STREAMING

"Stranger Things": la gran estrella de Netflix volvió con capítulos que son como películas

La serie de los hermanos Duffer, con Millie Bobby Brown, estrenó este viernes la primera parte de la cuarta y penúltima temporada. Los detalles.

Millie Bobby Brown como Eleven en la temporada 4 de "Stranger Things". Foto: Cortesía de Netflix
Millie Bobby Brown como Eleven en la temporada 4 de "Stranger Things". Foto: Cortesía de Netflix

Una de las primeras cosas que notas sobre los creadores de Stranger Things, Matt y Ross Duffer, es que definitivamente hacen cosas gemelas. Terminan las frases del otro. Cambian de roles sin problemas, se comunican sin palabras. A veces, puede parecer que comparten un cerebro, “esa extraña relación telepática”, como la describió Winona Ryder, una estrella de la serie, porque rara vez parecen estar en desacuerdo, al menos no verbalmente. Cuando escriben, lo hacen uno frente al otro y en un documento compartido. M. Night Shyamalan, uno de sus primeros mentores y colaboradores, describió cariñosamente el fenómeno como ver un “monstruo creativo de dos cabezas”. Para mí es una locura.

Aún así, insisten en que nunca querrían aislarse juntos en una cabina de escritura. “Podría terminar en un doble asesinato, o simplemente en un asesinato”, dice Matt riendo.

A juzgar por la forma en que trabajaron juntos en Stranger Things, que ayer estrenó la primera parte de su cuarta y penúltima temporada, tener dos cabezas fue una bendición ya que los plazos se precipitaron. Habían pasado tres años de su temporada 3 y Netflix aún no había anunciado que había tenido una hemorragia de suscriptores, pero había una sensación en la suite de edición de que mucho estaba en juego en este regreso del drama que ha ganado siete premios Emmy desde su debut en 2016.

Con la competencia ganando terreno, Netflix necesitaba un gran éxito. Y Stranger Things, como me dijo Ted Sarandos, codirector ejecutivo de Netflix, es “probablemente la marca de contenido más grande y duradera que hemos creado”. Eso fue el mismo día en que la compañía perdió alrededor de 50 mil millones de dólares de su valor de mercado.

Durante las dos jornadas en que los observé, los Duffer, que continúan dirigiendo, escribiendo y supervisando Stranger Things, tenían suficiente. La pandemia había causado retrasos significativos y la nueva temporada es cinco horas más larga que cualquiera de las anteriores. Esa fue la principal razón por la que decidieron lanzarla en dos partes, dijo Ross. El volumen 2 de la temporada 4 llegará el 1° de julio.

Con episodios como películas cortas —el más corto de los siete estrenados dura 63 minutos; el más largo, 98—, uno podría preocuparse de que los Duffer hayan sucumbido al exceso. Por ahora, parecen contentos de dejar que los fanáticos decidan; Netflix ha demostrado estar dispuesto a apoyar su visión en expansión. Mientras tanto, el tono está cambiando en esta temporada (piense en Pesadilla en lo profundo de la noche y El pacto), y su joven elenco se afeita hace al menos algunos años.

Muchas cosas pueden variar en tres años, incluida la atención de los espectadores. ¿Seguirán los fans acudiendo en masa a Stranger Things?

El camino recorrido

La historia de los hermanos Duffer

Si los Duffer parecieron surgir de la nada cuando se lanzó por primera vez la ahora famosa secuencia de apertura de Stranger Things es porque, de algún modo, lo habían hecho. Habían escrito algunos guiones, dirigido algunos cortos, y hecho un largometraje que nunca llegó a los cines.

Pero si se sabe poco más sobre ellos hoy no es por falta de apetito. Con pocas excepciones, los Duffer han mantenido su vínculo con la prensa al mínimo. A diferencia de a los miembros adolescentes del elenco —Millie Bobby Brown, Gaten Matarazzo y así—, rara vez los detienen en la calle.

Los gemelos Duffer en plena tarea de dirección con el elenco juvenil.
Los gemelos Duffer en rodajes anteriores de "Stranger Things". Foto: Archivo

Los hermanos lo prefieren así. “Hay una razón por la que estamos detrás de la cámara: ahí es donde nos sentimos más cómodos”, dijo Ross mientras comía pizzas después de una larga mañana de reproducciones y corrección de color. “Nos encanta la parte de hacer un espectáculo, el proceso, y no tanto todo lo demás”, agregó Matt.

En 2011, apenas cuatro años después de terminar la escuela de cine en la Universidad de Chapman en California, los hermanos vendieron un guion a Warner Bros. para un thriller postapocalíptico llamado Hidden. De repente, los Duffer tenían un verdadero presupuesto de Hollywood.

La película, sobre una familia atrapada bajo tierra mientras criaturas sombrías vagan por la superficie, establece temas familiares para cualquier fanático de Stranger Things: un niño precoz, conspiraciones del gobierno, una rata que explota. Lo que no tenía, decidió el estudio, era viabilidad comercial. Fue directo al video en 2015.

Matt y Ross pensaron que su carrera había terminado, pero luego el guion llegó a Shyamalan, quien quedó impresionado y los contrató para escribir el drama de Fox Wayward Pines. Su confianza los ayudó a volver a encarrilarse. Pronto siguió Stranger Things.

Imagen de la cuarta temporada de la serie "Stranger Things". Foto: Difusión
Imagen de la cuarta temporada de la serie "Stranger Things". Foto: Difusión

Las primeras críticas argumentaron que la serie era poco más que un karaoke de los 80, una colección de grandes éxitos que encanta pero que carece del genio del arte original. Matt y Ross nunca han sido tímidos acerca de sus influencias: su discurso original describía la serie “como si Steven Spielberg estuviera dirigiendo una novela de Stephen King perdida hace mucho tiempo”, dijo Ross.

Ahora se espera que los Duffer se unan a Spielberg como productores ejecutivos de la serie de Netflix The Talisman, una esperada adaptación de la novela coescrita por King.

Los Duffer no niegan los numerosos homenajes a sus influencias, “pero en cierto punto”, agregó Ross, “solo tienes que descubrir cómo contar esta historia y contarla bien”.

El tramo final

Rumbo al final de "Stranger Things"

Winona Ryder, quien interpreta al personaje de Joyce, es tajante sobre lo que Stranger Things significó para ella: “Cambió mi vida por completo”.

En la temporada 4, Joyce, madre soltera de Will (Noah Schnapp) y Jonathan (Charlie Heaton) que ha acogido a Eleven (Brown), sigue siendo central mientras intenta comenzar de nuevo en el sur de California, todavía de luto por la pérdida de su amado Hopper (David Harbor). Los fanáticos ya saben, por el tráiler lanzado en 2020, que Hopper está vivo en un campo de prisioneros ruso.

Parte de la temporada 4 de "Stranger Things" ocurre en Rusia. Foto: Cortesía de Netflix
Parte de la temporada 4 de "Stranger Things" ocurre en Rusia. Foto: Cortesía de Netflix

“Con toda honestidad, no creo que hubiera este tipo de calidez increíble que he sentido sin esta serie”, dijo.

Todos los que entrevisté de la producción llamaron a los Duffer generosos, trabajadores y sin pretensiones. Eso ha sido importante, dijeron los miembros jóvenes del elenco, para fomentar un entorno en el que puedan prosperar. Para un grupo de actores que se hicieron muy famosos cuando eran niños, parecen excepcionalmente bien equilibrados.

La temporada 4 será la penúltima del programa, lo que significa que tiene que tener a los personajes y temas bien posicionados para el desenlace.

El largo retraso por la pandemia del covid le dio a los Duffer y a sus escritores mucho tiempo para descubrir dónde querían que terminara la historia. Ahora le toca a los fans empezar a develar la despedida.

Esta es una versión recortada y editada de la nota original.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados