el viernes 10. Quienes los adquieran los retirarán al otro día en los “puntos solidarios” de todo el país de 10 a 17 horas.

En Montevideo estarán en la rambla, cada un kilómetro desde el Puerto a Carrasco, pues es la vía de tránsito que conecta toda la ciudad. Serán food trucks o estaciones que se armarán con un diseño de arquitectos, donde funcionarán parrillas para mantener calientes los productos.

La intención es evitar cualquier aglomeración, por lo cual se aspira a vender con anticipación el mayor número de tickets, aunque también se podrá adquirirlos en el lugar. Los compradores retirarán los productos exclusivamente desde sus vehículos. Se exhorta además a concurrir temprano.

Ya entregaron 250.000

Desde el comienzo de la pandemia en Uruguay, en marzo pasado, CanastasUY ya entregó 250.000 canastas a personas afectadas por la emergencia económica. La preparación de las canastas funciona como una auténtica línea de producción, con voluntarios cumpliendo las diversas tareas.

Cada chorizo al pan más la bebida representará una canasta de alimentos, que irá al departamento donde fueron adquiridos los tickets.

Las canastas incluyen arroz, harina, fideos, polenta, porotos o lentejas, latas de choclos y arvejas, leche en polvo y salsa de tomate. “Por supuesto, el contenido de cada canasta supera largamente los 250 pesos de costo al público, pero nuestra organización adquiere los productos a un precio muy conveniente”, indicó Oitaben.

CanastasUY surgió poco después de la llegada del coronavirus al país por una idea de vecinos de Canelones. Como suele suceder en estos tiempos, la iniciativa originó un intenso intercambio a través de Whatsapp. Cada participante aportaba una propuesta, que enseguida se enfocó a la necesidad de llevar comida a la mesa de todos.

CanastasUY

Se abrió así una cuenta de Instagram, @CanastasUy, con un hashtag como bandera: #QUENOFALTEUNPLATO. Cuarenta y ocho horas después del primer caso de coronavirus reportado en el país, el 13 de marzo, ya estaban llegando donaciones y armándose las primeras canastas.

“La intención era aportar 40 canastas durante 20 días en Colonia Nicolich. Luego llegaron pedidos desde el Cerro, y enseguida empezó a extenderse por todo el país. Y al día de hoy ya entregamos más de 250 mil”, explicó Oitaben.

La organización de CanastasUY estableció diversas responsabilidades para sus colaboradores: algunos trabajan en la gestión de compras, otros en la recepción de los pedidos o la logística, en el armado de las canastas, en el control de los procesos o la difusión de las acciones.

El procedimiento de armado de las canastas (en realidad, los alimentos se colocan en bolsas) funciona como una línea de ensamblaje: una persona coloca el arroz, otro la pasta, otro la harina y así sucesivamente. Después se embolsan y estas se depositan en montones de diez por diez, para poder formar fácilmente identificables paquetes de cien. Finalmente, los camiones pasan a buscarlos para su distribución. Todos colaboran de forma honoraria. El centro de armado está en la sede del LATU.

Además, cada canasta que se arma tiene su trazabilidad, a través de una aplicación especial, por lo cual puede saberse a quién y cuándo llegan los alimentos. Inicialmente se entregaban a municipios de zonas carenciadas, pero actualmente solo van a ONGs y organizaciones de la sociedad civil. Y han sido beneficiarios parroquias, cárceles, el Ejército, inmigrantes, personas trans, grupos de todo tipo. “Las canastas van allí donde se necesite un plato de comida, sin prejuicio alguno”, aseguró Oitaben.Desde que la acción de CanastasUY trascendió se multiplicaron las donaciones, tanto en productos como en metálico. Personalidades del deporte y las artes han colaborado, adquiriendo cientos de canastas.

“La tarea tiene su recompensa en la alegría de los voluntarios y en la recepción por parte de los beneficiarios. Las caras de agradecimientos por parte de pobladores de un asentimiento muestran cómo esto les llega al corazón. Nuestra organización seguirá hasta que a nadie le falte un plato. Pero más allá del fin de la pandemia, cuando sea, CanastasUY va a permanecer. En su momento veremos a quién y cómo se ayuda, ya que soñamos con aprovechar el vínculo generado con las familias vulnerables y lograr darles herramientas para que con sus propias manos puedan lograr que no les falte un plato”, subrayó.

Más allá de esta acción

Además de la Chorizada Solidaria, existen distintas vías para quienes deseen colaborar con las iniciativas de CanastasUY.
Por teléfono fijo se pueden donar 250 pesos (el equivalente a una canasta) por el 0900 9404, 500 pesos (dos canastas) al 0900 9405 o 750 pesos (tres canastas) al 0900 9406.
De la misma forma, se puede colaborar
a través de los colectivos a nombre de CanastasUy en Redpagos 72460 y Abitab 109540.
Otros canales: PayPal a [email protected], por la app de Prex o Mi Dinero 7040009.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados