ENTREVISTA

Jose Damiani, la voz del agropop

"A la gente le gusta que el folclore tenga un toque más de pop, de una chica de Montevideo", asegura la artista sobre la devolución del público.

Jose Damiani. Foto: Lucía Conesa
Jose Damiani. Foto: Lucía Conesa

Canta desde niña. Pero fue hace tres años, cuando la convocaron a un show para un evento, que su carrera comenzó a dar un vuelco. Hoy, Jose Damiani ha dejado su otra profesión (magisterio) para dedicarse 100% a la música. Dueña una voz privilegiada, la joven montevideana ha revitalizado el género folclórico con un toque de pop. “Siempre me gustó la onda folk, desde Shania Twain al folclore más tradicional argentino o uruguayo”, asegura la joven que suele lucir un look campero, con botas y sombrero. Si bien se crió en la capital, sus visitas al campo de su familia han marcado su vida y son la fuente de su inspiración. Damiani está preparando su primer disco.

-¿Cómo fueron tus comienzos en la música?
-Desde chica. En el colegio me interesaba todo lo que tuviera que ver con música y traté de aprovechar los estudios. Con el profesor Martin Bergengruen que es un genio aprendí mucho. Luego seguí con otras profesoras de canto de forma particular. Estudié canto lírico que era lo que me recomendaban por el tipo de voz. Me dijeron que era soprano y que era la manera de explotar la voz.

-¿Cuál fue tu primera presentación?

-Hace tres años. La marca de mis hermanas (VDamiani) cumplía cinco años y me convocaron para que hiciera un show acústico. “Veni con la guitarra y tu estilo”, me dijo mi hermana Victoria. Y así fue. Llegué con mi sombrero y la onda folk. Desde siempre me incliné hacia ese estilo. Me gusta mucho desde Shania Twain al folclore nuestro o el argentino. Obviamente, en aquella primera presentación estaba renerviosa. Fui con un amiga que me acompañó a cantar. Tuve 20.000 errores pero los pude disimular y gustó mucho. Después eso, a la semana ya me estaban llamando de bares y boliches de moda para que cantemos. Como mi amiga no me iba a acompañar siempre, me largué solo.

-¿Qué te pedían?

-La onda de aquel show, medio folk, con un toque agro. El agropop, digamos. Fue un chiste que quedó como nombre.

-¿Cómo es hoy tu día a día artístico?

-Ya estoy dedicada 100% a la música. En ese momento estaba estudiando magisterio y lo musical era como un hobbie. Tenía toques cada tanto. Cantaba covers y ahora estoy armando temas propios.

-¿Cuál fue el punto de quiebre?

-Cuando me contactó Max Capote. Vio un video mío en Instagram, en realidad en la cuenta de mi hermana porque yo tenía muy pocos seguidores. Se comunicó y me dijo que cuando tuviera un tema propio, me comunicara para ir a su estudio y charlar. Así fue: compuse mi primer tema y fui con él a pulirlo. En paralelo, comenzaron a sumarse shows y más shows. Ahora estoy preparando el primer disco con Max como productor. Hoy le sigo dando forma a la carrera. Mi día a día es ese. Dejé de trabajar como maestra y estoy dedicada 100% a lo musical: componiendo, ensayando, produciendo...

-¿Cómo se perfila ese disco?

-Por ahora no tengo fecha de lanzamiento del disco. En setiembre vamos a hacer un show en la sala Hugo Balzo, donde seguramente mostremos todos los temas. Pero tengo el lema de ir paso a paso y viviendo el día a día y mostrando las canciones de a poco. Ahora lo que hice fue sacar un tema homenaje a Amalia de la Vega. Grabamos con (Eduardo) Larbanois una versión de Mate amargo y también aprovechamos para grabar otra canción, de homenaje a Violeta Parra. Quedé muy contenta con el resultado. Tuvimos muchísima repercusión

-¿Tus canciones propias van también por la línea del folclore?

-Sí, aunque en realidad hay canciones que son súper pop. Mi primer tema No quieren hablar, por ejemplo, no es del género folclórico pero lo rural siempre está presente.

-¿Sos de Montevideo?

-Sí, me encanta la ciudad. Pero desde chica voy al campo y tengo un vínculo muy fuerte. Tengo una hermana que vive en Young y siempre el Interior me llamó la atención. Si bien en lo musical, No quieren hablar no se inscribe en el género folclórico, todo lo visual del videoclip fue rodado en el campo, donde yo tuve mis mayores experiencias. El actor que está ahí es un gaucho jineteando.

-¿Has estado en festivales en el Interior?

-Estuve en Sarandí del Yi en la fiesta del cordero pesado y muchos otros. Reciben muy bien mi estilo que no es folclore cerrado, que tenga un toque más de una mujer de Montevideo. Es raro que a alguien de Montevideo le guste esa onda. La mayoría de la gente que me sigue creo que es del Interior o tiene afinidad con el campo. De todos modos, creo que ahora estoy saliendo de ese círculo. Me ha pasado de ir a lugares con público que rara vez escucha folclore y me piden igual un show. Cuando voy, quedan encantados con mi estilo. No pueden creer y quedan copados. Se está poniendo de moda.

-¿Qué importancia tienen las redes?

-Estoy en Instagram y ahora en Facebook me hice una página. Porque un sitió de Salto compartió el video de Mate amargo (con Larbanois) y se viralizó por esa red social, así que me hice la página.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)