ENTREVISTA

"Peke" Sander y trabajar con Ángel de Brito: "Ya se convirtió en una causa de Estado"

La periodista habla del febrero sin Carnaval, el enfrentamiento con Sebastián Corbo y las chances de estar en el programa de Ángel de Brito

Fernanda Sander. Foto: Fabián Curzio
Fernanda Sander. Foto: Fabián Curzio

Se le conoce como la "Peke" Sander, y aunque su nombre es Fernanda, dice que si en la calle la llaman por su nombre, no se da vuelta. Desde hace más de una década, la “Peke” entró en la casa de los uruguayos a través de la pantalla de VTV y se convirtió en una de las caras más reconocibles del Carnaval, donde entrevista a los conjuntos apenas bajan del escenario. Dice que este año extrañó mucho no estar en el Teatro de Verano, aunque siempre le busca el lado positivo a los problemas y dice que descansó mucho. Sobre su presente, el enfrentamiento con el periodista Sebastián Corbo, los chismes, y la posibilidad que surgió en las redes sociales para que se sume al programa Los ángeles de Ángel, habló Fernanda “Peke” Sander con la revista Sábado Show.

—Fueron meses complicados sin Carnaval, ni espectáculos públicos para cubrir. ¿Cómo lo viviste?

—La verdad, he transitado por todos los estados. El no haber tenido Carnaval fue una afectación emocional muy fuerte, también económica. Pasé por una etapa de dolor, de frustración, pero finalmente hubo que aceptarlo. Lo que tenía que hacerse era suspenderse, porque los carnavaleros no somos kamikazes que queremos Carnaval a costa de la vida de la gente, ni nada parecido. Le fui buscando el lado positivo a todo, veranee que hace varios años que no hacía, y ahora estoy contenta porque se me ha dado la posibilidad de volver al fútbol para hacer las previas.

Peke Sander. Foto: Niko Azaretto
Peke Sander. Foto: Niko Azaretto

—¿Hace cuanto no tenías un verano para descansar, o disfrutar como el resto de la gente?

—Hace 13 años que no me tomaba licencia en enero que es cuando los funcionarios judiciales normales toman su licencia, porque estamos en feria. Descansé, veranee, tomé sol, leí mucho. Siempre hay que buscarle el lado positivo, porque hasta en la situación más triste, hay un aprendizaje detrás.

—¿Qué aprendizaje dejó el enfrentamiento en redes con Sebastián Corbo?

—Fue triste, un mal momento porque sentí que fue injusto, sobre todo porque él me conoce, sabe los sacrificios que hice para estudiar, fuimos compañeros. Con esto no digo ser mejor ni peor que nadie, pero él sabe todo lo que pasé. No me da vergüenza decirlo, que muchas veces llegaba a mi casa a estudiar a la luz de la vela porque había venido UTE y me había cortado la luz. Y eso no me hace ser ni mejor ni peor periodista que nadie. Me dolió porque él sabía mis sacrificios, como muchos colegas también hicieron y no llegaron a lo que llegué. Todos podemos discutir si las disculpas fueron sinceras o no, esos son 10 pesos aparte. Es un tema laudado, pero el haber tenido que acudir a abogados, fue molesto. Y sobre todo, que en pleno Siglo XXI sigamos pensando que las mujeres llegan a donde llegan porque hicieron tal o cual cosa. Eso, más allá que mi problema le puso nombre, apellido y cara, es algo a lo que las mujeres estamos expuestas todo el tiempo. Eso es lo que más me preocupa.

Peke Sander
Peke Sander

—¿Cómo fue vivir esos momentos?

—Mirá, hace 16 años que vivo en Malvín alto y me conoce todo el mundo. Y realmente, al otro día que saltó todo el lío, bajé a mi perro, Homero y sentí vergüenza. Sentí que la gente me miraba, yo estaba esos días en el juzgado atendiendo público y tengo una cierta exposición y responsabilidad más allá de lo de la televisión. Venía la gente, me hablaba y no estaba bueno. Tengo una madre que está enferma, tenía pareja en ese entonces, tengo amigos, familia y fue súper injusto. Pero lo que más me preocupa es que se siga manteniendo ese prejuicio. Y veo mujeres en el periodismo deportivo que me dan orgullo. No las voy a nombrar porque seguro que me olvido de alguna y se arma lío, pero son mujeres que están pelo a pelo discutiendo con hombres, demostrando conocimiento y que se están formando, hacen cursos para ser entrenadoras. Con mi caso, recibí el llamado de la Vicepresidenta de la República para solidarizarse conmigo. Creo que la ola lo sobrepasó, pero sigo recibiendo mensajes de mujeres que siguen teniendo problemas con él, entonces siento que no aprendió.

Peke Sander. Foto: captura
Peke Sander. Foto: captura

—Cambiando de tema, ¿Qué hay de cierto sobre los rumores que vas a ser movilera, panelista invitada, o quién sabe qué en Los ángeles de Ángel?

—En este país, el chimento está mal visto. Todo el mundo dice que no mira Intrusos, Los ángeles de Ángel o Tinelli, pero saben todo lo que pasa. Yo consumo periodismo de chimentos y lo digo. A De Brito no lo puedo ver porque trabajo en ese horario, pero lo sigo y veo los reels que suben del programa, pero consumo América y chimentos. Lo asumo. En mi Twitter siempre estoy compartiendo noticias del espectáculo que son pintorescas y la gente se cuelga. Surgió ahí la movida de escribirle a Ángel de Brito, empezaron a mandarle mensajes y ya se convirtió en una causa de Estado. Obviamente que siento que no tengo ninguna esperanza, pero la gente sabe que de verdad me gustaría. Es un chiste. Apelaría más a tener un segmento de espectáculos en algún programa en la mañana, a irme a trabajar con Ángel de Brito. Sería una tonta si pensara que De Brito me va a llamar, pero si quiere hacerlo que lo haga.

Peke Sander. Foto: Niko Azaretto
Peke Sander. Foto: Niko Azaretto

—¿Hay nervios o ansiedad por que se confirme un Carnaval para 2022?

—Después de la cachetada del año pasado, prefiero tomármelo con calma. El año pasado me tocó cubrir cada una de las reuniones que se hizo entre Daecpu, la Intendencia y el Ministerio de Salud Pública. Vi cómo primero se reunieron para lograr un 70 por ciento del aforo, después para tratar de salvar los desfiles, después de reunieron para que tratar de que hubiese Carnaval. Así que de a poco sentí que esa llama se iba apagando y que el Carnaval se me iba como agua entre los dedos. Por eso, para evitar otro golpe, y tengo mucha fe y ganas de que haya, me lo tomo con más mesura. Otros años a esta altura en mi trabajo en el Poder Judicial estaba pidiendo la licencia para febrero. Hoy decido tomarlo con más cautela pero con el pleno deseo de que haya Carnaval. Sería muy duro otro febrero sin Carnaval. Creo que vamos a tener Carnaval, que no va a ser el mismo al que estamos acostumbrados. No va a haber pedregullo, ni bajadita así que veremos qué va a ser de mí. Vamos a tener un Carnaval distinto y hay que tener en claro que un montón de cosas, ya no las vamos a poder hacer. Todos vamos a perder un poco, pero la realidad es que lo que se proponga va a ser eso, o no será. Estará en cada director de escenario y de conjunto resolver qué es lo que harán; si tirarse al agua dispuestos a perder dinero, o no.

Fernanda "Peke" Sander. Foto: Fabián Curzio
Fernanda "Peke" Sander. Foto: Fabián Curzio

—Claro, hay un negocio en torno a los tablados que también se van a tener que repensar.

—Sí. Nosotros siempre hablamos de 40.000 fuentes de trabajo, pero la realidad es que cuando tuve oportunidad de cubrir la previa de Uruguay con la vuelta de la gente en la cancha, hay un montón de cosas que uno a priori no las ve, pero que son fuente de trabajo para muchas personas. Los que venden las banderas, pintan las caras, y lo mismo pasa con el Carnaval: el que maneja el ómnibus, el que pinta los zapatos, el que vende las telas. Y han sido dos años donde ha pasado mucho en el país a nivel político, económico y social por la pandemia; y creo que hay una necesidad por decir cosas y de escuchar también.

—Pese al mal trago de febrero, el año pasado volviste a la cancha para cubrir fútbol.

—Me dieron la posibilidad un domingo, cuando los partidos no se podían jugar con resultado visto. Había tres partidos a la misma hora, me dieron la posibilidad de cubrir Danubio - Rentistas; Danubio peleaba el descenso y tenía que ganar o ganar; Rentistas tenía que ganar si quería ser campeón y Nacional perder; fue una muy linda experiencia donde me sentí muy cómoda. Me gusta el fútbol, todo el mundo sabe de qué club soy hincha, pero descubrí que me gusta mucho hacer las previas, eso es lo mío, cantar con los niños, juntarme con la gente, abrir un tupper. Soy una caradura que se divierte y la gente se copa también. Voy a hacer una previa el mes que viene, así que estoy contenta. También tuve la posibilidad de estar en los Premios Graffiti, así que estoy agradecida. Obviamente que el cimbronazo del Carnaval fue terrible, pero tuve la posibilidad de ir a Pasión Noticias, así que hay que tratar de encontrarle lo positivo a la vida, sino caemos en una rosca de la que no salimos más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados