ENTREVISTA

Mariale Jaimes: "El año pasado fue muy duro; llegué a pensar en volverme a Venezuela"

La comunicadora viene de un año complicado luego de su salida de "Santo y seña". Se recompuso gracias a empredimientos propios, como una marca de ropa deportiva y el ciclo "Un café con Mariale".

María Alejandra Jaimes
María Alejandra Jaimes. Fotos: Leo Mainé. Vestido : Nicolás Osano. Maquillaje Pipí Fiandra. Peinado: Elgue Martín. Accesorios: Las Marietas. Locación: Casa Gómez

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

—¿Cómo evalúas la experiencia de Gente de mierda, la obra cuyo elenco integraste en la temporada 2021?


—Esta obra fue uno de los procesos más emocionales que he vivido en el teatro. Pasamos por muchas etapas personales y profesionales. Estábamos todos en un estado muy sensible por todo lo que estábamos pasando: contagios, pérdidas de familiares, problemas laborales y la gran incertidumbre de que iba a pasar con el teatro… En fin, fue un proceso basado en miedos, pero con muchas satisfacciones. Nuestro director José María Novo siempre nos mantuvo motivados y gracias a ese espíritu que tiene él, nos mantuvimos en pie.

—¿Cómo es tu personaje? ¿Qué relación tenés con él?

—Mi personaje se llama Mariana. Es una directora de Marketing que llega a Uruguay para pedirle a Luis (personaje de Leo Franco) que escriba un libro sobre Uruguay porque ella lo va a vender en el mercado internacional. Mi personaje representa la inclusión de los inmigrantes en el país. Habla de la empatía, el respeto y la aceptación. También refiere a la frialdad de las redes sociales y de esa poca humanidad que existe en muchas ocasiones en los trabajos, donde no te importa el trabajador si no los objetivos de la empresa. Esa sería la parte mala de mi personaje. Tengo mucha relación porque al principio Mariana llega con una idea del país, idea que va mutando a medida que va conociendo a los uruguayos y se va integrando y adaptando a las costumbres y tradiciones. También Mariana aprende a respetar, valorar, aceptar y a querer ese país que la recibió. Lo mismo me ocurrió a mí en la vida real.

—¿En qué crees que la gente puede ser de “mierda”?

—En ese discurso de solidaridad, empatía, respeto, inclusión, unión y otros más que todos los días vamos oyendo pero muy poco ponemos en práctica. Leyendo Gente de mierda me sentí identificada, pensé: yo también he cometido este error. Porque todos en algún momento hemos señalado, juzgado, hemos sido poco solidarios y hasta egoístas. Unos en mayor medida que otros. Pero que tire la primera piedra quien esté libre de pecados. Por mi parte, el ser inmigrante, el haber pasado tantas cosas me ha enseñado mucho. Pero me falta mucho por aprender.

—El año pasado, luego de tu salida de Santo y seña y otros episodios, como un estafa informática, viviste momentos duros. ¿Cómo fue para vos salir de eso?

—El 2021 para mí fueron 5 años en uno. Fue una caída tras levantada constante. Hoy puedo decir que estoy agradecida con Dios, mi familia, mi familia adoptada en Uruguay y a mi misma porque nunca me vencí, al contrario aproveché las herramientas que aprendí del 2020 para ponerlas en práctica. Una amiga me dijo: “Aprovecha esa ventana que se abrió para demostrarle al mundo quién es Mariale, es ahora amiga, no puedes dejar que eso muera. Y así fue que nació Un café con Mariale mi programa de entrevistas para canal YouTube y mi emprendimiento de ropa deportiva Amanon. Me enfoqué en estudiar también y prepararme más, así que realicé un curso de periodismo que fue un gran aprendizaje.

María Alejandra Jaimes
María Alejandra Jaimes. Foto: Leo Mainé.

—¿Dudaste de quedarte en Uruguay?

—Sí, dije que capaz era hora de ir a otro lado, así como paso en España que se venció mi momento y me vine a Uruguay. Pero me daba miedo porque ya llevo 13 años fuera y volver a comenzar es un miedo que nunca pierdes. Lo enfrentas cada vez mejor, pero ese terror de arrancar en un país que no es el tuyo y no saber que va a pasar nunca lo pierdes. Ni que tengas 100 años fuera de tu país natal. Pero sí, lo pensé, incluso hasta en volver a Venezuela.

—Tomaste el riesgo de dejar tu trabajo estable como docente en un gimnasio para lanzarte a emprendimientos propios. ¿Cuánto costó tomar la decisión?

—Mucho. A mitad de año por suerte todo mejoró. Yo llevaba 6 años trabajando en un lugar al que le tengo mucho aprecio, pero llegó el momento de volar. Estaban ocurriendo cosas maravillosas con Un café con Mariale y con Amanon, así que llegó el momento de partir. Saber que te vas a quedar sin tu sueldo estable es aterrador, pero para que los sueños salgan adelante, necesitaba enfocarle todas las energías posibles. Me encontré con que era más difícil de lo que creía emprender, pero he aprendido mucho, sigo aprendiendo, he tenido errores, tropiezos, alegrías y recompensas. Pero sigo todavía luchando por conseguir mi sueño. Apenas llevo desde Septiembre, así que me queda mucho camino por recorrer, ya que Uruguay no es un país fácil y menos económico. Así qué hay ponerle garras.

—¿En este tiempo has tenido chances de regresar a la TV?

—He regresado como invitada a distintos programas. Al no quedarme quieta y demostrar en mis redes y con mi canal de entrevistas que yo estaba presente y que seguía en el ruedo. Me llamaron de muchos programas para hablar de mis proyectos y de mi país. Era una llamada tras otra. Y eso me llenó de alegría, pero sobre todo de un profundo agradecimiento. Esa ventana que me están dando me está abriendo puertas y caminos. Todavía no hay proyectos seguros, pero muchas ventanas abiertas, y sé que el 2022 trae un regalo para mí.

—¿En qué formato te gustaría volver?

—Me gustan los programas de entrevistas. Contar la historia de otros me ha demostrado que ayuda a muchos, es un disparador motivacional que puede movilizar y ayudar al que en ese momento está pasando por algo y ven esa entrevista. Así pasó en mi programa. Me gustan los programas de entretenimiento y que tenga algo que aportar socialmente, amo los programas de nutrición y de herramientas para mejorar la salud física y mental. Me gustan los concursos, soy fan de La Voz desde que nació el programa, cuando vivía en España y lo veía soñaba con ser la que acompaña a los concursantes y las familias.

—¿Mantenés vínculo con el equipo de Santo y seña?

—No con todos. Pero con los que llegué a formar un lazo sí. Santo fue para mí manejar un Ferrari y llegar a la meta sin chocar. Parte de llegar a la meta fue gracias a mi compañeros, ellos estuvieron apoyándome mucho. Hoy seguimos en contacto y la verdad los quiero y los respeto mucho como profesionales.

María Alejandra Jaimes
María Alejandra Jaimes. Foto: Leo Mainé.

—Hubo algunas polémicas nacidas del paso por el programa (el vestuario o que no eras uruguaya). ¿Fue en ese momento de algunas críticas en redes sociales que viste como “la peor cara” del uruguayo?

—Las críticas en redes sociales se dan en todos lados del mundo. Hoy en día el mal uso de las redes dado por muchos hace que salga la peor cara de los seres humanos. El 18 de mayo de 2021 fue un día muy duro para mí. Llegue a una exposición muy grande a la que no estaba acostumbrada y fueron muy duros conmigo sin conocerme. Lloré todo el día y no me levanté de cama. Pero por suerte y gracias a todos los que en ese momento me conocían el 19 estaba en pie y cerré la temporada de Santo y seña con un cariño enorme del público. Me fortalecí con los comentarios malos y buenos, con las ofensas y los elogios. Con las polémicas que vinieron después y demostré que no soy la comunicadora que salió de una caja de jabón o hizo un casting cama como decían muchos. Soy Mariale Jaimes una venezolana que lleva muchos años buscando un lugar en los medios y un sueño que no se va a detener hasta que yo así lo decida.

—¿Uruguay es más o menos machista que Venezuela?

—Tengo que decir que es un poco más machista que Venezuela. Acá he vivido cosas y he pasado por momentos que en Venezuela ya han quedado atrás y se han superado hace mucho. Un ejemplo es que desde que tengo uso de razón en mi país habían más conductoras mujeres que hombres, muchas con programas deportivos o siendo la cabeza de los informativos más importantes. No quiere decir que tiene que ser que hayan más mujeres que hombres. Pero siento que acá falta darle más lugar a la mujer en los medios. Igual queda mucho por avanzar en mi país, acá y en todos lados.

—¿Cuáles son tus planes para 2022?

—Vuelve Gente de mierda en marzo en el Teatro El Tinglado. Llega la segunda temporada de Un café con Mariale. Aspiro a seguir creciendo con mis emprendimientos y a buscar mi lugar para volver a la pantalla. Queda mucha Mariale por crecer profesionalmente. Confío en lo que soy como profesional y sé que me merezco volver.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados