ENTREVISTA

Adriana Da Silva: "Con ‘Buen Día’ volví al lugar donde me siento cómoda”

Tras su llegada a "Buen Día" para reemplazar a Claudia García y ocupar la co-conducción del formato durante el verano, Adriana Da Silva dialogó con El País.

Adriana Da Silva. Foto: Leonardo Mainé.
Adriana Da Silva. Foto: Leonardo Mainé.

"Con un mensaje publicado a comienzos de enero en su cuenta de Instagram, Adriana Da Silva celebró su regreso al Canal 4. “Hoy volví a la linda tarea de co-conducir en TV. Un trabajo que disfruto desde hace más de 20 años. Y aunque será solo por el verano, sé que lo pasaré fenomenal”, escribió para anunciar su llegada a Buen Día, el formato matinal que hasta finales de 2021 fue conducido por Claudia García.

“La propuesta surgió a último momento”, le comenta la comunicadora, actriz y directora teatral a El País. “El fin de semana anterior a la partida de Claudia me convocaron para acompañar al equipo en este verano tan particular, porque faltaba un integrante, estaban las licencias y la pandemia llevó a mucho movimiento en la interna. Como estaban necesitando a otra persona, fui casi como un comodín para dar una mano en la mañana”, agrega.

Su vuelta a la televisión llega luego del final de Vespertinas, el magazine que condujo hasta junio del año pasado en las tardes del Canal 4 junto a Sofía Rodríguez y Valeria Tanco. “Desde hace un tiempo estoy yendo y viniendo del canal”, admite. “Hace 20 años que trabajo en diferentes programas de la empresa, así que si bien me tomó desprevenida, lo acepté enseguida porque la propuesta de Buen Día era clara: volver a un lugar donde me siento cómoda”.

Y Da Silva ya domina la dinámica de la co-conducción en las mañanas porque durante casi 15 años trabajó en Buen Día Uruguay junto a Leonardo Lorenzo y Sara Perrone. Sin embargo, aclara: “La mañana de Buen Día Uruguay no es la misma de este Buen Día; es otra propuesta porque el primero era una revista convencional con espacios que iban desde la gastronomía, el diálogo y la música. Este estilo es diferente porque es una puesta a punto permanente con la información del momento”.

—Si bien no hay demasiadas similitudes con Buen Día Uruguay, ¿encontrás un puente entre la propuesta de Buen Día y Vespertinas?

—Sí, y no solamente lo puedo vincular con Vespertinas, también se relaciona con la forma de comunicar que se está desarrollando en todos los canales. Hay una tendencia a unificar criterios, y la noticia que comienza a desarrollarse en la mañana o en la noche anterior se va acompañando a lo largo del día por cada programa para que, finalmente, el informativo central tenga una conclusión de la noticia. En la época de Buen Día Uruguay era muy diferenciado, porque ciertos temas estaban solamente en el informativo.

—¿Cómo te adecuaste al ritmo de Buen Día? El año empezó entre incendios forestales, olas de calor y picos de casos de covid.

—La verdad es que no me tomó por sorpresa porque el último año y medio de Vespertinas nos encontró en pleno covid, donde en el mundo no pasaba absolutamente nada. En ese momento, el gran desafío fue ver cómo abordábamos el mismo tema durante tanto tiempo. Fue bastante agotador porque llegó un momento en que solo hablábamos de estadísticas, de vacunas y de qué pasaba con la gente cuando no había mucho más que encierro. En ese momento estaban los shows suspendidos, y mal o bien, ahora el mundo sigue siendo mundo:hay turismo, espectáculos y podés salir. La información se siente mucho más variada y siento que el tema del covid fue un gran entretenimiento para lo que soy hoy.

—Cuando anunciaste que ibas a volver a Canal 4 para co-conducir Buen Día, mencionaste que ese es uno de los roles que más disfrutás desde 20 años. ¿Qué es lo que más te entusiasma del trabajo?

—Me encanta trabajar en vivo y ese tipo de formato. Creo que para la edad que tengo los años de comunicadora que llevo, este es un rol que me viene como anillo al dedo. Me siento como pez en el agua en equipos donde haya varias personas que aportan lo suyo. Eso lo hace más interesante y no lo cambiaría por nada. Disfruto cuando hay un gran disparador en el momento y tenemos que correr a buscar una respuesta para el público. Me interesa porque me mantiene alerta y me hace competir conmigo misma todo el tiempo porque, si no tenés la respuesta hoy, te vas a concentrar para conseguirla mañana. Esos estilos de programas me hacen estar en contacto con la realidad de manera permanente y, a la vez, estás en contacto con la gente que está haciendo la historia del país; ya se una ministro, un artista o un deportista, estás formando parte de la historia a través de la información por más de que solamente seas el vínculo entre el invitado y el público. Es algo interesante.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados