Publicidad

Jey Mammon llegó a los Martín Fierro y su mesa se vació: "No me arrepiento de haber venido"

La tensión de la gala de premiación a la TV argentina subió al máximo cuando el conductor llegó a la ceremonia. De a poco todos salieron de su mesa, salvo una excepción.

Compartir esta noticia
mammon123.jpg
Jey Mammón en la mesa de "La peña de Morfi".
Foto: Captura Telefé.

La Nación/GDA
Durante la entrega de los Martín Fierro 2023, el invitado más polémico fue Jey Mammon. El exconductor de La Peña de Morfi llegó al Hotel Hilton de Buenos Aires casi media hora después del comienzo de la ceremonia, luego de anunciar hace unos días que iba a concurrir sin importar las denuncias y acusaciones en su contra realizadas por Lucas Benvenuto, quien aseguró que el humorista abusó de él cuando tenía 14 años.

Con la gala avanzada, Mammon ingresó al recinto en compañía de su amigo Nacho Gauna. Según pudieron observar los enviados de La Nación, el humorista se sentó en la mesa asignada a La peña de Morfi e inmediatamente todos los invitados se retiraron, quedando solo Jésica Cirio en ella. Pocos minutos después Rodrigo Gascón volvió a su sitio y se sentó junto a Cirio. El conductor llegó al lugar bastante después de que se supiera que La peña de morfi no había ganado en su categoría.

Si bien Mammon no dijo presente durante la alfombra roja, le Cirio había confirmado a La Nación que iba a compartir la mesa con él, algo que ya había anticipado él en la semana. “¿Sabés qué? Voy a sentarme en la mesa de La Peña de Morfi porque no hay nada más merecedor que esa nominación. Si me tomo todo personal, me voy a España de nuevo, te juro. Todo me parece injusto, yo estoy sobreseído, tendría que estar trabajando”, expresó Jey hace unos días.

Otra de las invitadas de la noche que se refirió a la presencia del conductor en los premios fue Karina Mazzoco. “Jey es un hombre libre y puede venir, me reservo otros comentarios”, expresó la conductora, que se negó a seguir hablando.

Una vez dentro del salón, Mammon dedicó unos minutos a hablar con algunos periodistas presentes en el recinto. “Yo había dicho que podía pasar que a último momento decidiera no venir, pero vine”, comenzó diciendo. “Este es un lugar energéticamente difícil para enfrentar, por lo tanto dudé todo el tiempo sobre qué hacer, pero acá estoy”, agregó.

“No me arrepiento en absoluto de haber venido, estoy muy contento de estar con un equipo con el que compartí todo un año un programa maravilloso, ocupando un lugar que había dejado nada más y nada menos que Gerardo Rozín y que me tocó llenar cuando él se fue de este mundo, lo que fue un desafío enorme. Por eso me pareció que tenía que estar acá”, explicó sobre los motivos que tuvo para hacer su primera gran aparición pública tras las denuncias recibidas. “Acabo de llegar, supongo que me pararé en algún momento”, añadió al ser consultado sobre cómo lo recibieron los demás invitados.

Los medios quisieron saber cuáles eran las expectativas de Mammon para la noche, sin embargo él aseguró que no tenía ninguna. “No esperaba nada en particular. Ayer decía que esta noche va más allá de los premios Martín Fierro; sin subestimarlos, pero creo que es una noche de reencuentro, que tiene que ver con encontrarse con gente. Si gana o no gana La Peña me parece que es algo secundario”, afirmó antes de referirse al momento en que volvió a ver a sus excompañeros de programa. “El reencuentro fue divino, de hecho con ellos vengo hablando. Recién le dije a Jésica que lo que más extraño de ella es su perfume”.

En medio de la vorágine, el conductor se negó a hacer referencia al Instagram Live que realizó Lucas Benvenuto cuando comenzaba la entrega de premios. “No es el tema de esta noche, está todo bien, no pasa nada”, dijo cortante. “Yo estoy muy bien, esperando la comida”, culminó.

Pasada la mitad de la ceremonia, Mammon volvió a quedar solo en su mesa cuando todos sus compañeros de La Peña de Morfi se mudaron a la de Georgina Barbarrosa. Fue allí que el conductor se paró y se acercó hasta donde estaba sentada Susana Giménez para saludarla. Fue un momento muy escueto entre ambos, en el que ella, sin pararse de la silla, se limitó a darle un beso y a posar para una foto juntos, pedida por él antes de retirarse. En el camino, el conductor también saludó fugazmente a Karina Mazzoco.

Hace unos días, Luis Ventura, el presidente de la Asociación de Periodistas de la Televisión y la Radiofonía Argentinas (Aptra), habló de la presencia de Mammon en la ceremonia. “La decisión de invitarlo fue, definitivamente, de Telefe. No creo que sea incómodo. Para mí, cada uno se llevará lo que sembró. Si sembrás azúcar vas a recibir almíbar. En este caso, hay que ver lo que sembró para la mirada de la gente, de los colegas”, dijo el exconductor de Intrusos.

“El tema es el siguiente: si gana La Peña de Morfi, ¿él sube o no sube? Y si sube, ¿agarra el micrófono? Y si lo hace, ¿qué devolución va a tener? Eso es lo que se pregunta todo el mundo”, añadió.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Jey MammonMartín FierroGDA

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad