CARNAVAL 2020

Carnaval sustentable: apuestan por los vasos reutilizables para ayudar al medio ambiente

Los vasos reutilizables se pusieron a la venta en todos los tablados de esta edición 2020 de la Fiesta de Momo.

Ahora en todos los tablados venden vasos reutilizables. Foto: Archivo / Fernando Ponzetto
Ahora en todos los tablados venden vasos reutilizables. Foto: Fernando Ponzetto

El Carnaval uruguayo es el más largo del mundo y a nivel nacional es la fiesta popular más importante, movilizando a decenas de miles a través de desfiles, tablados o escenarios barriales. Ahora, además, desde su organización se apuesta a que sea una fiesta cada vez más amigable con el medio ambiente: por primera vez, en esta edición 2020 de la Fiesta de Momo, todos los tablados tendrán a la venta vasos reutilizables.

Los “ecovasos” llegan para cambiar una realidad que se repite en cada Carnaval: por año asisten a los tablados aproximadamente 1.600.000 personas que consumen bebidas en vasos descartables, lo que provoca una gran cantidad de residuos. La idea principal es que ahora la persona pueda utilizar este vaso en diversas oportunidades, evitando el consumo de los que se usan y se tiran.

Se trata de un producto 100% hecho en Uruguay, que permite reducir hasta un 80% de la basura, facilitando a su vez la gestión de los residuos restantes. El precio es de $50 cada uno y hay cuatro diseños.

La iniciativa de incluirlos este año surgió por parte de los Directores Asociados de Espectáculos Carnavalescos Populares del Uruguay (Daecpu) y la empresa latinoamericana Qero, con sede en Uruguay.

Estos vasos ofrecen más que la oportunidad de colaborar con el medio ambiente. “Hicimos un combo completo: ecología, marketing, imagen, acceso a contenido exclusivo”, dijo a El País Juan Diego Ruglio, director de Qero en Uruguay.

Hay cuatro diseños y cada vaso sale $50. Foto: Qero Uruguay
Hay cuatro diseños y cada vaso sale $50. Foto: Qero Uruguay

Ruglio contó que la empresa introdujo al país estos vasos desde hace cuatro años a través de festivales, eventos y ferias. Agregó que su uso está creciendo en distintos rubros y por diferentes razones. Primero que nada hay un tema medioambiental, pero además también es un producto beneficioso para el marketing. “Al productor de eventos le gusta tener un vaso porque es algo muy fotogénico, la gente se saca fotos y las sube a las redes sociales y esa es una forma de tener publicidad gratis”, señaló. Otro de los objetivos que cumple este producto, contó, es que es algo coleccionable: “Apostamos un poco al futuro, para que la gente dentro de 10 años tenga sus vasos del Carnaval 2020, 2021, 2022… que sea como un recuerdo. Porque al carnavalero le gustan esas cosas, le gusta llevárselo y tenerlo en la casa, en la barbacoa. Entonces, además de ayudar al medio ambiente, queremos que se tome como un icono del Carnaval”.

Otro beneficio de estos vasos es que cada uno viene con un código: a través de la aplicación Framealive (fremealive.com) el usuario puede escanear ese logo desde su teléfono celular y acceder a contenidos exclusivos como, por ejemplo, resúmenes de las diferentes etapas o videos.

En principio se hicieron 40.000 y están apadrinados por cuatro empresas: Tenfield, Pilsen, Pepsi y Antel. “Si se venden todos, se harán más. En estos primeros días de tablados nos encontramos con que viene muy bien la venta”, añadió el director de Qero en Uruguay.

Desde la empresa se calcula que de las 1.600.000 personas que asisten al Carnaval cada año, 650.000 se repiten entre dos o tres tablados y así se llega a la cifra mencionada, explicó Ruglio, quien agregó que la Fiesta de Momo “mueve más que el fútbol en todo el año”.

Y añadió: “Haciendo cálculos por arriba, esa cantidad de gente supone alrededor de 2.000.000 de vasos descartables, aunque seguramente sean más”. Un dato a tener en cuenta para dar al tema la importancia que tiene, concluyó, es saber que solo 50.000 vasos descartables generan una tonelada de residuos.

LOGROS

El mejor residuo es el que no se genera.

Qero es una empresa que fue creada en el año 2013 en Argentina, fruto de una preocupación ambiental, y actualmente se encuentra en varios países de Latinoamérica, entre ellos Uruguay y Chile.

En estos años de trabajo han logrado evitar el uso de 65 millones de vasos descartables en el continente, lo que equivale a 490 toneladas de plástico.

Trabajan partiendo de la base de que el mejor residuo es el que no se genera y se manejan con la regla de las tres R: reducir, reutilizar y reciclar

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados