Resumen

"Fuego sagrado" ya tiene a sus tres finalistas: ¿quiénes son y cómo estuvo la semifinal?

El miércoles es la finalísima del certamen de parrilleros de "La Tele" y ayer dos competidores dejaron sus cuchillos para conformar el trío que disputará el preciado título de mejor asador uruguayo 

Fuego sagrado
Los cinco semifinalistas de Fuego sagrado

El miércoles que viene se termina Fuego sagrado, el programa de talentos parrilleros de La Tele y así el penúltimo episodio de esta temporada estuvo marcado por ese aire de inevitable despedida. Solo tres asadores mantienen el cuchillo y lo llevarán a la final que se emitirá en un día especial; hasta ahora, el ciclo siempre se pudo ver los martes.

Tras sacarse una venda de los ojos como para sorprenderlos con la propuesta, Jessica, Alejandro, Juan José, Andrea y Manuel debieron enfrentarse, en un capítulo que dejaría fuera de la competencia a dos de ellos: un cordero a la cruz. Algunos ya lo habían intentado, pero la mayoría se enfrentaba por primera vez a esa modalidad de cocción.

Por eso recibieron un fugaz consejo del chef argentino Francis Mallman, especialista en asuntos de fuego y mentor de dos de los jurados, Lucía Soria y Federico Desseno. Mallman fue bastante escueto en su tip: "paciencia, tiempo y cuidarse del viento". Aunque todos saludaron la presencia del cocinero, Jessica se sintió particularmente emocionada por su participación.

Los cinco tuvieron cuatro horas para hacer ese cordero, al que debían sumar dos guarniciones y tres salsas. Aunque de antemano parecía difícil, todos terminaron haciendo corderos que se veían apetitosos, lo que fue celebrado por el trío de jueces, como un testimonio del buen nivel de los competidores y de la evolución de sus habilidades parrilleras.

Sin embargo, el aplauso para el asador se lo llevó Alejandro, a quien los jueces volvieron a señalar como uno de los que más fue aplicando los conocimientos que aporta la competencia. Aunque comenzó tímidamente, Alejandro, que es de Young y del que mostraron fotos familiares disfrazado de Hulk y de Shrek, fue el que más pines de mejor asador se llevó en el certamen. Prometió que si ganaba se disfrazaba de He-Man; hay que ver si lo cumple.

La segunda en ganarse el pase a la final fue Andrea, una repostera de Nuevo París, que ha ido consolidándose como una de las favoritas. Esta vez lo volvió a hacer y cumplió con la consigna que pregona Aldo Cauteruccio, de hacer que los jurados "coman rico".

Ásí quedaron para la ronda de eliminación Juan José, Jessica y Manuel. Aunque los tres demostraron ser muy buenos, Juan José, un feriante de Parque Batlle, ha sido desde el comienzo uno de los participantes más fuertes. 

A ellos se les propuso un matambrito de cerdo a la pizza, una receta que parecían dominar. Claramente, según la primera devolución de los jurados, el de Manuel, un veterinario de Tala pero nacido en el Líbano, pareció el menos logrado aunque la diferencia estuvo en los detalles: a su matambrito le faltó un poquito más de brasa.

Juan José y Jessica, una ama de casa de Maldonado, esperaron con mucho nervio el fallo que dejaría a uno de ellos en la final. No fue fácil para los jurados porque habían elogiado entusiastamente ambos platos.

Finalmente tuvo que devolver su cuchillo Jessica, quien dijo, igual, sentirse "hiperfeliz" por haber llegado a esa altura del programa. Todos lloraron con ella y también lloró Juan José cuando agradeció a los jueces y a su familia, que lo ha apoyado a lo largo de toda la competencia. "A mi novia, a la que habría que darle un premio", dijo.

Y así Alejandro, Andrea y Juan José deberán demostrar el miércoles que viene quién es el mejor asador o la mejor asadora del Uruguay. Y eso es un título que queremos todos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados