Publicidad

Cine recomendado

Vivir al límite

Título original: the hurt locker | Director: kathryn bigelow | Actores: jeremy renner, christian camargo, brian geraghty, guy pearce, ralph fiennes, david morse | Género: drama | Duración: 131`

La guerra de Irak es el escenario para meterse en la labor de uno de los escuadrones que más siente que cada día puede ser el último. A ellos les toca desarmar bombas, por lo que su actividad los pone siempre ante un artefacto con el que si cometen el más mínimo error, lo más seguro es la muerte. Y eso queda claro desde la primera escena, en la que fallece su líder, dando entrada así a su reemplazo y protagonista del film: el sargento William James (impecable Jeremy Renner, bien nominado al Oscar). Este hombre llega con un curriculum de 873 bombas desarmadas, pero también con un modus operandi que desconcierta a sus compañeros y provocará buena parte de los conflictos y tensiones de esta historia. Vivir al límite es una película bélica, pero también es mucho más que eso porque Kathryn Bigelow sabe llevarla por terrenos como el miedo, la solidaridad, el arrojo. No hay héroes, sino personajes con contradicciones muy humanas. No hay mensaje sociopolítico, pero con lo que se muestra cada espectador podría armar el suyo. Lo que hay es una realizadora que con un hábil manejo de la imagen, los efectos especiales y la música, y el respaldo de un guión (Mark Boal) escrito en su justo término, construye un film que merece varios de los Oscar a los que es candidato (nueve), entre ellos el de Mejor del Año.

La canción de parís

Título original: faubourg 36 | Director: christophe barratier | Actores: gérard jugnot, clovis cornillac, kad merad, nora arnedezer, pierre richard | Género: comedia dramática | Duración: 120`

Chansonia es un local de music hall que quebró y que sus ex empleados intentan reabrir en el París de 1936. Entre ellos está el manager del lugar, un sindicalista bastante problemático, un imitador y una cantante que aparece como la joven promesa que puede sacar el lugar de la desgracia en la que lo ha sumergido un mafioso empresario fascista. Barratier no repite aquí lo hecho en Los coristas, simplemente llega a una historia amable, simpática y poco arriesgada, en la que se muestra una ciudad poco real. Hay algo de musical, algo de policial, algo de romance y algo de drama, pero todo en cuentagotas. Igual basta para pasar un buen rato.

Publicidad

Publicidad