MÚSICA

Paulo Londra celebra avance en conflicto con Big Ligas y se acerca su retorno a la música

El cantante argentino se encuentra en una disputa legal hace dos años y por esta razón no puede publicar nuevas canciones.

PAULO LONDRA
Foto: Mauricio Rodríguez

Paulo Londra, músico cordobés que llegó a ser el cantante argentino más escuchado en Spotify durante 2018 y 2019 y que dio un show en el Antel Arena, celebró un avance en un conflicto judicial con la productora Big Ligas que lo tiene apartado de la música.

El viernes se expresó en redes sociales: “Inmensa alegría. Gracias a todos, gracias a Dios. Es un primer y gran paso. Falta poco”.

Esa “inmensa alegría” se debe a que, tal como anunció el sitio de Billboard, el artista ganó una disputa contractual contra el sello y los productores musicales con quienes lo cofundó: el colombiano Ovy On The Drums (Daniel Oviedo) y el portorriqueño Kristo (Cristian Salazar).

Sin embargo, la felicidad aún no es completa porque desde Big Ligas pidieron la revisión del veredicto, y su solicitud fue concedida.

La batalla legal entre Londra y Big Ligas ocurrió cuando el argentino tenía 19 años y en un viaje a Colombia, en 2017, le hicieron firmar un contrato, solo y sin explicarle de qué se trataba.

Según narró, le habían dicho que sería para un video que se subirían a las redes, aunque luego descubrió que había una cláusula de copyright que le sacaba derechos sobre algunos de sus canciones.

La noticia del triunfo legal del trapero fue anunciada desde la cuenta de Twitter de Billboard, especializada en la industria musical. Inicialmente, este medio publicó un tuit donde se leía: “Un juez dictaminó que el artista argentino de trap no tiene más obligaciones de grabación o futuras obligaciones contractuales con Big Ligas, el sello que ayudó a cofundar”. Pero el sitio borró el mensaje a los pocos minutos.

Luego, aclararon que la disputa -que ya lleva dos años entre Londra y Big Ligas- continuará, “al menos, por un poco más de tiempo”. De esta manera, tal como explicaron en su sitio web, lo que sucedió es que el juez William Thomas dictaminó que la cláusula que ataba a Londra a Big Ligas expiró el 20 de febrero de 2021.

Según consignó esta publicación, el magistrado añadió: “Incluso si el lenguaje de los contratos relevantes respaldara la interpretación ofrecida por Big Ligas (que claramente no lo hace), no podría aplicarse porque constituiría una restricción ilegal del comercio y conduciría a resultados absurdos”.

Además, sumaron una actualización a la nota que dice: “Un juez otorgó a Big Ligas una moción de emergencia para revisar la denegación de la suspensión de la orden que determina la posesión de la propiedad, poniendo una suspensión temporal en el veredicto a la espera de una revisión adicional”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados