VIDEOJUEGOS

Among Us: ¿Por qué gusta tanto el juego de moda?

Este juego promueve habilidades de socialización, racionalidad y psicología para ganar.

Among Us. Foto: innersloth
Among Us. Foto: innersloth

Quién no recuerda aquellas tardes en familia jugando al Clue? Fue uno de los juegos que marcaron un antes y un después en la etapa entre La Oca, el Tres en raya o los “juegos de mayores”.

En 2020, el Clue 2.0. se llama Among Us y pasa de jugarse en un tablero de cartón a un iPhone 11 o un Samsung Galaxy Note.

Este juego nos traslada de aquella casa victoriana del siglo XIX donde había que descubrir quién había cometido el crimen del Dr. Black, muy propio de los mejores best sellers de Agatha Christie o Jessica Fletcher, a una nave espacial donde un grupo de jugadores, crewmates, (de 4 a 10) deben descubrir al impostor o impostores, que tienen como objetivo asesinar al resto de la tripulación sin ser descubiertos.

La tripulación, además de tener que descubrir al impostor, deberá llevar a cabo una serie de misiones, ya que este también puede sabotear la nave: apagando luces, quitando el oxígeno, inutilizando el reactor e incluso cerrando puertas para desaparecer de la escena del crimen.

El impostor se asigna de forma aleatoria. Cuando empieza la partida, el jugador no sabe quién le va a tocar ser. Por tanto, entra en juego un factor clave en el comportamiento: el azar (si tuviéramos que elegir nuestro personaje, nuestro comportamiento sería totalmente diferente). Es un shock de dopamina.

El juego, lanzado en junio de 2018, está rompiendo todos los esquemas, ya que es sorprendente que un título independiente y que no es nuevo, consiga esas cifras de descargas. Según Sensor Tower, hasta la fecha, el juego ha sido descargado 86,6 millones de veces tan solo en móviles. Gran parte de ellas corresponden únicamente a las descargas entre agosto y septiembre de 2020.

Los cuatro países con más descargas son Estados Unidos, México, Corea del Sur y Filipinas. Además; además, es el juego con más espectadores en la plataforma de retransmisiones Twitch, por delante de Fortnite, GTA, Call of Duty y League of Legends.

Razones.

Es un juego que divierte, entretiene y, sobre todo, sirve para pasar un buen rato con los amigos, por lo que se aleja de esa idea que, a veces, se proyecta de los videojuegos como aplicaciones adictivas que enganchan a jóvenes y les aíslan de su entorno social y familiar.

Fomenta la reunión y la comunicación, aunque sea en línea. Y algo muy sorprendente es que ha unido a generaciones: menores o adolescentes que juegan con sus hermanos mayores y sus amigos.

Es pura estrategia, algo que también nos evoca a los mejores juegos de mesa como el Risk: hay que saber disimular, crear escenas, inventarse buenas excusas, estar al tanto de lo que hacen y cómo actúan el resto de compañeros y, sobre todo, ser convincente. También es importante tener buenas dotes detectivescas.

Y fundamental para que aprendan los adolescentes y jóvenes: el trabajo en equipo.

A nivel educativo también podemos sacar partido al juego. Javier Gómez Torres, profesor de Tecnología y Nanociencias y coordinador del proyecto Apprender SM, propone a los docentes la posibilidad de diseñar actividades en clase utilizando la app. Por ejemplo, utilizando el chat para fomentar la escritura en inglés o la ejecución de las diferentes misiones para el trabajo en equipo; también se pueden crear juegos de rol para trabajar diversos contenidos de clase.

El profesor de Lengua y Literatura Cristian Olivé destaca el juego como una fuente de socialización: “Lo mejor es que cuando alguien encuentra a un jugador caído, lo comunica al resto e intenta argumentar quién ha podido ser el traidor”.

Desventajas.

Uno de los primeros riesgos en los que se puede pensar es que, a pesar de que los menores pueden entrar y crear una sala privada para jugar solo con sus amigos, también tienen la opción de entrar en salas públicas, donde, obviamente, los usuarios son totalmente desconocidos. Es en estas salas y en sus chats donde los menores pueden encontrar contenido no apropiado para su edad.

Además, como ocurre en la mayoría de aplicaciones y juegos online actuales, especialmente en los gratuitos, nos encontramos con micropagos dentro de la plataforma. Pero no es una funcionalidad problemática.
Sin esperarlo, el juego está haciendo furor. Años después de su aparición y sin que ni la propia empresa creadora, InnerSloth, pensara que llegaría tan lejos.

*(The Conversation)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error