ENTREVISTA

Jose Damiani, el "agropop" llegó al Auditorio

La cantante uruguaya habla de su presentación en el Auditorio Nacional del Sodre, donde lanzó "Viviendo voy", su disco debut

Jose Damiani. Foto: Lucía Conesa
Jose Damiani. Foto: Lucía Conesa

Se llama Josefina, pero todo el mundo la conoce como Jose Damiani, y es la nueva cara de la música floklórica en nuestro país. Este mes lanzó su disco debut, Viviendo voy, que presentó en un concierto realizado en la sala Hugo Balzo del Auditorio Nacional del Sodre. Días antes de su presentación, lanzó el videoclip de “Florecita del interior”, una canción que habla de esas mujeres del campo que tienen que salir de su entorno para alcanzar sus sueños. Con mucha simpatía y más elegancia, la joven cantante habla de su ascendente carrera, el éxito que está viviendo, la influencia de Shania Twain en su música y cómo ha sido estudiar guitarra junto a Eduardo Larbanois, en esta entrevista con Sábado Show.

Jose Damiani llega felíz a la redacción. Parece más una modelo que una cantante de folklore, aunque a ella parece no importarle la comparación. Tampoco le preocupa la popularidad que está teniendo, que en pocos meses pasó de cantar en bares de Montevideo a presentarse en la sala Hugo Balzo del Auditorio Nacional del Sodre, con localidades prácticamente agotadas. También lanzó un videoclip, que en apenas dos semanas ya supera las 17.000 reproducciones en Youtube. Nada mal para una joven cantante de música folklorica.

Jose Damiani. Foto: Difusión
Jose Damiani. Foto: Difusión

Damiani llegó al Auditorio para presentar Viviendo voy, su disco debut que contó con la producción de Max Capote. Su estilo musical mezcla elementos pop y folclóricos no sólo a nivel musical, también a nivel estético y visual para navegar en lo que denomina el nuevo género: el agropop.

A ese disco pertenece la canción “Florecita del interior”, que presentó en el Sodre surge luego de charlas y vivencias de Jose Damiani con sus amigas del interior. A ellas está dedicada esta canción que compuso en honor de todas las jóvenes, del país como del mundo, que tienen que dejar su tierra natal para poder alcanzar sus sueños.

—Empezaste hace poco en la música y ya te presentaste en la sala Hugo Balzo del Auditorio.

—Sí, hace poquito y ha sido un salto muy grande. En el Auditorio había estado una vez como telonera de Lorca y Pazos, y de esto hace ya un tiempo.

—¿Te imaginabas tener este éxito en tan poco tiempo?

—No, no me lo imaginaba, porque no fue buscado. Tenía la ilusión como toda jovencita cantante que arranca. Ahora sí me pongo metas y lo encaro con metas más marcadas, ya las busco con esfuerzo y ahora sé que no es de un día para el otro. Bueno, tampoco fue de un día para el otro, pero se dio todo muy rápido. Siempre sin perder la ilusión que tenía de chica.

—¿Cuándo lanzás el disco?

—El disco todavía no está listo, estoy deseando escucharlo.

—Que las entradas prácticamente se agotaran un mes antes de tu presentación, habla de un público que estaba a la espera de una renovación en el folklore uruguayo.

—Sí. Me llegan mensajes de gente que nunca en su vida había escuchado folklore y al haber escuchado mis canciones, ahora lancé “Florecita del interior”, me piden que les recomiende más música o artistas y me dicen que se van a poner a escuchar este estilo de música. Me dicen que les planteo este estilo de música desde un lado que nunca se esperaban, y está bueno eso, captar otro público, y no solo el que ya escuchaba folklore.

—¿Y cómo surge esta unión de pop y folklore?

—Por mi personalidad y mi gusto. Soy una chica de Montevideo que si bien tengo un fuerte vínculo con el interior, una hermana mía vive en Young, otra en Tacuarembó, mi papá vivió toda su infancia en Florida, y por ir al campo en Sierra del Carapé en Maldonado desde chica.

—Tus hermanas diseñan indumentaria...

—Sí, están en la moda y me encanta todo esa parte también que es más típica de Montevideo. También por mi ascendencia italiana, con lo criollo se armó esta mezcla.

—Empezaste estudiando música con Eduardo Larbanois, ¿seguir yendo a clases?

—Sí, es un maestro porque tiene vocación. Hay músicos que saben mucho y cuando lo conocí para hacer estas canciones que grabamos juntos, me impresionaba cómo enseñaba, y con esa vocación me atrapó. Ahora está de gira y yo dejé este mes porque estoy a mil. Igual estoy deseosa de retomar las clases, porque es súper exigente, y si estás a mil no podés ir a clase porque te tenés que comprometer con esto.

—¿Quién te influenció más, Taylor Swift o Shania Twain? Ambas vienen del country y han hecho una carrera exitosa en la música.

—Shania, me encanta desde chica. Porque las letras de ella son muy de las mujeres y de sus sentimientos, y eso me llamó la atención. Yo le escribo a las mujeres del interior y Montevideo, desde una manera muy emocional. Shania Twain me encanta y me inspiro hasta en sus looks.

—También lanzaste hace poco un videoclip de la canción “Florecita del interior”.

—Es un homenaje que escribí a las mujeres del interior, pero que también puede ser para cualquier mujer. Es sobre esas mujeres que tienen que dejar su pueblo natal por una necesidad, ya sea por estudios, trabajo o por amor. Y le puse “florecita” porque quería poner a esas mujeres como en un pedestal, también porque a la mujer del interior se la tiene como machona, y para mí es una delicadeza, como una flor. Compuse la canción, el videoclip estuvo muy bien logrado y es impresionante la cantidad de mensajes que me llegan del interior, Montevideo y también de Argentina y Brasil.

—¿Qué te dicen?

—Me cuentan sobre el sacrificio que tienen que atravesar una joven cuando se tiene que ir. Está buenísimo.

—¿Y cómo te sentís grabando videos? Porque es una faceta distinta a la de componer canciones en tu casa.

—Larbanois me decía el otro día: pero al final estás para el cine. Los rodajes, lo que llevan de tiempo, es increíble. Pasamos muchísimo frío, la actriz principal, es una genia y fue perfecta. También la gente de la producción, con la que terminamos haciéndonos amigos y ya somos un equipo de trabajo. Porque no se puede creer todo lo que hicimos para tres minutos, parecía una película. Mucho rato, pero fue divertidísimo y me encanta jugar con la cámara.

—¿Porqué Jose Damiani?

—Me llamo Josefina, y me encanta, porque la gente me dice ¿José? Cuando sacamos el video con Larbanois le decían, me encanta el video, pero ¿quién es la chiquilina?, porque claro, firmo como Jose Damiani. Jose es porque me llamo Josefina, pero siempre me dijeron, mis familiares y amigos, Jose. Si me dicen Josefina es mi madre pare rezongarme.

—¿Cuándo fue y qué recuerdas de tu primera presentación?

—Hace tres años. La marca de mis hermanas (VDamiani) cumplía cinco años y me convocaron para que hiciera un show acústico. “Veni con la guitarra y tu estilo”, me dijo mi hermana Victoria. Y así fue. Llegué con mi sombrero y la onda folk. Desde siempre me incliné hacia ese estilo, en la música y en la indumentaria. Obviamente, en aquella primera presentación estaba renerviosa. Fui con un amiga que me acompañó a cantar. Tuve 20.000 errores pero los pude disimular y gustó mucho. Después eso, a la semana ya me estaban llamando de bares y boliches de moda para que cantemos. Como mi amiga no me iba a acompañar siempre, me largué sola.

—¿Qué te pedían en aquellos primeros toques?

—La onda de aquel show, medio folk, con un toque agro. El agropop, digamos. Fue un chiste que quedó como nombre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)