Jorge Seré en Rusia 2018

Leyenda mundial

Jorge Seré está instalado en Rusia y allí estará hasta que finalice la campaña uruguaya. “Esperemos que me quede hasta el último día”, asegura el exfutbolista y hoy comentarista en Canal 10 y Radio El Espectador.

Jorge Seré.
Jorge Seré.

El exarquero de Nacional acudió al Mundial invitado como “leyenda FIFA” a nivel mundial, un título que ostenta desde hace tres años y en homenaje a sus logros deportivos. Está alojado en el mismo hotel que Ronaldo, Iker Casillas o Carles Puyol. “Todos me hablan bien de Uruguay. Los único que críticos somos nosotros mismos”, asegura. Creo que la celeste está para grandes cosas y hasta el momento varios de sus pronósticos en la pantalla de Canal 10 se han cumplido.

—¿Cómo ves el partido de hoy ante Portugal?: ¿Qué pronóstico te animás a hacer? —Estoy confiado en que Uruguay va a hacer un gran partido. De ahí a adivinar el resultado, es muy difícil. La verdad es que no llegamos a jugar este partido ante Portugal pensando en que somos menos que ellos. Eso ya es un triunfo. Luego, en el desarrollo del partido se pueden dar mil variantes. Tengo toda la esperanza de que vamos a ganarlo. Si se llegara a dar un alargue y definición por penales, tenemos jugadores muy calificados para conseguir la clasificación. Pero más allá del deseo, es difícil pronosticar. Estaremos jugando contra un seleccionado poderoso y estoy convencido de que ellos tampoco están felices de enfrentarnos.

—¿Cuáles crees que serán las claves del partido?

—Nosotros tenemos una buena defensa y ellos están muy bien en ataque, en especial por lo que ha demostrado Cristiano Ronaldo. Pero confío en que podremos limitarlo.

—Estás instalado en Moscú desde hace varios días, ¿cómo evalúas la experiencia?

—Una maravilla. Debido a mi carrera en el fútbol, soy uno de los denominadas "Leyendas FIFA" a nivel mundial. De la mano de Gianni Infantino, la organización me invitó y estoy desde el 9 de junio. Estuve en el partido inaugural y también en el primer partido de Uruguay ante Egipto en Ekaterimburgo. El resto lo he seguido desde Moscú, donde está el hotel y el Centro de prensa desde donde hacemos mis participaciones para Canal 10 junto a Marcelo Scaglia y también para Radio El Espectador.

—A propósito, en los primeros dos partidos tus comentarios fueron premonitorios: gol de pelota quieta contra Egipto y gol de Suárez contra Arabia. ¿Sos adivino?

—(Risas) No, fueron expresiones del momento, pero si asociadas al potencial de Uruguay. La selección tiene una pelota quieta muy fuerte, tal vez de las mejores de la Copa y no hay que desmerecerla. Valen igual los goles.

—¿Habías participado de algún otro mundial?

—No. Como jugador integré varios planteles de Uruguay, disputé Copas de América pero mundiales no me tocó. Así que estoy feliz de vivir mi primer mundial en este rol.

—Más allá de lo que pueda ocurrir hoy, ¿cómo analizás la campaña uruguaya hasta el momento?

—Todos hablan bien de Uruguay. Los únicos que lo criticamos son los uruguayos. Estos días he estado compartiendo conversaciones con otras "leyendas FIFA" en el hotel y todos nos elogian. Iker Casillas, Ronaldo, Carles Puyol, Cafú... todos me hablaron de la solidez del equipo. Pero en Uruguay nos quedamos muchas veces con que no jugamos bien o en el nivel que nos gustaría. Por momentos, pienso que los uruguayos no sabemos disfrutar de las victorias. Que podemos jugar mejor, sí, es cierto. Pero una cosa no quita la otra: disfrutemos.

—¿Cómo analizás la situación argentina, que clasificó sufriendo y al filo de cornisa? ¿Sos de los uruguayos que se ponen contento cuando Argentina pierde?

—No. Después de Uruguay, yo siempre hincho por Argentina. Pero esta vez debo decir que han hecho méritos para lo que les sucede. Hicieron todo mal, desde el manejo de los dirigentes, del cuerpo técnico y de jugadores. Ni hablar de la dureza, lindera con la falta de respeto, con la que se maneja la prensa. No quiero que pierdan, pero si se van en el próximo partido, merecido lo tienen.

—Fuera de lo laboral, ¿has podido disfrutar del viaje?

—Sí, he hecho algunas escapadas. Estuve en el Metro de Moscú que es impresionante. Y a nivel de experiencia personal, a los pocos días de llegar fue invitado a un concierto de Plácido Domingo en la Plaza Rojo. Vladimir Putin estaba a 10 metros de mí. Nunca imaginé vivir algo así.

—¿Cómo se vive el Mundial a nivel cotidiano en las calles?

—Para el ruso común y corriente no cambió nada. Las rutinas son las mismas. No se ven banderas, ni nada en los comercios. En las diferentes fan fest por supuesto que el colorido es otro porque está lleno de turistas. La hinchada más bulliciosa que he visto, hasta ahora es la mexicana.

Un idioma complejo

La mayor complicación que encuentra Jorge Seré para el día a día en Moscú ha sido el idioma. "Los jóvenes hablan más inglés, pero los mayores de 40, criados en la URSS, dominan poco ese idioma", asegura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º