LA DÉCADA DEL CHIMENTO

Luis Carballo y los 10 años de Algo Contigo: "Derribó tabúes y fue un quiebre para la tv"

Enemistades, llamados, dependencia del rating y hasta un juicio. Los secretos del programa que hace 10 años cambió la forma de ver la farándula uruguaya en voz de su conductor, Luis Alberto Carballo.

Luis Alberto Carballo. Foto: Estefanía Leal. Outfit: Studio Muto
"Hay personajes que creen que por venir a Algo Contigo bajan de nivel. Allá ellos", indica el conductor. Foto: Estefanía Leal. Outfit: Studio Muto

-¿Cuál es la sensación al haber cumplido 10 años al frente de Algo Contigo?

-La sensación es de mucha felicidad. Estoy muy contento con que Algo Contigo haya cumplido 10 años, y también con que siga vigente. Hubiese estado lindo hacer una fiesta, pero por lo que está pasando no se puede.

-¿Qué tuvo que hacer Algo Contigo para poder llegar a los 10 años?


-Supo aggiornarse. Nosotros vamos testeando lo que la gente quiere, el público nos guía y le hacemos caso sin perder nuestra esencia, que es la de hablar de espectáculos.

-¿Le ganaste al prejuicio que establecía que no había contenido suficiente para hacer un programa de espectáculos en Uruguay?


-Al principio me costó. Nosotros queríamos que acá pasaran cosas y no pasaba mucho. Usábamos información de Argentina, y le pedía a la producción y a los panelistas que al menos sean contenidos sobre uruguayos que estuvieran allá. La fuimos llevando y lo conseguimos. Algo Contigo derribó tabúes. Yo veo que ahora hasta en los noticieros pueden pasar el nacimiento del hijo de un famoso. No me quiero jactar de que cambié la televisión uruguaya porque no estoy ni cerca, pero hubo un quiebre. Demostramos que se podía hacer, se podía contar que Fulano se separó o que se fue de tal canal.

-Pero pasaron 10 años y Algo Contigo todavía recurre a noticias del espectáculo argentino, ¿en ese aspecto no se logró evolucionar?


-A mí me encantaría hacer un programa solo con noticias uruguayas, si hubiese...

-¿No hay?


-Ahora los espectáculos están frenados por la pandemia, pero en Algo Contigo siempre hubo actores y artistas promocionando espectáculos. Pero por otro lado también contemplamos al público que consume las noticias de Argentina. Hay que tener en cuenta que si salís a la calle y preguntás quién es Juana Viale, la gente la conoce. Y no es que la conoce por mí, sino por sus productos que han llegado acá.

-¿Decís que las estrellas argentinas siguen siendo más populares que muchos artistas uruguayos?

-Sí, pero no es el punto porque esos artistas uruguayos que no son tan conocidos también tienen su espacio en el programa. Y las figuras argentinas que la gente conoce también tienen que estar. Los tres canales uruguayos están invadidos de contenidos argentinos, ¿me van a criticar a mí por hablar de esos personajes?

-Entonces en parte es cierto lo que dijo Yanina Latorre en cuanto a que el periodismo de espectáculos de Uruguay "vive" de lo que pasa en Argentina.


-Sí, yo no le discutí eso en ningún momento porque mucho de lo que decía era cierto. El problema de fue la forma de la que lo dijo. Para nosotros el tema terminó cuando ella empezó a hablar de nosotros de manera despectiva. Decía que no nos conocía, pero al quinto programa ya nos podría haber nombrado en vez de hablar de "el barbudo" y "el peladito". Cuando nos faltó el respeto se terminó el tema.

Luis Alberto Carballo. Foto: Estefanía Leal. Outfit: Studio Muto
"Me hubiese gustado tener más tiempo a Daiana Abracinskas", señala sobre las figuras que pasaron por el panel. Foto: Estefanía Leal. Outfit: Studio Muto

-¿Hay algún aspecto de Los Ángeles de la Mañana o Intrusos que te gustaría que tuviera Algo Contigo?

-No, no lo necesito.

-¿Te gustan?

-Intrusos siempre me gustó. Adrián (Pallares) y (Rodrigo) Lussich son tremendos conductores, y obviamente me gustaba mucho el de Rial. Viviana Canosa también me divertía.

-¿Te gusta Jorge Rial?


-En la ebullición de Intrusos me parecía muy atractiva la forma de la que él manejaba el programa. Tenía contenidos con los que no me sentía identificado, pero como conductor siempre me gustó.

-¿Y por qué te molesta que te comparen con él?


-¿Quién te dijo que me molesta? Si después de diez años el único argumento que tienen para criticarnos es decir que imito a Rial, que lo sigan haciendo. Significa que no tienen otra cosa para criticar.

-¿Recordás alguna etapa difícil de Algo Contigo en la que la audiencia no haya acompañado tanto?

-Sí, hubo. Tuvimos momentos así que por suerte no duraron mucho. Uno lo sufre mucho y se pone a pensar si lo podrá remontar. La televisión es una picadora de carne y el día que la gente no nos mire, el programa no va más. Por suerte las veces que tuvimos bajones de audiencia, que habrán sido dos en diez años, pudimos levantar cabeza rápidamente.

-Pasaron muchos panelistas, ¿hay alguno que te gustaría volver a tener?


-Hoy con Giannina (Silva), Luciana (González), (Gustavo) Insúa y Anahí (Lange) tengo de los mejores paneles que he tenido en los diez años, pero también hay muchos que extraño y que me gustaba cómo funcionaban. Por nombrarte a alguien te diría que me hubiese gustado tener más tiempo a Daiana Abracinskas. Es una gran profesional que rendía mucho al aire. La ida de Daniel Alejandro y Nano (Invernizzi) también la sufrí porque son amigos.

-¿Y te has desilusionado de alguna de las personas que pasaron por el programa?


-Desilusión no, pero sí alguna de las personas que pasó por el programa tuvo actitudes que yo no me esperaba. Nada de vida o muerte.

-¿Hay figuras a las que les incomoda aparecer en Algo Contigo?


-Hay mediáticos que no participan del programa. Nos hicieron entender que no quieren participar, entonces nosotros ni siquiera damos información sobre esas personas. Consideran que por venir a Algo Contigo bajan de nivel. Si sienten que se rebajan, allá ellos. Son personajes de segunda línea.

-¿Te ganaste enemigos por Algo Contigo?

-No sé si enemigos pero sí algunas enemistades. De cualquier manera son casos que no me quitan el sueño porque son personas que lo único que hicieron fue confirmar lo que yo ya pensaba sobre ellos.

-¿Recibís llamadas de famosos pidiendo que no se hable de determinado tema?

-A veces. Me acuerdo de una anécdota muy simpática: una vez yo estaba de vacaciones y me llamó Lucía Brocal, que recién se había separado. La noticia había salido en Tv Show, pero la abuela no se había enterado, entonces me pidió que esperara un día para comentarlo en el programa porque quería hablar con ella y que no se entere por mí. Así que esperamos.

-En 2013 enfrentaste la única instancia judicial que tuviste por Algo Contigo, que fue la demanda que te inició Carolina Villalba por entender que había una campaña en su contra por declaraciones que habían hecho invitados al programa, ¿esta experiencia te asustó o condicionó la forma de la que tratás los temas al aire?


-No porque esa demanda fue un error. Yo creía que tenía la confianza suficiente con esa persona como para hablarlo, así que nunca terminé de entender por qué nos demandó. Me acuerdo que en ese instancia una persona dijo "sabemos que en esos programas se le dice al invitado lo que tiene que contestar", y yo no me podía reír porque estaba la jueza adelante. Uno podría entender esa actitud de alguien que no tuviera nada que ver con la televisión, pero no de alguien profesional. Hoy es una experiencia que recordamos con humor.

-El otro día comentaste al aire que te amenazaron con otro juicio.


-Si la persona de la que recién hablamos que yo no puedo nombrar hubiese actuado como actuó esta otra nos hubiésemos ahorrado guita, abogados y tiempo. Esta última persona que decís que me amenazó estaba enojada, pero nos pusimos a hablar, nos pedimos disculpas, aclaramos temas y se solucionó así, como tiene que ser. No pasó más de eso.

-¿Te imaginás diez años más haciendo el programa?


-Si tengo la posibilidad de seguir variando, sí. Algo Contigo es un hijo. Era una aventura que podía llegar a durar dos meses, pero a la gente le gustó.

-¿Te gustaría hacer otro producto de forma paralela?

-Sí, han habido otros proyectos e ideas. Me encantaría. Tengo ganas de hacer algo de entrevistas o entretenimientos y juegos con el público.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados