REPASO

“Bake Off”: la pastelera más querida fue eliminada en medio de un mar de lágrimas

La competencia de pasteleros amateurs se pone cada vez más exigente. Esta vez debieron hornear una “letter cake” que dejó a una concursante por el camino.

Bake Off Uruguay. Foto: @bakeoffuy
Bake Off Uruguay. Foto: @bakeoffuy

El horno de Bake Off Uruguay no está para bollos. Es que al quedar apenas ocho participantes, el nivel de exigencia aumentó al máximo y un error mínimo puede dejar afuera a un participante. Es lo que ocurrió en el programa de hoy.

Desafío técnico

Tarta de limón y albahaca; galette de manzana.

Por primera vez en el desafío técnico, los participantes debieron realizar dos postres de forma simultánea: una tarta de limón y albahaca y una galette de manzana. Cuando la conductora Annasofía Facello reveló que tendrían apenas 65 minutos, los participantes entraron en pánico.

Conforme los minutos pasaban, el estrés de los participantes iba in crescendo. “La estoy pasando mal, no estoy entrenada para esto. Esta competencia excede mis conocimientos sobre pastelería”, expresó, por ejemplo Camila.

Además, en el transcurso de este desafío salieron a la luz las rivalidades entre los distintos participantes. Sucedió que Antonio, quien suele ser elegido como pastelero estrella, acusó a su compañera Micaela de querer “entreverar” al resto al decir que una preparación llevaba canela cuando no era así. “¡No le pongan canela, no lleva!”, advirtió él tras el consejo contrario que Micaela le había dado a sus compañeros.

Sobre el final del desafío, el jurado integrado por Jean Paul Bondoux, Steffi Rauhut y Sofía Muñoz eligió las preparaciones de Verónica como las mejores por un lado, y las de Graciela como las peores por otro. Micaela, quien quedó en segundo lugar, no quedó conforme con la definición: “No esperaba que Vero estuviera primero porque le dijeron que no estaba consistente la masa”, lamentó con molestia.

Desafío creativo

“Letter cake”

Para el desafío creativo los participantes debieron dejar volar su imaginación para diseñar una “letter cake” o “torta de letra”, de las que son furor en los cumpleaños actuales. Jean Paul señaló que debían incluir “dos capas de masa, relleno y cobertura”, y Stefi advirtió que los elementos que se utilicen para la decoración debían estar elaborados “por ustedes mismos”.

Como suele suceder en este tipo de pruebas, los participantes se inspiraron mucho en su familia para dar vida a sus tortas. Yenifer, por ejemplo, utilizó una preparación de yerba mate en honor a su madre, y varios eligieron la inicial de algún pariente cercano como letra para su respectiva torta .

La letter cake más elogiada fue la de Micaela, que diseñó una “M” en honor a su perro Milo. La torta estaba realizada con una masa sablée de almendras y castañas con ganache de chocolate semiamargo y un relleno de buttercream de ron y café. En la decoración se podían ver unas “huellitas de perro” hechas con una triología de chocolate. “Es de nivel internacional”, la elogió Jean Paul. "lla puedo servir en La Bourgogne de Punta del Este”.

La definición

A la hora de deliberar, al jurado no se le hizo difícil elegir al “pastelero estrella” y al eliminado de la fecha. Annasofía informó a los participantes que el premio al más destacado de la jornada estaba entre Micaela y Verónica, y el jurado finalmente se inclinó por la primera.

“Venías de desafíos técnicos en los que fallabas y hoy estuviste muy bien en los dos”, la elogió Sofía. Micaela agradeció la distinción y expresó emocionada: “Estoy feliz de haber salido del pozo en el que estaba. Espero seguir en este nivel”.

Antes de anunciar cuáles dos participantes eran los que quedaban al borde de la eliminación, Graciela se adelantó y dio un paso al frente por su cuenta. “Estoy feliz de haber estado. Cerró mi ciclo, ya está”, expresó dándose por eliminada antes de que el jurado manifestara su decisión.

Estaba en lo cierto: el jurado decidió sacarla de la competencia en una definición frente a Camila, la otra peor pastelera del día. “La decoración y el relleno no dieron en la tecla”, argumentó Steffy sobre la resolución.

Si bien Graciela se había prometido a sí misma no llorar, no pudo contener las lágrimas al despedirse del programa. “Cocinás de una manera tan rica que vos y tus nietos tienen que tener un orgullo tremendo”, dijo Sofía para despedir a la participante más querida por sus compañeros y el público. “Pasé re bien acá, me sentí una reina. Voy a encuadrar el delantal en la cocina de mi casa”, cerró ya sin disimular el llanto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados