NOVEDAD

Todos contra todos: el libro prohibido de los periodistas deportivos

Gustavo Basorelli adelanta su libro Son todos una manga de periodistas deportivos, que aborda los conflictos cada vez más duros entre esta raza de comunicadores.

Gustavo Basorelli. Foto: Marcelo Bonjour
Gustavo Basorelli. Foto: Marcelo Bonjour

¿Por dinero, por poder o por ego? Seguramente por todas esas razones, la raza de los periodistas deportivos debe ser la más conflictiva del universo mediático. El libro Son todos una manga de periodistas deportivos, de Gerardo Bassorelli, hincha allí el diente y recrea y amplía los entredichos y enfrentamientos entre los exponentes de este grupo de comunicadores. De editorial Fin de Siglo, sale a la venta este lunes.

Para el autor, periodista deportivo desde hace 26 años y actualmente en La República, el ambiente está más caldeado que nunca. “La gente percibe que los periodistas se comportan como prostitutas, que venden su opinión al mejor postor”, asegura.

Los pro Tenfield de un lado y los anti Tenfield del otro. Desde hace dos décadas, la empresa que tiene los derechos de TV del fútbol marca una clara división de aguas. La mayoría de los conflictos entre los periodistas están definidos por estar o no estar en la vereda de la empresa.

“De los dos lados, creo que hay quienes opinan con convicción. Pero están los pro Tenfield y los anti Tenfield que no dicen lo que piensan, sino lo que le conviene a su bando. Eso es pésimo, habría que desterrarlo. La idea del libro es un poco desenmascarar eso”, considera Basorelli.

También señala que hay periodistas que en realidad son operadores de dirigentes o de representantes de jugadores. “En estos años he visto tantos chanchullos”, dice y algunos quedan en evidencia en el texto.

Bassorelli entrevistó a la mayoría de los periodistas deportivos involucrados en los distintos conflictos, con la excepción de Mario Bardanca. “No quiero hablar de estos temas porque a mí me hicieron mucho daño, me afectaron laboralmente”, se excusó.

A modo de adelanto del libro, a continuación va un extracto de los conflictos más recordados.  

“Amenaza” a Diego Muñoz.

El libro revela algunos datos nuevos sobre aquel episodio del año 2006 cuando Nelson “Tano” Gutiérrez le dijo a Diego Muñoz, diálogo mediante con su padre, que lo iba “a matar” debido a sus críticas a Tenfield.
El caso derivó en una denuncia penal que fue archivada y en otro enfrentamiento secundario: Diego Muñoz versus Rodolfo Pereyra.

El texto recoge las versiones de ambos y Pereyra es particularmente incendiario. Llama “salame” a Muñoz y dice que el verdadero ideólogo de la denuncia penal fue Joel Rosenberg, contra quien carga las tintas. “El que generó todo el lío fue Joel Rosenberg, que trabajaba conmigo en la radio y en la televisión y siempre fue bastante incapaz, pero es un tipo creído. Toda la vida fue un salame”.

Las “peleas” de Scelza.

El periodista Juan Carlos Scelza es uno de los más citados en el texto.
Diego Muñoz, por ejemplo, le dedica estas palabras: “Yo creo que es una persona que más daño hizo en el grupo de Deporte Total. Su ingreso en Deporte Total fue de las peores cosas que nos pasó. Scelza es una persona que no tiene nada positivo. Nada, nada, nada de lo que hace tiene una pizca de bueno”

En la entrevista con Bassorelli, JC se defiende de las acusaciones. “Él dejó de saludarme”, dice sobre Diego Muñoz. Y sobre los periodistas con prédica anti Tenfield, asegura: “Me parece bárbaro que critiquen a Tenfield y que critiquen a los periodistas si no les gustamos. Podemos debatir y charlarlo”.

Incluso habla de un sonado rumor que se despertó años atrás cuando Scelza apareció en cámaras con un brazo entablillado. El rumor indicaba que había sido golpeado por un exbasquetbolista en supuesto reprimenda por un amorío con su esposa.

Pero la versión de Scelza es que tuvo un accidente: al podar una enredadera cortó un cable de electricidad que le provocó la lesión de brazo y codo. La principal testigo es su suegra, que estaba en la casa cuando se accidentó.

Goñi versus Toto.

Otro conflicto que tiene larga data pero se ha recrudecido en los últimos meses enfrenta a Javier Máximo Goñi y Jorge Da Silveira. Tampoco se saludan. Los dos dan su testimonio en el libro de Bassorelli.
El último enfrentamiento se debe a que Da Silveira habría intentado un acercamiento con Radio Oriental para liderar un equipo deportivo de cara a 2019 y “tomar” el lugar de Goñi.

Da Silveira responde en el texto. “Yo con Oriental nunca hablé. Yo no conocía ni el edificio de radio Oriental. La única vez que fui a radio Oriental fue porque un gran amigo mío como el Negro Abel Duarte me invitó para el programa que hace los domingos, ‘El Divague’. Fue la única vez y nunca más pisé la radio. Y empezaron a decir que yo había ido a ofrecerme a Oriental. Eso es un desvarío total”, dice.

Gorzy vs. Ríos.

El cruce más reciente abordado en el libro Son todos una manga de periodistas tiene como protagonistas a dos excompañeros, como Julio Ríos y Sergio Gorzy.
A raíz de los audios que propiciaron la renuncia de Wilmar Valdez, los periodistas se han dicho de todo a través de los micrófonos y las redes sociales.

Otro de los cruces más recordados fue el que tuvieron al aire de La hora de los deportes, Gorzy con Alfredo Etchandy. “Dígale a la gente que usted me quiere echar del programa”, le decía Etchandy a raíz de una discusión que, cuándo no, se había generado por posturas diferentes sobre Tenfield.

Ambos abordaron aquella discusión con la perspectiva de la actualidad. “Yo asumo mi cuota de responsabilidad. Él no me pidió disculpas, simplemente sintió lo mismo que yo, que esa discusión en determinado momento se nos fue a los dos de las manos”, dijo Gorzy.

¿Genuinos?

Gerardo Bassorelli duda de la autenticidad de las posturas de la mayoría de los periodistas deportivos. Luego de estudiar sus conflictos y opiniones, asegura: “Qué raro que los anti Tenfield, en todos los temas, opinan contra Tenfield. Y los otros siempre opinan a favor. Una vez en la vida deberían opinar cruzado. Ese es para mí la principal prueba de que tienen una opinión a sueldo”.
Para Bassorelli, la polémica sobre el la intervención en la AUF es otra muestra de ello. “No puede ser que de un lado todos hablen de golpe de estado y del otro lado aplaudan todos a la FIFA y la Conmebol. ¿Quién es el independiente?”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)