ENTREVISTA

Sergio Puglia: su rol en "Polémica en el bar", el coronavirus y "Masterchef Celebrity"

El comunicador, que está celebrando sus 42 años de carrera en los medios dice: "Estoy en una etapa donde me atrevo a decir lo que siento"

Sergio Puglia. Foto: Francisco Flores
Sergio Puglia. Foto: Francisco Flores

Es una de las figuras más conocidas, queridas y admiradas de la televisión y la radio en nuestro país. En su programa Puglia Invita, que está celebrando 30 temporadas desfilaron todas las personalidades de la cultura y la política de nuestro país, lo que llena de orgullo a su conductor, Sergio Puglia, quien comenzó a desarrollar una faceta distinta gracias a Polémica en el bar.

Sobre esta nueva faceta, más peleador (él dice que se hartó de ser políticamente correcto), su vida en el confinamiento por el Covid-19 y también sobre MasterChef Celebrity, charló el gran conductor de la televisión uruguaya con Sábado Show.

Sergio Puglia. Foto: Francisco Flores
Sergio Puglia. Foto: Francisco Flores

—Ha tenido una presencia importante en Polémica en el bar donde empezó como invitado y se convirtió en panelista fijo. ¿Cuándo empezó a pelearse o al menos a debatir con la gente?

—Yo no peleo. Te voy a ser totalmente sincero, me harté hace años de lo políticamente correcto. Esa cosa que tiene la medianía uruguaya que no te atrevés a decir ciertas cosas por miedo a que te peguen y entonces las sentís pero las vas dulcificando, lo que te convierte en una persona políticamente correcta. Después de mucho tiempo, a medida que fui cumpliendo años, empecé a abrirme. No te digo que siento impunidad, pero sí esa cosa de por qué no decir lo que uno siente, sin ofender a nadie ni molestar. ¿Porqué no ser auténticamente libre y decir lo que uno siente? Entonces estoy en una etapa donde me atrevo a decir lo que siento y me transformé en un blanco de ataques. Cuando empecé a opinar de política y no opinaba como el rebaño, no te perdonan el hecho del cambio. Durante 15 años aparentemente todo el mundo pensaba igual y cuando firmé la carta en apoyo a Lacalle Pou-Argimón, me cayeron. Porque ¡cómo iba a apoyar esa fórmula si yo me pude casar por el Frente Amplio! Entonces tenía que pagar el peaje de votarlos y yo siempre fui libre.

—Entonces, con todo este proceso que venía haciendo, llegar a Polémica en el bar fue como el disparador para poder discutir con todos.

—Hacía muchos años que veía Polémica cuando vivía en Argentina, y es un lugar en el cual la gente dice lo que siente; tiene que tener una personalidad muy férrea, tiene que ser auténtico, correr el riesgo de decir lo que siente y no solo yo corro ese riesgo, lo corremos todos los que estamos en el panel. Lo que pasó fue que cuando debuta esta Polémica en Canal 10, se transforma en esa icónica en el sentido de lo que digo sin ofender a nadie, eran una realidad con respecto al mundo de los artistas y tenía a Raúl Castro en frente. Fue un programa previo a que saliera la campaña de los artistas en apoyo al Frente y que saliera la campaña del Pit-Cnt apoyando a la fórmula del Frente con Castro como una de sus figuras. Y yo admiro a Raúl Castro porque me parece un tipo brillante como una cantidad de otros artistas y les he dado pantalla porque si hay alguien que les ha dado pantalla a los artistas uruguayos he sido yo en estos 42 años de carrera. Nunca les pedí el carnet para saber a quién votaban porque lo que me importa son ellos como artistas.

Sergio Puglia
Sergio Puglia en "Polémica en el bar". Foto: Captura

—¿Qué le ha dado Polémica?

—Me ha dado la posibilidad de ser auténticamente yo con las opiniones de las cosas que pienso y siento. Nadie me ha libretado nada y eso ha despertado en la gente una aprobación por un lado y un rechazo por otro. Pero como en este mundo de la comunicación y de la imagen, siempre hay un sector de gente te aplaude y otro te rechaza, uno no es moneda de oro para que todo el mundo lo quiera, lo que me ha dado Polémica es la posibilidad de ser auténticamente yo y feliz.

—A esta altura usted ya está curado de espanto.

—Sí, estoy curado de espanto porque hace bastantes años que estoy en los medios, hace ya 42 años. Así que desde ese entonces lucho con el denostar de un sector de la población, la crítica de otro sector y el bullying de otro sector. Ahora el bullying y el acoso es todo cibernético, el acoso es a través de las redes y uno tiende a pensar que las redes son el mundo. Gracias a Dios que las redes son una ínfima parte del mundo, son una herramienta que está mal usada y a veces se transforma en una cloaca pública, pero que la hacen tres o cuatro o 15 o 20, no es la opinión generalizada de la gente. Hay que saber leer o hay que aprender una cosa fantástica que me enseño Mario Delgado Aparahín: no contestar; porque si contestás les das identidad y la otra es el poder del dedo, no para metérselo donde la gente piensa, sino para bloquear.

Sergio Puglia. Foto: Francisco Flores
Sergio Puglia. Foto: Francisco Flores

—Cambiando de tema pero no de canal, ¿cómo afectó a Puglia Invita el coronavirus?

—El tema que tuvimos fue que venía haciendo una temporada de festejos por los 30 años. Durante el verano hice cuatro programas en Colonia, cuatro en Canelones y cuatro en Punta del Este. Tenía todo armado y pensaba volver a Montevideo para cerrar los festejos con un gran programa que no voy a contarte, pero ya tenía hasta los invitados y el lugar, pero la cuestión es que caemos en esta crisis humanitaria y yo tenía programados dos programas a grabar en un hotel de Montevideo. Cuando se declara la pandemia, me empiezan a llamar los invitados para decirme que no van a venir. La realidad es que la gente mira una mesa con dos o cuatro invitados y se piensan que somos solo nosotros y no. Un Puglia Invita lleva unas 30 personas entre el equipo de cocina, gente de piso, cuatro cámaras, sonido, maquilladores, son unas 30 personas, más los invitados entonces es imposible hacerlo.

—¿Y qué solución encontró para mantener el programa?

—Como soy un maniático y guardo y guardo, resolví hacer, hasta que pase esto, una especie de revisión de lo mejor de Puglia Invita a través del tiempo. Son entrevistas que no salen de manera natural, sino que están retocadas en el sentido de que algunas fueros hechas específicamente para la promoción de un espectáculo y la parte promocional está cortada de una forma para que tenga un interés general. Y el resultado son unas joyas que miro y digo, ¿cómo hicimos esto? Y seguiremos así hasta que se resuelva el tema este del coronavirus.

Sergio Puglia. Foto: Francisco Flores
Sergio Puglia. Foto: Francisco Flores

—¿Y cómo lo lleva el tema del confinamiento?

—Maravillosamente bien. Todo ese tiempo que uno parece no dedicarle a la casa, porque como digo vivo off shore, y la casa se tranforma en un dormitorio, llegás cansado y no podés más y el único tiempo que le dedicás a la casa es el sábado o domingo; entonces ahora le dedico todos los días y no dejé de trabajar ni dejé la rutina, eso es importante. Me levanto, desayuno, me informo como siempre, leo los diarios online, después me pongo a cocinar, cosa que antes no hacía, después hago radio a través de una aplicación, entonces no me pesa la vida encerrado. Y después me pongo a escribir un libro pero no te voy a contar de qué se va a tratar.

—No puede decirme eso, ¿de qué se va tratar el libro?

—No sé cuándo va a salir, si este año o el próximo, y se va a tratar de las recetas de mi vida, acompañadas de cómo llegaron a mi vida, con qué personaje, con quién las aprendí, los lugares donde las conocí. Es como caminar 70 años con mi vida; y ya me dijeron que no pueden ser muchas recetas. Lo importante es que me estoy entusiasmando escribiendo este libro.

—¿Se ha visto afectado económicamente por el coronavirus?

—Estoy preocupado por la situación económica porque va a ser un palazo para todos, ya es un palazo para todos. Independientemente de dónde estés, te agarra el tsunami. El COVID-19 es democrático porque no hay clase social a la que no pueda penetrar, no hay situación en la que no se pueda meter. Entonces no hay lugar dónde zafar y hay gente que está totalmente sumergida, la gente jornalera, pero también la actividad privada está sufriendo, envíos al seguro de paro, el corte de ingresos y los empleados públicos la misma historia, por eso es democrático.

—¿No estaba pautado para estos días el inicio del rodaje de Masterchef Celebrity?

—Sí, estaba pautado empezar a filmar en los primeros días de abril pero a causa de esto se corrió en forma indefinida, quiere decir que empecemos en el segundo semestre. Calculá que se va a prolongar por marzo, no sé si no en mayo también, quiere decir que si la cosa mejora, capaz que en mayo empezamos a grabar, o en junio, así que estrenaremos en el segundo semestre.

—¿A quién le gustaría ver en esta nueva edición de Masterchef?

—No tengo la menor idea de quiénes son, porque la producción es tan brillante que no nos dice quiénes son los participantes. Eso es muy interesante, porque no podemos tener un lineamiento de nada, o decir que prefiero a este o a aquel, no tengo idea de quién va a participar. Los voy a conocer cuando empiecen las filmaciones, ahí será la presentación. Lo que sí sé es que va a haber una gran diversidad en lo que es el mundo de las celebridades. Me imagino que irá desde un actor, un cantante, bailarín, deportista, un artista plástico, habrá de todas las manifestaciones. Me imagino que no será solamente gente de la farándula. Pero no sé específicamente nada, cosa que me da una gran alegría, porque así uno puede reaccionar auténticamente.

—Esa autenticidad es lo que la gente valora en usted.

—A veces pienso que me tengo que retirar. Los años pasan y 42 años en los medios es mucho. Se fueron muy rápido. Siempre me dejé llevar por el disfrute de trabajar más que por el querer tener permanencia. Fui trabajando en función de eso y no pensé que pasaban los años. Ahora, en mi casa viendo las fotos y las entrevistas que he hecho, me doy cuenta de los años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados