GASTRONOMÍA

El budín inglés: un pastel de frutas para todo el año que destaca en esta época

Si bien se lo suele consumir en las fiestas de fin de año, se trata de una clásica torta de manteca que se adapta a cualquier ocasión.

Budín inglés
El clásico lleva frutas abrillantadas, pero hoy hay variantes con cervezas artesanales.

"Para nosotros, en Uruguay, el budín inglés es una torta de manteca”. Así definió Leticia Ciuffo, coordinadora de Crandon Gastronómico y de Economía Doméstica del instituto, a esa torta dulce que en muchos países se conoce como pastel de frutas. El nombre budín es un derivado de pudding, como se conoce a una preparación dulce tanto en Estados Unidos como en Inglaterra y quizás también eso explique lo de “inglés”.

Lo concreto es que se trata de uno de esos productos que caracterizan a la Navidad y Año Nuevo uruguayos. Vendría a ser algo así como el hermano menor del pan dulce porque se lo nombra inmediatamente después que a este último, que parece ser más la estrella de las fiestas de fin de año.

“Es una torta muy sabrosa; muy similar, por ejemplo, a la mezcla que se utiliza para los famosos muffins o cupcakes porque parte de una misma base que es lo que se llama un cremado de azúcar y manteca. Tiene un altísimo contenido en manteca, grasa, azúcares… que lo hace muy sabroso y también duradero”, explicó Ciuffo.

El azúcar funciona como conservante, eso hace que no sea necesario refrigerarlo. Pero tampoco se puede someter a temperaturas muy altas durante mucho tiempo porque con el paso de los días va a generar algún tipo de hongo que va a perjudicar y estropear el producto.

Claro está que estamos hablando del budín inglés artesanal, el que se prepara en casa o en algunas panaderías y no lleva conservantes.

Se trata de un alimento muy calórico porque viene de las zonas más frías del continente, como una forma de combatir las bajas temperaturas. Al ser un producto muy identificado con la Navidad, hace que en el sur lo terminemos consumiendo en el verano. Igual Ciuffo señaló que si por estos lares lo queremos preparar en invierno, a veces se complica porque no es tan sencillo encontrar, por ejemplo, frutas abrillantadas.

Tips de Hugo Soca para cocinar el mejor budín

-Tener los huevos y la manteca a temperatura ambiente.
-Tamizar los ingredientes secos juntos.
-No trabajar demasiado la mezcla porque sino se activa la proteína de la harina y se genera el gluten, lo cual deja un budín más compacto.
-Siempre precalentar el horno a 170°.
-La calidad de un budín se ve en la joroba. Conviene poner poca preparación sobre los bordes y más en el centro, así se forma una joroba y luego se abre. Si se empieza a dorar en la joroba, tapar con papel aluminio para que se cocine y no quede muy dorado arriba.

Características.

En el Manual del Crandon, la torta base que se utiliza para preparar el budín inglés es la torta arena, de mucha historia en este instituto culinario.
“Es una torta muy sabrosa y que me animo a decir que cuantos más días tiene, más rica es. Es una receta muy fiel, práctica, que se adapta al sabor que tú quieras y queda muy bien”, destacó Ciuffo.

A diferencia de la masa del pan dulce, que utiliza la levadura como agente leudante natural, la del budín inglés se prepara con polvo de hornear, que es un agente químico. El primero requiere entonces un tiempo de descanso que no exige el segundo. “Prácticamente en la mitad de tiempo de lo que se cocina un pan dulce, se prepara un budín inglés”, apuntó la chef.

El budín inglés se caracteriza por tener frutas abrillantadas y también algunos vegetales como la zanahoria o el zapallo. Luego del proceso de secado y caramelización se los coloca en la masa de manteca. “Es una fruta que está prácticamente deshidratada lo que hace que disminuya el contenido en humedad dentro de esta mezcla haciendo que su vida útil sea mayor; o sea, que se mantenga en condiciones adecuadas por más tiempo”, explicó.

Hoy en día en el mercado se pueden encontrar muchas variantes de la receta clásica. Algunas incluyen chocolate, otras cítricos y, lo más nuevo, están las que se preparan con cervezas artesanales. “Ya son variantes como para refrescar un poco el mercado. Actualmente, a nivel de consumidores, somos mucho más exigentes y nos animamos a probar algo distinto”, destacó Ciuffo.

El budín inglés se puede freezar sin ningún problema. “La torta arena del Crandon es una receta fantástica que podés congelar hasta cinco o seis meses. Lo único que siempre sugiero es que se congele la masa sin la cobertura, sin el famoso baño glasé por arriba porque eso suele estropearse al momento del descongelado. Se libera líquido, eso se licúa y no queda tan lindo a la vista. No se estropea de sabor, pero estéticamente no queda tan atractivo”, señaló la chef.

Incluso se puede llevar al freezer solo la torta arena, algo que Ciuffo suele hacer porque “te resuelve cualquier visita o regalito que quieras hacer”.

Torta arena de El Crandon

Horno 150°C/ 80 minutos aprox. / 1 Molde de pan.

Batir hasta que esté cremosa 1 taza de manteca.

Agregar de a cucharadas batiendo: 1 taza de azúcar cernida.

Agregar batiendo: 1 cda. de jugo de limón y 1 cdta. de ralladura de limón.

Agregar de a uno y batir después de cada adición: 4 huevos.

Cernir y agregar todo a la vez: 2 y 1/4 tazas de harina, 1/2 cdta. de polvo de hornear y 1/2 cdta. de sal.
Batir hasta que esté suave y verter en molde de pan forrado con papel enmantecado. Hornear.

BUDÍN INGLÉS:
A la receta de torta de arena agregar al final 1 taza de frutas secas picadas y mezcladas con una cda. de harina.

Budín inglés de Hugo Soca

Ingredientes:
200 grs. de manteca (a temperatura ambiente).
2 tazas de harina
3/4 tazas de azúcar
3 huevos
2 cdtas. polvo de hornear
fruta abrillantada
nueces, a gusto
almendras, a gusto

Preparación:
Batir la manteca con el azúcar.
Incorporar los huevos de uno en uno.
Incorporar los ingredientes secos tamizados y mezclar.
Aparte pasar la fruta abrillantada y los frutos secos por harina y agregar a la preparación anterior.
Colocar en budinera enmantecada y enharinada y llevar a horno 170° C por 35 minutos.
Desmoldar el budín y colocarlo sobre una rejilla para enfriar. Bañar con el glacé.
Puede guardarse hasta 15 días en la heladera envuelto en film.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados