NOTA DE TAPA

Sofía Romano: "El periodismo deportivo no estuvo a la altura de lo que generó Tabárez"

Se define como comunicadora interesada en el deporte en vez de periodista deportiva. Bisnieta del ídolo de Nacional y la selección, Ángel Romano, la joven gana cada vez más terreno en medios.

Sofía Romano. Foto: Leo Mainé
Sofía conduce las previas y los postpartidos de M24 y recientemente se sumó como integrante del programa “De fútbol se habla así”, de DirecTV Sports.  Foto: Leo Mainé

-¿De fútbol se habla así es tu primera experiencia televisiva? ¿Cómo te has sentido en el medio?

-Profesionalmente, sí. Hice una pasantía en un canal abierto hace muchos años y trabajé ante cámara para una plataforma de streaming, pero es la primera vez que estoy todas las semanas en pantalla y en vivo. La verdad que mejor de lo que esperaba. Me costó tomar la decisión porque siendo estudiante de comunicación solía repetir que la televisión no me gustaba, que lo mío era la radio. Y si bien sigo sintiendo que en la radio encuentro mi mejor versión, la televisión me gusta más de lo que imaginaba. Me es difícil, me resulta un desafío constante y aún tengo muchísimo por aprender, pero encuentro esa adrenalina similar a la que da el teatro cuando se está por abrir el telón. Con una gran diferencia: acá sos vos. Tu nombre, tu imagen y tu forma y la narrativa que construís no es ficción, es la realidad.

-¿Como se ha amalgamado el grupo y cuál crees que es tu rol en el programa?


-Creo que funciona bien. Mis compañeros tienen mucha experiencia en televisión y eso fue clave desde un principio para la dinámica del programa. A los seis meses de estar al aire agregaron otro día más de emisión, ahora vamos tres veces por semana, cosa que nos dio más rodaje como equipo y aceleró el proceso de encontrar una identidad en el formato. Tenemos perfiles diferentes y mi rol aún lo estoy definiendo. Intento centrarme en el análisis del juego en sí, no tanto en la coyuntura política del fútbol y también busco abrir el espectro y no solo enfocarme en los equipos grandes. Busco ampliar la perspectiva del deporte situándolo en el lugar que ocupa en la sociedad y en la cultura. Desdramatizar el fútbol sigue siendo mi bastión.

-¿Qué posición tenés en el debate sobre la continuidad o no de Tabárez en la selección?


-La que se concretó en la decisión del Ejecutivo. Que el entrenador debe continuar.

-¿Qué análisis hacés sobre el abordaje periodístico que se dio a las dudas que había sobre la continuidad de Tabárez?


-Esto da para conversarlo hasta altas horas de la madrugada. De hecho lo hice ese mismo sábado que no me tocaba trabajar en el fútbol y sin embargo me fue imposible abstraerme de lo que estaba sucediendo. Desde que terminó el partido contra Brasil la continuidad de Tabárez pasó a ser el tema central. En redes y en la calle. En los medios no fue la excepción pero suelo esperar algo más porque en definitiva ahí es donde se marca la agenda. Asumí que se iba a hablar de los partidos, de dónde estuvieron las falencias para no ser competitivos, en cómo se podía mejorar de cara al tramo final de eliminatorias. Pero no. Se optó por responsabilizar sólo al entrenador de la situación de los últimos dos partidos contra los mejores rivales del continente exigiendo su destitución. Ya habíamos perdido por goleada con Argentina, ni que hablar con Brasil. Nunca fue sencilla esta competición para nuestro país pero el mismo proceso nos hizo creer que sí. Porque si hay algo que generó Tabárez es eso: lo que el filósofo Critchley llama la “esperanza renovada”.

-En ese sábado hubo confirmaciones y desconfirmaciones.


-Sí. A seis fechas del final, en una situación en la que ya estuvimos en este mismo proceso, se exclamó un cambio, se manejaron nombres de otros técnicos sin entender bien cuál sería su propuesta futbolística y humana y sin tener en cuenta que se daría un par de días antes de enfrentar a Argentina en la próxima doble fecha… Sobre la falta de coherencia en los discursos, sobre el sensacionalismo creado desde el mismo periodismo y también sobre el manejo sin discreción que tuvo la propia AUF sobre el tema. Mi análisis del abordaje periodístico sobre la continuidad del entrenador que revolucionó el fútbol uruguayo, es simple: no estuvo a la altura de lo que el mismo técnico generó. Fidelidad y compromiso. Entrega hasta el final.

-¿Crees que el debate sobre Tabárez está atravesado también por factores políticos? Que sus defensores son ideológicamente más cercanos a la izquierda y los detractores en la derecha, ¿coincidís?


-No coincido. No es muy serio bancar a un técnico porque intuís que vota lo mismo que vos. O pedir que se vaya porque vota diferente. Pero sí creo que el debate está atravesado por factores políticos. No por ideología, sino por ideas. Tabárez ve el fútbol más allá de lo que sucede en la cancha y cuestionó el sistema predominante desde sus inicios. Es consciente de los cambios que se pueden lograr a través de este deporte y por sobre todo de la importancia que tiene para nuestra sociedad. La experiencia asociativa que compone su núcleo y el sentido de comunidad y pertenencia que da el fútbol no se encuentra en otro lugar. Eso también lo saben quienes manejan el negocio que involucra el fútbol y cuando llega alguien a mover su esquema, a romper con lo instaurado, no gusta.

-A tu juicio, ¿cuáles son las chances de Uruguay de llegar al Mundial?


-Va a ser dificilísimo, pero las chances siguen intactas. Volver a competir es el desafío urgente y sumar puntos la necesidad inmediata.

Sofía Romano. Foto: Leo Mainé
Asistente de producción: Majo De Lorenzi. Estilismo: Lore Cernadas - Modo Make Up. Locación: Hotel Palacio. Brunch: Idóneo Café. . Foto: Leo Mainé

-En una entrevista el año pasado te definías no como periodista deportiva sino como comunicadora que le gusta el deporte, ¿mantenés esa concepción u hoy te sentís periodista deportiva?

-La mantengo, pero gasto menos energías en aclararlo. Hace unos meses surgieron más posibilidades para estar en el medio deportivo. Empecé a trabajar en la plataforma de AUF TV y en el Torneo Super 6 de Boxeo para DirecTV Sports. Negar mi afición por el deporte ya sería un capricho. Estoy fluyendo con las oportunidades para seguir generando capacidad de adaptación a distintos formatos y equipos de trabajo. Se está dando en su mayoría en el deporte, pero también estuve en la conducción de la Movida Joven para TV Ciudad junto a Diego González, desde el Teatro Solís y fue realmente un regalo a mi esencia. La música, el teatro y la danza me dan todo desde niña. Periodista cultural es lo que mejor me define. ¿Acaso el deporte no es parte intrínseca de nuestra cultura?

-Según tu experiencia, ¿es un ambiente competitivo el del periodismo deportivo? ¿Competitivo con fair play o no?


-Todos los rubros son competitivos. En esta sociedad de consumo, prácticamente todas las áreas laborales están atravesadas por la competencia. Mucha demanda de oportunidades para pocos puestos de trabajo. Ni que hablar siendo mujer, que es un condicionante extra en la complejidad que acarrea la competencia. El fair play lo impone una. Injusticias hay siempre, en todos lados. Hay que manifestarse cuando suceden, no dejarse callar.

-¿Cómo son las noches del programa radial por streaming “La venganza de los perdedores” en pandemia?


-Un oasis en el desierto. Un lugar de encuentro para quienes tuvieron la necesidad de sociabilizar en un momento muy difícil para hacerlo. Contamos con un sistema de reservas que nos permitió cuidar el aforo y los protocolos necesarios para volver a interactuar con el público. Es muy especial lo que sucede en La Venganza porque la radio es la excusa, lo que importa es compartir el momento y la comunidad que se genera. Me hace feliz.

-Continúas en las previas de M24, ¿cuál dirías que es su distintivo?


-Mi distintivo es mi voz. La interacción que tengo con la audiencia, la elección de la música que suena en las previas y la dinámica que genero con mis compañeros son características que considero personales pero que las puedo desarrollar por el rol que tengo y por sobre todo por el equipo con el que trabajo que tanto admiro y disfruto.

-¿Has vuelto al estadio o seguís desde estudios?


-Sigo desde estudios. Fui solamente a dos partidos desde que empecé a conducir. Fue un año con poca certeza respecto a la continuidad de la transmisión entonces no hay margen para sumar recursos, cosa que implicaría si yo voy a cancha. Es lo que más gozo, la experiencia sensorial de estar donde sucede la acción no tiene igual.

-¿Cuáles son tus próximos desafíos?


-Hacer más radio. Mi objetivo es volver a estar en FM de lunes a viernes, ahí estoy focalizando mi energía, para que suceda. Los viernes de mañana tengo una columna sobre el placer como eje disparador y siempre me quedo con ganas de más y lo mismo me pasa con La Venganza. Estoy enamorada de la radio y de a poco empiezo a creer que yo también le gusto. Quiero elevar esa relación. También tengo un proyecto que es audiovisual, un ciclo de entrevistas, género que me encanta, pero poco convencional… Habrá que ver si hay espacio para eso. Y teatro. El próximo año vuelvo al escenario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error