RELATO

La historia de amor de Marina Aguirre y Seba Sánchez: "Por suerte tenemos ideologías afines"

Los comunicadores llevan medio año de romance a gran intensidad. "Parece que llevamos cinco años juntos", asegura ella, que trabaja con la diputada Verónica Mato. Él es parte de "Hombres de fútbol".

Marina Aguirre y Sebastián Sánchez
Marina Aguirre y Sebastián Sánchez. Foto: Leo Mainé.

La fecha oficial de inicio de este romance es el 16 de julio de 2021. Ese día, conmemorativo del 71 aniversario de la gesta de Maracaná, los comunicadores Marina Aguirre y Sebastián Sánchez sellaban de forma presencial el comienzo de una intensa historia de amor, que los tiene hoy más unidos que nunca.

Pero la historia viene de mucho tiempo antes, en cantidad y en calidad. “Se ha dado todo con mucha intensidad. Estamos desde julio pero parece que llevamos cinco años juntos”, asegura ella.

Aguirre, ex Buen día Uruguay y Sánchez (actualmente en Hombres de fútbol, Radio Carve) se conocen desde 2013 cuando ella visitó, como invitada, el programa radial. Pero de aquella entrevista no surgió más nada que el conocimiento mutuo: ambos estaban en ese momento en pareja. Pasarían más de siete años y una pandemia para que el destino nos uniera.

En abril pasado, en medio de una ola de caso de coronavirus, el diagnóstico positivo de covid - 19 afectó a Marina Aguirre, que debió aislarse como es de rigor en estos casos. Si bien no llegó a la internación, la pasó fea con el coronavirus. En redes sociales se encontró con una compañía inesperada: mensajes de aliento que le llegaban de Sebastián Sánchez, cada vez más frecuentes y cada vez más profundos.

Ese contacto hizo que en la tarde Maracaná todo fluyera. “La base era muy buena”, asegura el periodista deportivo. Para Aguirre, que actualmente trabaja en la secretaría de comunicación de la legisladora frenteamplista Verónica Mato, lo único positivo del covid fue el contacto con Sánchez. Además, la comunicadora está al frente del programa “A la izquierda late el corazón”, en radio fénix: un ciclo donde se analiza la actualidad en clave política.

Marina Aguirre y Sebastián Sánchez
Marina Aguirre y Sebastián Sánchez. Foto: Leo Mainé

En la actualidad no conviven formalmente, pero pasan mucho tiempo juntos y comparten el día a día de sus actividades en las redes sociales. “Estamos mucho tiempo juntos. A esta altura de nuestra edad, se prioriza el tiempo y la pregunta sería: para qué estirar lo que podría ser ahora. Capaz que lo políticamente correcto sería avanzar más lentamente, pero considero que lo pasa es lo que tiene que pasar. Pasamos muchas horas del día juntos”, asegura Seba Sánchez.

Esta pareja implica también el ensamble de una familia: ella es madre de dos hijas adolescentes (17 y 19 años) mientras que el periodista deportivo tiene a Milagros, de 10 años.

“En los momentos de convivencia ellas están con nosotros y son parte de esto”, asegura Marina.

En el plano de los objetivos, Aguirre y Sánchez planean de ahora en más intensificar el vínculo, lo que incluye el casamiento y un hijo de la pareja. “Nuestras tres hijas son parte de lo que vivimos. Son parte de nuestra historia. No nos sacamos nada. Estamos para sumar. El mayor desafío que tenemos es unir todo esto y sumar nuestra cuota”, cuenta Sebastián Sánchez.

Marina Aguirre valora este amor en la madurez. “Cada uno vivía sus historias, con cosas que nos ha pagado”, dice. “Los dos vivimos cosas fuertes que nos marcaron y el momento de unirnos era ahora. No era en 2013 ni más adelante, era ahora”, complementa.

El 18 de mayo pasado, Sánchez debió atravesar el duelo más duro de su vida: víctima del covid 19 falleció su hermano menor, Pablo. “Me pegó la muerte de mi hermano pero no me ganó el miedo al virus. No vivo perseguido”, dice.

"Yo respiro política; estoy 100% politizada"

Marina Aguirre y Sebastián Sánchez
Marina Aguirre y Sebastián Sánchez

A Marina Aguirre y Sebastián Sánchez les gusta mucho salir y participan de actividades musicales y de cine. Es común encontrarlos en eventos de la movida montevideana. Fueron parte, por ejemplo, del Gran Premio Ramírez el pasado 6 de enero.

“Tratamos de compartir muchas cosas”, dice. Los temas de los medios de comunicación suelen estar presente en las conversaciones entre ambos. Por ejemplo, Sánchez suele acompañar a Aguirre en las audiciones de Radio Fénix y ella también puede aparecer en Radio Carve, para ir a buscarlo luego de Hombres de fútbol

¿Hablan de política en la vida cotidiana? “Ella habla más que yo”, comenta Sánchez. “Yo respiro política: estoy totalmente politizada. Sea lo que sea que vamos a hablar, porque todo tiene su que ver. Lo bueno es que es algo que le gusta y por suerte tenemos ideologías afines y maneras de pensar muy parecidas en varios puntos. Eso ayuda, más allá de que podemos tener algunas discrepancias, pero las coincidencias ayudan a la armonía”, comenta Marina Aguirre.

Sánchez complementa: “Me gusta la política. Yo he ido mutando en mi carrera. Empecé con el periodismo deportivo y hoy estoy más con el periodismo cultural. Pero soy consciente de que la política es fundamental para entender muchas cosas porque se aplica al deporte, a la vida. Ella, además, viene con información fresca. Así que pueden surgir charlas interesantes”.

En cuanto a las diferencias, ¿hubo discusiones por política? “Es raro que tengamos una discusión, ni siquiera a nivel de pareja. En cuanto a la política, por lo general llegamos a acuerdos”, responde ella.

Si bien no lo descarta, Marina Aguirre no está haciendo sus primeros pasos de una carrera política. Busca terminar su licenciatura en comunicación y en 2021 logró diplomarse en comunicación política. “Mi foco es la comunicación. Más allá de que he estado en listas de relleno pero nunca me planteé una carrera política. Me gusta como herramienta para avanzar en el mundo de la comunicación. Creo que se necesita más gente especializada en comunicación política. Lo que me apasiona es la radio, la TV, escribir”, asegura la joven.

El camino de ella en los medios ha sido ecléctico: trabajó en Radio Sport con una columna sobre sexualidad. Luego se sumó con ese mismo rol al programa de Canal 10 Malas compañías. Lo suyo era la divulgación de temas de sexología. En 2010 fue incorporada a un equipo ampliado de Buen día Uruguay, donde permaneció dos temporadas.

Sebastián Sánchez integra Hombres de fútbol (Radio Carve) y por 15 años fue parte de La cuchara, un programa de divulgación cultural en la (desaparecida) Emisora del Sur, dependiente de las radios públicas. En la actualidad, también se dedica a las relaciones públicas y gestor cultural en el restaurante “El mesón" y los fines de semana forma parte del equipo de Rumbo a la cancha (VTV), con la conducción de Jorge Baillo. En breve, además, será el columnista de Carnaval de Así nos va (Radio Carve y Radio Cero). Además, formará parte del programa de Carnaval de Radio Monte Carlo. 

Reglas de juego. Marina Aguirre cree que existe la división a nivel de opiniones políticas. “No sé si es grave pero hay opiniones diferentes en las redes, como en la vida”, comenta.

“Muchas veces por decir lo que pensás, se recibe una agresión. Si bien soy de las que más me la juego a veces lo pienso dos veces antes de poner algo… porque conozco a la gente y sé lo que puede venir”, dice en referencia al epíteto de “foca”, entre otros insultos hijos de la grieta.

“En realidad, ahora están las focas albinas. Son blancas y aplauden todo el día”, dice.

“Cuando uno se mete con la política, uno tiene que tener claro los costos. Hay que saber que la mitad de las puertas se cierran y que vas a recibir críticas, algunas muy duras. Es parte de… Yo no voy a dejar de decir lo que pienso”, complementa.

Sebastián Sánchez compara que en términos deportivos existe la misma grieta aplicada a los colores de Nacional y Peñarol. “Si decís una cosa, te ponés a la otra mitad en contra”, asegura el periodista.

Y agrega: “De todos modos, no creo que ese sea el problema. Lo peor es que seguimos en esas burbujas. En Facebook, seguimos solo a gente que piensa como nosotros. En Twitter silenciamos a los que piensan diferente. Miramos la TV si alguien nos dice lo que queremos escuchar. Nos estamos viendo o leyendo cosas diferentes, por lo menos para conocer el otro”.

“Nunca tuve problemas familiares por política”, comenta entonces Marina Aguirre. “Pero supe de casos: amigas que me han contado que su tía o primos la bloquearon de redes porque pusieron una publicación alusiva al Frente Amplio”.

En la campaña que se viene por los 135 artículos de la LUC, Aguirre planifica una militancia intensa. “La ley no descansa y es elemental la militancia. Nos tomaremos unos días de vacaciones, pero luego empezaremos la campaña con todo”, dice y se muestra esperanzada. “Cuando empezamos con las firmas, nadie daba dos mangos. Las encuestas decían que no llegábamos”.

La comunicadora vincula la LUC con lo ocurrido con trabajadores en el Puerto de Montevideo, días atrás, cuando hubo enfrentamientos con la policía. “Con los trabajadores del transporte, hubo represión. Esa represión fue posible porque aplicaron la LUC y la represión no es buena ni conduce a nada bueno”.

Ella habla con pasión y mientras la escucha, Sebastián Sánchez asegura: “Me hace bien su intensidad”.

Para el futuro quedan los planes como pareja y familia e incluso como comunicadores. “Nos parece que puede estar bueno hacer algo juntos a nivel de comunicación”, dice el periodista.

“Intensidad no tiene por qué tener una connotación negativa. Hay cosas intensas que son positivas”, dice. “Yo soy el mejor ejemplo”, bromea ella.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados