Candidatas

Camino al Oscar: Diez hombres en pugna por ser los mejores actores de 2022

Parecería que todo está para Will Smith como mejor protagónico y  Troy Kotsur como secundario pero siempre hay sorpresas en los premios de la Academia

Imagen de la película "Coda". Foto: Difusión
Imagen de la película "Coda", Troy Kotsur, el de barba Foto: Difusión

No parece que vaya a suceder pero Denzel Washington, nominado por La tragedia de Macbeth, podría alcanzar el récord de Daniel Day-Lewis como el actor con más Oscar: va por el tercero.

Por su parte, los dos nominados varones por Being the Ricardos (a mejor protagónico, Javier Bardem y a mejor secundario, JK Simmons) van por su segunda estatuilla y alguna estrella de las grandes (para el caso, Will Smith) va por su primer Oscar en su tercera nominación.

Ellos están entre los 10 mencionados en los dos categorías interpretativas masculinas para la ceremonia del próximo domingo. Los que llegan con el premio del sindicato de actores son Smith, por su comprometido papel de padre abnegado en Rey Richard: Una familia ganadora y Troy Kotsur por su comprometido papel de padre abnegado en CODA; podría ser el primer actor varón sordomudo en ganar un Oscar.

Todo indica que la pelea por el Oscar a mejor actor principal va a estar entre Smith, sí, y Benedict Cumberbatch por su macho alfa en El poder del perro.

Smith se jugó todo como Richard Williams, el papá de Venus y Serena Williams que tiene un plan esforzado y exitoso para las dos nenas. Antes había estado nominado por su excelente papel como Mohammed Ali en, precisamente, Alí y por otro padre abnegado en En busca de la felicidad.

En Rey Richard, que también lo tiene nominado como productor en la categoría principal, Smith hace un trabajo de esos que suelen conmover a los votantes y eso lo haría el caballo del comisario por una película que también es de las que hace sentir bien a la audiencia. Pero el Oscar no es ciencia exacta.

Lo de Cumberbatch va totalmente por otro lado. Es un papel exigido para un actor que sabe de papeles exigidos: estuvo nominado por Código Enigma donde hizo de Alan Turing. Es, además, Dr. Strange en ya dos fases del Universo Marvel. Es una estrella del momento.

En El poder del perro —la película de Jane Campion que con 12 menciones es la más nominada de la ceremonia— es Phil Burbank, el recio cowboy que esconde un secreto importante y que marca su vínculo con el mundo exterior. Es un héroe neoclásico al que Cumberbatch le pone el cuerpo (exhibido sin pudores) y va administrando las distintas capas del personaje. Su carrera, además, está en ese momento para ganar un Oscar.

Una sorpresa bien agradable sería que el premio se lo llevara Andrew Garfield por tick, tick...BOOM!, el musical de Lin Manuel Miranda para Netflix. Allí, Garfield, uno de los actores jóvenes más dotados y que alguna vez fue el Hombre Araña, interpreta a Jonathan Larson que persigue su sueño de estrenar una ópera rock en Broadway (Larson escribió Rent, por ejemplo), una situación que vive con temores y ansiedades propias de un treintañero.

El papel le exige a Garfield (que estuvo nominado por Hasta el último hombre) cantar, bailar y dar una importante intensidad dramática. Está también muy bien pero los dos principales contendientes son muy fuertes como para vencerlos. No le faltarán oportunidades.

Dos ganadores anteriores completan la oferta en la categoría principal intepretativa. Lo de Washington como Macbeth está muy bien y debe ser visto como un hito: una estrella afroestadounidense en el papel del rey escocés creado por Shakespeare. Dirigida por Joel Coen, la película es un ejercicio expresionista al que Washington le aporta una forma de actuación moderna.

Lo de Bardem como Ricky Ricardo en, precisamente, Being the Ricardos, no está mal (el español nunca está mal) pero parece rutinario comparado con sus rivales. La película sigue una semana en la vida de Lucille Ball, la esposa de Ricardo, y protagonista de I Love Lucy, una sitcom de los 50.

Nicole Kidman está nominada por el papel principal en Being the Ricardos, en la que compite con la esposa de Bardem, Penélope Cruz, que fue pareja del exmarido de Kidman, Tom Cruise. Dato innecesario.

Parece difícil que alguien pueda con Kotsur en la categoría de actor de reparto. Viene lleno de reconocimientos: ganó en el BAFTA y en los Independent Spirits Awards y ha sido mencionado como el mejor actor por muchas asociaciones de críticos estadounidenses. Aunque ha tenido una carrera desde 2001, su papel como el patriarca de una familia de pescadores sordomudos en CODA ha sido visto como una revelación.

La película además es un drama agradable sobre una historia de superación personal (la nena que quiere ser cantante) y familiar que viene bien para tiempos aciagos como estos. Tiene tres nominaciones, incluyendo la de mejor película. Kotsur ciertamente está muy bien.

También está muy bien Jesse Plemmons como el hermano capitalista del personaje de Cumberbatch en El poder del perro. Plemmons a quien descubrimos como el inquietante Todd en Breaking Bad, construye un personaje temible en su incomodidad y en la imperiosa necesidad de librarse del nocivo entorno que genera su hermano. Su esposa (en la película y en la vida real) Kirsten Dunst está nominada a mejor actriz secundaria.

El poder del perro tiene a sus cuatro protagonistas nominados. Kodi Smit-McPhee, que interpreta al hijo de Dunst y es otro de los centros de la historia, aporta una extremada delgadez y una presencia inquietante y fundamental. No está nada mal, pero capaz que esta no es su oportunidad de llevarse un Oscar.

En la misma categoría de sorpresa habría que ubicar a Ciarán Hinds, el veterano actor irlandés que interpreta a un abuelo minero y enfermo en la sentimental Belfast. Su presencia —aunque un poco más notoria que la de Judi Dench nominada también por esa película— parecería mucho para un Oscar y más en una competencia con un favorito tan pero tan claro como Kotsur.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados